Política Estado Español

BARCELONA #NOTINCPOR

Abucheos y pitadas al rey en la masiva manifestación de Barcelona

Durante la masiva manifestación al grito de “No tinc Por” en Barcelona, se han sentido fuertes pitadas y abucheos contra el Rey y Rajoy. Una gran pancarta con visibilidad aérea decía: “Felipe VI y Gobierno español, cómplices del comercio de armas. No tenéis vergüenza”.

Sábado 26 de agosto | 23:07

Foto: EFE / Quique García

“No tinc por” (No tengo miedo) ha sido el grito espontáneo que surgió en la Rambla de Barcelona y en la Plaza de Catalunya entre miles de personas tras el minuto de silencio al día siguiente de los atentados. Y que hoy ha sido repetido por 500.000 personas según la guardia urbana, en contra de los brutales atentados del pasado jueves 17 detrás de una enorme pancarta con el mismo lema.

Tal como ha sido previsto, encabezaba la representación institucional el rey de España, el presidente Mariano Rajoy, el presidente de Catalunya, Carles Puigdemont, y la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, entre otros. Pero detrás de ellos, se asomaba una gran pancarta que ocupaba todo el ancho de la avenida Passeig de Gràcia, que decía "Les vostres polítiques, les nostres morts" (Sus políticas, nuestros muertos).

La manifestación, que comenzó a las 18.00 horas locales, ha sido convocada por el Ayuntamiento de Barcelona y el Govern de Cataluña. Llevaban la pancarta miembros de los cuerpos de seguridad, servicios de emergencias, comunidades musulmanas y asociaciones vecinales, ciudadanas y comerciales y grupos profesionales que ayudaron a las víctimas en un primer momento.

Tras la cabecera desfilaban familiares de víctimas de los atentados de Barcelona y Cambrils -que causaron en total 15 muertos y más de cien heridos- y una delegación de organizaciones con carteles a favor de la paz, contra el racismo y en defensa de los derechos humanos.

Abucheos al rey y gritos de ¡fuera!

No obstante, han sido muy visibles pancartas críticas con los representantes políticos que decían “Felipe, qui vol la pau, no trafica armes” (Felipe, quien quiere la paz, no trafica armas”, “Sus guerras, nuestros muertos”, “Sus política, nuestros muertos”.

Otra enorme pancarta con visibilidad aérea que decía “Felipe VI i Govern espanyol, complices del còmerç d’armes. No teniu vergonya” (Felipe VI y Gobierno español, cómplices del comercio de armas. No tenéis vergüenza).

¡Fora, fora! (¡Fuera, fuera!), era el grito también muy escuchado contra el rey Felipe VI y Rajoy, entre abucheos y pitadas.

Es la primera vez que un rey participa en una manifestación, si bien Felipe VI había encabezado la de Madrid de 2004, cuando era príncipe, tras los atentados del 11 de marzo de ese año en la capital, que causaron 193 muertos y más de 1.700 heridos.

Muchas fueron las voces críticas. De hecho, una importante concentración alternativa a esta manifestación oficial tuvo lugar dos horas antes, convocada por más de 170 entidades sociales en rechazo a la participación del Rey junto a los gobiernos español y catalán.

La manifestación acabó en la Plaza de Cataluña, justo al lado de La Rambla, el lugar donde uno de los atacantes atropelló a decenas de personas con un furgoneta el 17 de agosto y causó 13 muertos y más de cien heridos.








Temas relacionados

Atentados en Barcelona   /    Carles Puigdemont   /    Política Estado Español   /    Ada Colau   /    Rey Felipe VI   /    Barcelona   /    Mariano Rajoy   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO