Géneros y Sexualidades

Abrazos, experiencias, diálogos de clase y género

Desde esta nota queremos expresar el diálogo político y fraternal que manifestaron ambas comisiones de mujeres reflejando la importancia de la organización para la lucha por nuestros derechos.

Viernes 1ro de julio | Edición del día


La lección de las compañeras de MadyGraf es la organización y la solidaridad de clase - YouTube

ARS: Cuando nos empezamos a organizar fue difícil, empezamos por el caso de Eugenia que padeció una situación de violencia en el Astillero ,tomamos la decisión de fundar nuestra Comisión, y este fue un primer paso. Somos conscientes de todas batallas que tenemos pendientes porque tomar esta decisión nos abrió los ojos para ver que tenemos que luchar con muchas situaciones, empezando porque nosotras no queremos ser como las delegadas del gremio que te hacen “un favor” o en ocasiones anotan los reclamos de las compañeras en un papelito con la promesa de volver y en realidad desaparecen, de esto estamos cansadas las compañeras. Nosotras queremos cambiar de raíz la situación de las 450 compañeras del Astillero, cambiar nuestra situación pero también la del conjunto, es una construcción colectiva para terminar con el abuso patronal que padecemos cotidianamente, donde por ejemplo, en un sector donde solo hay dos compañeras se les niega el baño haciéndolas caminar dos cuadras para que usen otro, sin contemplar que una de ellas está embarazada. Querer organizarnos, despertó gran revuelo incluso algunos cros nos llamaron “las locas” “las feminazis” hacían chistes machistas. Sabemos que nuestra organización debe ser democrática y solidaria esto es básico, pero para seguir era importantísimo para nosotras poder conocer a la Comisión de Mujeres de Madygraf que lleva 5 años organizada y conocíamos de su existencia.

Madygraf: lejos de los chistes de mal gusto, hay un reconocimiento a la fuerza potencial que tenemos organizadas, por esto es muy importante saber cómo apoyarnos unas a otras, contenernos, y darnos fuerza mutuamente para no bajar los brazos. TIENEN QUE SEGUIR! Y conquistar una delegada de género que realmente luche por cambiar la realidad de las compañeras del Astillero. Nosotras en Madygraf en estos 5 años hemos tenido muchas conquistas, personales y propias de nuestra organización. Ya no hay excusa que valga, estamos organizadas, sabemos que lo principal es la solidaridad entre nosotras, la solidaridad de clase, la solidaridad de género; y que como mujeres tenemos que unirnos y salir a pelear con un solo puño.

ARS: Ya empezamos a ver los frutos, desde la comisión, nos llaman por los internos," el otro día llegue y me dicen tenés a alguien al teléfono! lo primero que vino a mi mente fue: debe ser algún jefe para hacerme un llamado de atención. Pero NO, era una compañera!!! Quería contarme su situación, y las respuestas que no recibió por parte de la delegada.

Madygraf: Esta muy bueno que aunque no sean delegadas, lo luchen como comisión, acá las conquistas no se lograron como interna sino como Agrupación Bordo Gráfica Clasista en gran parte de lo conquistado. No ganar las elecciones no significa bajar los brazos, sino luchar con mas fuerzas que nunca , por su reconocimiento .

ARS: Al contrario cuando nos anotamos para delegadas de género, pensamos en que nos serviría para forjar una Gran Comisión de mujeres. Sabemos muy bien que los delegados logran llegar con los "favorcitos" solo así se hacen fuerte en el gremio, -acordarte que te di la categoría- o también -tráeme el día que faltaste y te lo cubro-. y Nosotras no tenemos nada de eso para ofrecer, ni queremos!!

ARS: Hay mucho machismo instalado y se hace muy difícil, esta tan naturalizado que los hombres van al baño con la puerta abierta y nosotras tenemos que verlos, se naturalizan los problemas de las mujeres de manera tal que por ejemplo el día femenino no existe.. los chistes sobre el día femenino son moneda corriente, -yo quiero el día masculino- a lo que les contestamos querés tu día masculino? Organízate , lucha y gánatelo.

Madygraf: Soy Ana formo parte de la comisión de mujeres pero en 2011 cuando hubo despidos en Donnelley a mi no me interesaba nada, porque mi compañero no era uno de los despedidos a pesar de que se me acercara una compañera y me dijera:- vení , organízate con nosotras, las esposas de los despedidos necesitan nuestro apoyo- y me entrego una carta, siguió sin importarme, más bien me resultaba un problema, por la misma presión de la familia que te dice -decilé a tu esposo que no se meta, que no hable con los delegados porque lo van a echar de su trabajo- y yo estaba cerrada en mi pensamiento egoísta. Pero un día decidí participar de una reunión de la comisión en la que se encontraba un delegado de la comisión interna e integrante de la “agrupación Bordo Grafica” y conto el conflicto, de la pelea que estaban dando y fue cuando tome conciencia, que se podía Luchar y desde entonces la Luchamos juntos con la comisión de mujeres y con la agrupación clasista. Fue un proceso difícil, al principio éramos 5, y a veces éramos más, pero nunca bajamos los brazos le tuvimos paciencia a cada compañera, porque no olvido que a mí también me costó abrir los ojos, hoy mi compañero me dice -si sabia no te traía- bromeando. Para nosotras una pata fundamental en toda nuestra organización es cultivar transparencia para poder cosechar la confianza. Ustedes tienen que tratar de forjar una comisión con transparencia, que puedan hablar si algo les molesta, si surgen diferencias, comprenderse entre ustedes como mujeres luchadoras, levantarse una a otras; eso ayuda a avanzar un montón. Todas somos diferentes y pensamos diferente y es necesario tener la paciencia, con cada mujer en su hogares y en su familia, es un verdadero trabajo de hormiga. Nosotras dimos grandes batallas, en esta fábrica bajo control obrero, no trabajábamos en iguales condiciones, al principio no teníamos ni voz ni voto, se burlaban de nosotras por no saber armar un bancal, por no diferenciar una llave francesa de una pinza; hoy a casi dos años después, tenemos voz y voto e intervenimos en cada asamblea aportando ideas y críticas para mejorar la gestión.
Contamos con varias compañeras maquinistas que llegan cada día al sector con su cajas de herramientas en mano listas para sacar adelante la producción, logramos nuestro día femenino luego de intervenir en una asamblea y explicar de manera detallada el ciclo menstrual femenino, nuestros compañeros nos cubren en nuestros puestos de maquina cada vez que deseamos asistir a marchas importantes como el 3J, 8 de marzo etc., un gran logro ir de a poco combatiendo todo ese machismo, el de los varones y el que tenemos incorporado nosotras mismas. También para poder organizarnos y reunirnos pusimos en pie la juegoteca, que para nosotros es una conquista fundamental y además es un ejemplo para todos los trabajadores que aun no tienen guardería en sus lugares de trabajo. Otra de las batallas que llevamos adelante es por la expropiación de Donnelley para los trabajadores. El Estado es el mayor consumidor de papel impreso. Acá no solo se imprimen revistas. También hemos hecho trabajo para el FINES. Por eso queremos que el Estado nos de trabajo. Por eso la expropiación. Y el trabajo del Estado. Por eso hicimos en su momento los cuadernos, y los donamos a los sectores mas carenciados. Así demostramos que Madygraf puede estar al servicio de la comunidad, que es lo que nosotros queremos. Y el Estado debería garantizar que estas 200 familias que resistieron la huida patronal, tengan trabajo permanente. En la campaña por las elecciones al sindicato, con la Bordo gráfica recorrimos muchos talleres y muchos lugares donde hay patronal y burocracia, estaban cobrando menos que nosotros. Los trabajadores de las cooperativas pagamos doblemente el tarifazo, acá en la fábrica y en nuestra casa. Pero seguimos organizados y peleando. Las invitamos a que nos ayuden con la campaña por la juegoteca y el pedido de expropiación.

Copreco: Me llamo Ivone. Mi marido fue despedido. Hace un mes, sin previo aviso. Tuvo mucho apoyo de sus compañeros que pararon la producción. Y estuvieron 9 días luchando en un acampe. Hubo medidas. Hubo cortes. Y me tocó muy de cerca, mas por el nene. Que sepan que detrás de cada compañero hay una familia. Y cuesta pero vemos que ustedes lucharon y no se dieron por vencidas. Por ahora somos poquitas. Somos tres. Pero queremos seguir integrando mujeres y ayudándonos entre todas. Es mi primer bebé. Si hubiéramos estado solos hubiera sido distinto. Me dolió mucho por él, pensando un montón de cosas. Pero me ayudó y sorprendió mucho el apoyo de los compañeros de trabajo. Y las docentes y los del astillero que venían siempre. Por eso decidimos con las chicas formar la comisión de mujeres y estar unidas juntas y vamos a seguir en la lucha así somos más.

Negro Montes: El orgullo que siento que hoy estén presentes hijas de compañeros de muchos años con los que hemos luchado juntos, compañeros de mi generación de los ’70. Recuerdo que las cosas en el Astillero comenzaron así como las están iniciando ustedes!! De a poco, primero era uno después eran dos, tres y iban sumando. Yo creo que van avanzar mucho tanto la Comisión del Astillero como la Comisión de Madygraf y que estén intercambiando experiencias es un paso enorme para mostrar en otros lugares como las mujeres se pueden organizar. y que se haga realidad lo que se canta siempre, "QUE CUANDO UNA MUJER AVANZA NINGÚN HOMBRE RETROCEDE".




Comentarios

DEJAR COMENTARIO