Política

CONGRESO NACIONAL

Aborto: se quebró el bloque de Lousteau y el Partido Socialista se quedó sin diputado

Luis Contigiani formó su propio bloque para poder votar en contra del derecho al aborto. Por su parte, el exembajador en Estados Unidos rompió el interbloque con el mendocino José Luis Ramón.

Martes 12 de junio | Edición del día

Foto: José Luis Ramón, primero desde la izquierda

Si se mira el universo de la Cámara de Diputados se encontrará que son muy pocos los espacios que, de cara a la discusión sobre el derecho al aborto, tienen una posición unificada.

Si hablamos de fuerzas políticas, solamente el Frente de Izquierda tiene una posición unitaria favorable a este elemental derecho. Esta posición política coincide con lo que expresan la totalidad de la encuestas. La legalización del aborto es ampliamente aceptada a escala social.

En los bloques mayoritarios lo que sobran son las divisiones y las tensiones entre quienes apoyan este justo reclamo y quienes lo rechazan cediendo a las presiones de la Iglesia católica y los sectores más conservadores de la sociedad.

Sin embargo, la división no es solo patrimonio de los bloques más numerosos. Por el contrario, los pequeños espacios también las sufren.

Así, en las últimas horas se conoció el quiebre del Interbloque Socialdemócrata que agrupaba al espacio que se referencia con Martín Lousteau (Evolución Radical) con el mendocino José Luis Ramón, del Partido Intransigente de Mendoza.

El diputado de Cuyo saltó a la fama temprano en la tarde de este lunes. Fue cuando anunció el cuarto cambio de posición sobre la cuestión del derecho al aborto. En un video de tintes bizarros anunció que votaría en contra de este elemental derecho. Tan solo dos días antes, en una entrevista que había concedido, había señalado que lo haría a favor.

El diputado “panqueque” fue rápidamente criticado en las redes sociales y por referentes de diversos espacios. Desde la izquierda, Nicolás del Caño señaló que lo que estaba en juego era la vida de las mujeres, poniendo en evidencia la superficialidad del planteo del diputado mendocino.

El escándalo escaló y obligo, horas más tarde, a que el bloque Evolución anunciara la disolución del interbloque que sostenía con Ramón.

En un comunicado que se difundió se señalaba que esperaban “que el diputado Ramón no haya tomado su decisión influenciado por estas presiones o, peor aún, como fruto de la especulación política. Cualquiera que sea su motivo, nos parece que la manera en que se ha comportado no está a la altura del debate ni de los estándares que pretendemos para nuestro espacio por lo que ya no participaremos de ningún interbloque con el diputado Ramón”.

Hay que señalar que Lousteau no parece el más indicado para criticar la especulación política de los demás. El diputado, en los últimos dos años y medio, pasó de oficialista a opositor para, desde ahí, saltar nuevamente hacia el oficialismo. Nadie podrá olvidar su participación en la sesión en la que se votó la llamada reforma previsional, habilitando el quórum que Cambiemos necesitaba.

Cuando el socialismo es una mentira

Luis Contigiani es el único diputado que el Partido Socialista tiene en la Cámara Baja. Como resulta lógico, fue elegido en la provincia de Santa Fe, único distrito donde ese espacio mantiene una fuerza más o menos destacable.

Sin embargo, este martes, Contigiani decidió abandonar ese espacio en función de poder votar en contra del derecho al aborto. Así, de buenas a primeras, decidió cambiar la denominación de su espacio, que ahora pasará a llamarse Frente Progresista Cívico y Social.

Desde que se conoció su posición negativa sobre el elemental derecho al aborto, el diputado santafesino no había cesado de recibir presiones. Referentes del Partido Socialista y figuras cercanas a ese espacio (como la ensayista Beatriz Sarlo) habían señalado que Contigiani debía renunciar a su banca si no actuaba acorde a lo que esa fuerza postula.

Finalmente, el diputado optó por quedarse con su banca y desligarse de la fuerza política por la que fue electo. Una muestra de oportunismo político puesto al servicio de rechazar una medida ampliamente reclamada en la sociedad.

Un derecho que se conquista en las calles

Los casos de Ramón y Contigiani muestran a que pesar de la enorme simpatía que existe en amplias capas de la población por el derecho al aborto, un sector de la casta política cede a la presión de la Iglesia y sectores conservadores.

Te puede interesar: Este 13J seamos miles en las calles para garantizar el derecho al aborto

Precisamente por eso, como se ha señalado, es necesaria garantizar las más amplia movilización para conquistar este derecho.







Temas relacionados

Martin Lousteau   /    Aborto legal, seguro y gratuito   /    PS   /    Nicolás del Caño   /    Diputados   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO