Géneros y Sexualidades

CONGRESO NACIONAL

Aborto legal: millones en las calles para que no nos roben nuestro derecho

Ante el anuncio de la kirchnerista Larraburu la variante del rechazo se fortalece en el Senado. Para imponer la ley, hay que redoblar los esfuerzos para ser millones en las calles.

Sol Bajar

@Sol_Bajar

Domingo 5 de agosto | 13:40

Después de semanas cargadas de maniobras y operaciones políticas, cuando faltan pocas horas para que se debata el aborto legal, nuevas declaraciones, esta vez provenientes de las filas del kichnerismo, fortalecen la opción del rechazo a la ley dentro en la Cámara alta.

“El proyecto es malo. Responde a intereses económicos extranjeros. Los pobres no abortan. Hay que volver a nuestra doctrina, el peronismo no es abortista. Debemos animarnos a ir en contra de esta moda. Voy a votar en contra del aborto”, dijo la senadora Silvina García Larraburu esta mañana en una entrevista que brindó a radio Mitre. La legisladora rionegrina borraba así de un plumazo las declaraciones que realizó su bloque ni bien obtuvo media sanción el proyecto de ley: los nueve integrantes del Frente Para la Victoria -dijeron- darían su voto favorable a la legalización. La noticia de este domingo confirmaba que Unidad Ciudadana, el bloque que lidera la ex mandataria Cristina Fernández de Kirchner, pasaría a dar también un tiro de gracia a la media sanción.

Con las declaraciones de Larraburu, el llamado “poroteo” se inclina más aún hacia los sectores más reaccionarios, que como venimos advirtiendo habitan todos los bloques de los partidos mayoritarios y este miércoles serán la voz cantante de la jerarquía de la Iglesia dentro del parlamento. Sumando la decisión de la senadora kirchnerista, el conteo de los votos indica que el 8 de agosto habría 37 senadores y senadoras que votarían en contra, 31 que lo harían a favor (con modificaciones a la media sanción que proviene de Diputados) y habría una abstención y una ausencia.

Con su apoyo, la postura de quienes buscan seguir imponiendo su moral sobre los cuerpos y sobre las vidas de millones de mujeres, se fortalece. En el camino, deja al desnudo la hipocresía que caracteriza al partido que cuando fue gobierno y tuvo la mayoría parlamentaria en ambas Cámaras, impidió -¡doce años consecutivos!- que el proyecto fuera debatido y tratado en el Congreso, condenando a la muerte y a terribles consecuencias sobre la salud a miles de mujeres.

Te puede interesar: La senadora del FpV Silvina García Larraburu votará en contra del aborto legal

Recordemos que después de haber impedido el avance de esta iniciativa, por expreso mandato de la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner, el Frente para la Victoria anunció que en el Senado todos sus miembros votarían a favor de la interrupción voluntaria del embarazo. De hecho, como recuerdan las redes sociales en este momento, la senadora rionegrina fue una de las estuvo a favor de esa decisión, por la que ya se había pronunciado en otras oportunidades.

Durante el debate en el senado, el FPV no emitió palabra. Los hechos que suceden hoy demuestran porqué. Todos los bloques políticos, a excepción del Frente de Izquierda, tienen la mirada puesta en el mandato papal y en la conveniencia electoral. Sólo el Frente de Izquierda, que levantó la demanda de legalización y despenalización del aborto en su programa y en su plataforma política, desde su inicio, ha acompañado sin fisuras este reclamo, en el Congreso y en las calles.

Te puede interesar: Contra la avanzada oscurantista y para conquistar el aborto legal, tomar las calles el 8A

No permitamos que nos roben nuestro derecho

La semana que comienza, la jerarquía de la Iglesia Católica prepara nuevas acciones, que se suman a las que ayer sábado impulsaron instituciones y pastores evangélicos, con la participación de senadores, diputados y funcionarios del oficialismo y la oposición del PJ. El martes 7 en la marcha de San Cayetano, y el miércoles 8 con una misa en la Catedral porteña y un acto en las inmediaciones del Congreso Nacional, volverá a pronunciarse contra este derecho elemental. Cuenta para desplegar su campaña con las millonarias sumas de dinero que obtiene mes a mes del financiamiento estatal.

Te puede interesar: Los antiderechos marcharon al Obelisco contra el aborto legal

En estos días se la verá seguir presionando para impedir que las mujeres accedan a este reclamo histórico, que ha llegado hasta el Palacio por la sola lucha de un movimiento que ganó la enorme simpatía de gran parte de la sociedad. Esa marea que se extendió a los colegios, a los lugares de trabajo, a los barrios, despertando cada vez más apoyos, el próximo 8 de agosto tiene el enorme desafío de multiplicar su fuerza con la movilización en las calles. Es fundamental, porque está en juego nada menos que la vida de las mujeres.

Que nadie nos robe nuestro derecho. Para que la media sanción se convierta en ley, sin dilaciones, sin maniobras y sin cambios, hay que intensificar el llamado a ser millones el 8 de agosto frente al Congreso Nacional, porque ese es el único lenguaje que pueden entender quienes cotidianamente le dan la espalda a las necesidades populares. A la alianza que ellos tejen con la jerarquía de las Iglesias, con las instituciones del Estado, con los gobernadores, con sus funcionarios de turno, hay que contraponerle la más amplia movilización en las calles, porque no podemos permitir que un puñado de senadores le arrebate a las mujeres su derecho a vivir.

Como señaló la diputada del PTS en el Frente de Izquierda Myriam Bregman, “los más reaccionarios festejan, quieren continuar manejando nuestras vidas, refuerzan su poder patriarcal, aunque sepan que seguirán muriendo mujeres. Se terminó el silencio: cada dirigente/a que está a favor debe llamar movilizar el #8A. Ahora, o nunca más hablen de feminismo”. Junto a Nicolás del Caño y Nathalia González Seligra, la referente del movimiento de mujeres ya anunció que estará presente en la movilización que se convoca para exigir la ley.

Después de haber arrancado la media sanción a la Cámara de diputados, con miles de jóvenes, trabajadoras y trabajadores en las calles, la marea verde tiene el enorme desafío de multiplicar sus fuerzas para imponer que el aborto sea ley. Para que un puñado de senadores y senadoras no decidan por nosotras, el llamado al paro y al cese de de actividades, la exigencia de micros a las conducciones sindicales, para que todas y todos puedan participar de esta jornada, para que el 8A se convierta en un insoslayable hecho político nacional, es fundamental.







Temas relacionados

Aborto legal, seguro y gratuito   /    Aborto   /    Géneros y Sexualidades

Comentarios

DEJAR COMENTARIO