Géneros y Sexualidades

ABORTO LEGAL

Aborto 3C, acompañamiento al embarazo e instituciones buitre

El programa de acompañamiento al embarazo fue una condición de la DC para apoyar el proyecto de ley. Diversas son hasta ahora las instituciones que se postularán al Minsal para hacer el acompañamiento. Afortunadamente este acompañamiento no es obligatorio.

Jueves 5 de octubre

Al menos ocho instituciones son hasta ahora las que buscan formar parte del listado que el Ministerio de Salud (Minsal) acreditará para el acompañamiento al embarazo. Este programa fue una de las condiciones de la Democracia Cristiana (DC) para apoyar el proyecto del aborto en tres causales. Las instituciones acreditadas no tendrán financiamiento estatal y será decisión de la mujer si quiere acceder al acompañamiento.

¿Cuáles son algunas de las instituciones que buscan ser parte de este listado?

La red "Chile es Vida" es una de ellas, esta red “pro-vida” está integrada por más de 50 organizaciones. El acompañamiento que realizan contempla apoyo médico, psicológico, jurídico y laboral. En esta Red destaca la corporación “Maternitas” la cual fue creada tras el conocido caso de Belén, la niña de 11 años que tras reiteradas violaciones de su padrastro quedó embarazada durante el gobierno de Sebastián Piñera quien aseguró que la niña "mostró profundidad y madurez". Posterior a eso declaró que se le entregarían todas las terapias necesarias, naturalizando que una menor violada tenga un parto.

Dentro de este circuito se definen como “sin ideologías” a pesar de que la mayoría de las organizaciones tienen vínculos con entidades religiosas. Esta misma red fue la que organizó la visita de Rebecca Kiessling, activista anti-aborto concebida por violación, quien causó polémica en las redes sociales tras su reunión con José Antonio Kast para solicitarle que derogue la Ley de aborto.

La Corporación Miles Chile es otra de las instituciones que busca formar parte del listado, y que ha estado desde siempre muy interesada en la despenalización del aborto. Esta institución es una filial de la transnacional abortista Planned Parenthood que cuenta con más de 600 clínicas en EE.UU y que llega a cobrar hasta cerca de un millón de pesos chilenos por aborto.

La insuficiencia de la actual ley de aborto y la necesidad de seguir organizándonos.

La red Chile es Vida asegura que de lo que hay que preocuparse es de resolver “eso” que hace pensar en el aborto a las mujeres en situación vulnerable, y en eso tienen razón. Sin embargo, ¿cómo pretenden asegurar una calidad de vida digna a las mujeres aliándose con un candidato fascista y pro-dictadura como José Antonio Kast?

Es necesario que las mujeres vuelvan a las calles y la organización del movimiento feminista por un aborto libre, legal, seguro y en el hospital, 100% financiado por el Estado. Para que la decisión de las mujeres no esté en manos de privados y cualquier compañera que quiera acceder a la interrupción del embarazo tenga garantizada la seguridad de la que el Estado es responsable.

Además de esto es necesaria la unidad del movimiento de mujeres con los demás sectores explotados y oprimidos, por una educación sexual integral, no exclusivamente heterosexual y libre de la moral conservadora. Además de la entrega completamente gratuita de toda gama de anticonceptivos de calidad en los centros médicos y educacionales.

En palabras del médico Argentino René Favaloro:

“Los ricos defienden el aborto ilegal para mantenerlo en secreto y sin pasar vergüenza. Se nos mueren nenas en las villas y en sanatorios hacen fortunas sacándole la vergüenza del vientre a las ricas. Con el divorcio decían que era el fin de la familia y sólo fue el fin de la vergüenza de los separados ilegales. Con el aborto legal no habrá más abortos, ni menos. Habrá menos madres muertas. El resto es educar, no legislar.”






Comentarios

DEJAR COMENTARIO