Política

CONSEJO DE LA MAGISTRATURA

Abogado de genocidas cerca de ser juez federal: Camaño rechazó impugnaciones

Los planteos de organismos de derechos humanos no fueron aceptados por la comisión encabezada por Graciela Camaño. Facundo Maggio fue el defensor de varios condenados por delitos de lesa humanidad en Tucumán.

Maximiliano Olivera

@maxiolivera77

Martes 28 de julio | 22:15

En diez minutos, una comisión del Consejo de la Magistratura (CM) rechazó las impugnaciones en torno al juez tucumano Facundo Maggio, quien se postula para ocupar una vacante en el fuero federal. Diferentes organismos de derechos humanos había realizado presentaciones dirigidas a la diputada Graciela Camaño (Consenso Federal), quien preside la Comisión de Selección, para impugnar a Maggio por su actuación como abogado defensor de condenados a delitos de lesa humanidad.

Maggio se postuló para ocupar una vacante como Vocal como Tribunal Oral en lo Criminal Federal de Tucumán, que tiene injerencia en los juicios por crímenes de lesa humanidad de Tucumán y el NOA. Por su actuación como defensor de genocidas en diferentes megacausas, organismos de derechos humanos señalaron la “falta de compromiso y de respeto por los derechos humanos exteriorizada” por Maggio.

En una reunión por Zoom, realizada el jueves 23 y encabezada por Camaño, se rechazó las impugnaciones contra Maggio por considerarlas fuera del plazo formal. Aunque en varias oportunidades se establecieron excepciones para aceptar las impugnaciones, esta vez el cuerpo optó por rechazarlas por este formalismo.

En diez minutos la Comisión de Selección rechazó las impugnaciones contra Maggio.

Los consejeros resolvieron además que las impugnaciones quedarán en el expediente, con la posibilidad de ser considerados durante la entrevista a Maggio. Pero de todas maneras, algunos consejeros ya adelantaron que los planteos de organismos de derechos humanos no prosperarán.

El diputado macrista Pablo Tonelli sostuvo que a Maggio “se lo cuestiona por su rol como abogado, y todos sabemos que el abogado no necesariamente se identifica con las ideas del defendido ni comulga con ellas”.

En tanto que Ricardo Recondo, vicepresidente del CM, sostuvo que se trata de una cuestión de “libre ejercicio profesional y de la vigencia del Estado de derecho”. La consejera Marina Sánchez Herrero también intervino en ese sentido y alertó de la posibilidad de generar un “antecedente”.

De defensor de genocidas a juez penal gracias a Manzur

.
Maggio fue defensor de numerosos genocidas condenados por delitos de lesa humanidad como el ex militar Carlos Eduardo Trucco, Carlos Diacono, Enrique Bonifacino, Ernesto Arturo Alais, Camilo Orce, Cayetano José Fiorini, Chuchuy Linares y Luis Rolando Ocaranza. También defendió al capellán José Mijalchyk, finalmente absuelto, en el marco de la megacausa “Arsenal Miguel de Azcuénaga y ex Jefatura de Policía II”. La defensa de Mijalchyk fue realizada en el marco de sus años como abogado del Arzobispado de Tucumán.

“Las defensas que ejercita el abogado se basan en una reivindicación de terrorismo de Estado, una reivindicación de los testigos de cargo contra sus defendidos, haciendo una abierta reivindicación de la teoría de los dos demonios mostrando desprecio y falta de sensibilidad con el sufrimiento de las víctimas y los familiares de las víctimas del terrorismo de Estado”, se planteó en las impugnaciones presentadas.

La defensa que realizó Maggio no era solo una cuestión técnica, como se la quiso presentar en el Consejo de la Magistratura, sino también ideológica. Esto viene de linaje, ya que su padre Pablo Maggio es socio en un estudio de abogados de Ricardo y Daniel Saint Jean, hijo y hermano de Ibérico Saint Jean, ex gobernador de Buenos Aires durante la dictadura. Maggio padre firmó declaraciones de la Asociación de Abogados por la Justicia y la Concordia, enemigos declarados de los juicios por delitos de lesa humanidad.

En 2017 Maggio fue el primer abogado en solicitar que se aplique el “2x1” para computar las penas de los genocidas. En aquel momento el gobernador Juan Manzur debió retirar su pliego para convertirlo en juez pero finalmente Maggio fue nombrado juez penal en 2018, con los votos mayoritarios del Frente para la Victoria en la Legislatura.

Maggio no solo cuenta con el apoyo del gobernador, sino también del titular del Ministerio Público Fiscal, Edmundo Jiménez, de quien es sobrino político. Como juez penal, Maggio fue uno de los jueces que rechazó la prisión preventiva para los policías que mataron al niño Facundo Ferreira. Actualmente, tiene notoriedad por estar a cargo de la causa por abuso sexual contra el senador José Alperovich.

Como un juez predilecto del oficialismo, Maggio fue propuesto por Manzur para ocupar un cargo en un puesto clave de la Justicia provincial, el Tribunal de Impugnación. La comisión de la Legislatura aún no fijó su entrevista pero desde el oficialismo ya dan por sentado que cuentan con los votos para su nombramiento.







Temas relacionados

Libertades Democráticas   /    Tucumán   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO