Política

MARCHA FEDERAL

Abajo del palco, una frase repetida: que se vaya Macri, que se vaya

Recorrimos la marcha federal para saber que opinan jubilados, trabajadoras, jóvenes y desocupados. Muchas voces y una frase repetida: que Macri se vaya.

Viernes 1ro de junio | Edición del día

Masivos contingentes de los movimientos sociales, sindicatos y organizaciones políticas (como el Frente de izquierda y los trabajadores) coparon la plaza de mayo y sus alrededores este viernes. Las voces de los dirigentes que subieron al palco se escucharon en todos los medios de comunicación. ¿Pero qué dicen las personas de a pie? Desde La izquierda Diario salimos en busca de testimonios.

Osvaldo es trabajador jubilado. El frío no lo detuvo para salir a la calle: en la cabeza un gorrito de lana, en la espalda una bandera argentina y en la mano una pancarta que él mismo armó para la ocasión. “El mejor equipo en 50 años fue a pedirle una escupidera al FMI”.

¿Qué le dirías al presidente Mauricio Macri?, le pregunto.

Que se vaya a la mierda, me responde sin un halo de duda, repite y sigue: Que se vaya a la mierda. Que nos deje tranquilos a todos los argentinos, que nos trata de vagos, de que no servimos para nada, pero si trabajamos gratis si servimos. Nos quiere bajar el sueldo a todos, a los jubilados ya nos lo bajaron y dice que vamos a ganar. No sé qué vamos a ganar, la muerte vamos a ganar con este. El asunto es que se vaya, que nos deje tranquilo.

¿Te parece que hay que esperar a las elecciones?

No, no vamos a existir para las elecciones si seguimos con este ajuste.

¿Te identificás con algún partido político?

No, hay que salir a la calle a luchar todo, no quedarse en la casa esperando, porque si vos esperas y no luchas, ¿qué ganas? Nada

¿Qué le dirías a la CGT y a los dirigentes sindicales?

Que queremos un paro ya, no esperar, no sé qué están esperando, la muerte. Tenemos que estar más juntos, unirnos. Los trabajadores estamos igual, estamos separados, pero el argentino lucha, lucha mucho. Vos fijate, de 1810 para acá siempre estamos luchando, los echamos a los ingleses no vamos a echar a este infeliz. Porque es eso, es un infeliz.

Osvaldo no es el único que piensa así. Mientras se empieza a llenar la plaza, se me acerca Víctor a ofrecerme la revista Hecho en Buenos Aires. Me comenta que la revista se creó para ofrecer una oportunidad de inserción laboral a personas en situación de calle y sin trabajo. Se la compro y aprovecho para preguntarle.

A Macri le diría que arruino el país, que yo soy una persona que no tengo mucho conocimiento de leyes y de política, pero sé que la gente está mal, mis abuelos están mal, mi familia está mal, están pasando hambre, gracias a Dios yo lucho todos los días para poder vivir, sin trabajo y vendiendo en la calle. No hay que esperar a las elecciones para resolver esto, hay que salir a la calle y si el hombre entiende que las cosas están mal, si el presidente ve que no puede, tiene que dejar y dar un paso al costado como hizo De La Rúa, o se va a ir peor que él me parece.

Saludo a Víctor y sigo la recorrida. Al lado de un puestito de choripanes y hamburguesas, Nélida, enfermera jubilada, busca algo de calor y se ajusta la bufanda de lana alrededor del cuello.

A Macri le diría que piense lo que está haciendo con este pueblo. Se tendría que ir, tendría que reflexionar. Este hombre nos está hambreando a los jubilados, es una vergüenza.

Nélida me cuenta, además, que ella estuvo en esta plaza en el año 82, marchando contra la dictadura, y que en su casa tiene un recorte de un diario donde ella aparece en la foto. Lamenta mucho no haberla traído para mostrármela.

¿Qué le diría a los dirigentes de los sindicatos?, le consulto. Que han traicionado a su clase. Y toda esta gente son gente de abajo. Como decía Perón, con los dirigentes a la cabeza o con la cabeza de los dirigentes. No cumplen su trabajo. Están como el presidente. Al presidente lo votaron porque prometió el oro y el moro, pero no está cumpliendo y se tiene que ir. Los dirigentes sindicales que se vayan también

Mara y Celeste trabajan en el Ministerio de Salud. Las encuentro en la columna de ATE, me ofrecen un mate y empieza la charla.

¿Qué le dirían a Macri? En principio, que se vaya, lanza Celeste sin pensarlo dos veces. Y después que elabore todo lo que nos está haciendo al pueblo y ojala se dé cuenta de toda la gente que la está pasando mal por las medidas que él y su gobierno están tomando. Pero lo principal es que se vaya.

Ambas me comentan la situación en su trabajo. No sabemos si mañana seguimos trabajando o no, los sueldos no alcanzan, es una incertidumbre diaria.

Macri debería pensar un poco más en las personas que estamos vulnerables, debería respetar los derechos de los trabajadores. Y a la CGT les diría que no nos mientan más, acota Mara.

¿Y hay que esperar a las elecc… No, responde Celeste antes de que termine de preguntarle. No hay que esperar, hay que hacer algo ahora, recién estábamos hablando de que hoy mismo tendría que pasar algo, pero parece que no hay clima. Tenemos que reaccionar y se tiene que ir este gobierno. Tenemos que hacer algo ya, no tenemos que esperar a las elecciones.

Roberto es trabajador desocupado, tiene 28 años. Está con un grupo de amigos en la movilización. Le pregunto qué le diría a Macri y uno de los compañeros se adelanta y grita al grabador: que se tire un tiro en la cabeza, que se borre del mapa. Risas. Roberto se pone serio y dice: No quiero que esté más Macri de presidente, podría hacer algo por la gente humilde y no hace nada. Si se va mejor.

Les pregunto si hay que esperar a las elecciones y al unísono gritan que no. Roberto agrega: A la CGT les diría que hagan algo por la gente, que se copen, que hagan algo, que no es tan solo promesas, que lo hagan. Me estoy por ir pero Jorge, uno de los amigos, quiere decir algo más: Macri dijo cambiemos pero cambiemos de precio, está subiendo todo el viejo chamuyero. Eso le quiero decir: con vos Macri no se puede ni vivir, borrate del mapa viejo.

Sandra y Aldana vienen de Misiones. Sandra es locutora, conduce un programa infantil. A Macri le diría que no tiene corazón, se olvidó de los chicos. En misiones, en todas las provincias, hay niños con necesidades innumerables. Y la verdad me hace llorar las necesidades de los chicos, al presidente le falta corazón, le faltan pantalones, no sé qué carajo le falta. Tenemos mucha indignación.

Aldana es una mujer trans y se define luchadora por los derechos humanos. Vengo acá para protestar por las malas políticas públicas de este gobierno y por la economía, mucha gente se está muriendo de hambre. Queremos que este gobierno se vaya, dice.

Mariana vende libros en plaza Italia. En la mochila lleva colgado el característico pañuelo verde de la Campaña por el derecho al aborto. Yo soy budista y siempre me echan en cara que Macri es budista, dice entre risas. Pero bueno, que saque su amor compasivo, que se haga cargo, que Buda no diría las barbaridades que dice este gobierno. Tiene que hacer algo por el jubilado, por el trabajador, igual ya sé que es imposible pedirle eso a Macri. Porque es un empresario, pero bueno. Se tendría que ir.

Le pregunto cómo está el laburo y me contesta con pesar. Se nota a la legua que la gente ya no llega al libro. Y es doloroso, porque yo ya viví los 90 y está pasando exactamente lo mismo. Veo a mis sobrinas de 20 que están como yo estaba en el 98, me cagaban en los laburos, no conseguía nada, lo poco que conseguía no me lo pagaban, no podía estudiar y vivía, comía, porque la Iglesia nos daba la caja de comida… A lo mejor no vamos a llegar a eso porque antes yo no tenía esta conciencia política y social, ahora voy a salir a manifestarme para que eso no pase.

Le pregunto qué le diría a la CGT. Lanza una carcajada y contesta: que piensen en el trabajador, que dejen de negociar.







Temas relacionados

Marcha    /    Voces   /    Macrismo   /    Ajuste   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO