Mundo Obrero

MUNDO OBRERO

ATE avanza en su división en medio de los ataques de Macri y Vidal

De cara al Congreso provincial de ATE de la Pcia de Buenos Aires que se desarrolla hoy en la Ciudad de La Plata, el 19 de abril se realizó la asamblea anual ordinaria de afiliados de ATE de esa ciudad.

Mercedes Guillen

Delegada ATE Ministerio de Salud, integrante de la agrupación Marrón Clasista

Viernes 27 de abril | Edición del día

Foto: Rocìo Tagliabue

De cara al Congreso provincial de ATE de la Pcia de Buenos Aires que se desarrolla hoy en la Ciudad de La Plata, el 19 de abril se realizó la asamblea anual ordinaria de afiliados de ATE de esa ciudad. La misma estuvo marcada por la división que atraviesa el Sindicato. A pesar de hablar de unidad, la conducción del gremio (Verde ANUSATE) y la lista Verde y Blanca (kirchnerista) siguen acentuando la división de las luchas, y ahora también de las centrales, pero sin ningún planteo serio sobre cómo enfrentar al gobierno. La Agrupación Marrón Clasista intervino con una propuesta de independencia de clase, a partir de su balance y programa.

En un clima marcado por la tensión y la fractura, entre la oficialista lista Verde Anusate y la kirchnerista Verde y Blanca, se desarrolló la asamblea de afiliados de La Plata con baja participación de los sectores de trabajo y un debate político cruzado por el destino que ambas listas preparan para el sindicato: más división, que buscara concretarse en las próximas elecciones de la CTA, donde la CTA Autónoma ya tuvo dos congresos y cada uno anuncio una fecha distinta de convocatoria a elecciones.

En el informe político de la mesa, el Secretario Gral de ATE Provincia el Colorado Isasi, destaco las luchas y la participación de ATE en las mismas, denuncio las políticas de ataque, ajuste y despidos del gobierno pero llamativamente dedico gran parte de su discurso a reflexionar sobre la unidad. Delimitándose de quienes buscan una unidad con la CGT en alusión a las intenciones del propio Pablo Micheli, quien anticipo que busca la reunificación con Yasky para juntos discutir con un sector de la CGT (Corriente Federal).

Ninguna mención a la ausencia deliberada de ATE (Verde Anusate) el 21F y otras acciones donde primaron más sus intereses internos, que la necesidad de enfrentar el ajuste.

Por su parte de Verde y Blanca también pretendió adueñarse de la palabra unidad, criticando a la conducción provincial, pero para señalarnos que la unidad debe darse acríticamente detrás de la dirigencia sindical peronista y su ala k.

Solo desde la oposición de izquierda y clasista y con destacadas intervenciones de la Agrupación Marrón Clasista se planteó la necesidad de enfrentar los ataques de Macri, Vidal y los gobernadores, señalando la inestimable colaboración que brinda la oposición peronista (tanto en su versión de gobernadores e intendentes como de burócratas sindicales) en los planes de cambiemos.

Destacaron la necesidad de la unidad, pero unidad en la lucha, como el 14 y 18 de diciembre para enfrentar el saqueo a los jubilados, golpeando junto a las organizaciones del movimiento obrero a las que les exigieron un paro general contra el robo previsional, pero marchando con las propias banderas de independencia política de toda variante patronal y sus proyectos de mal menor para el 2019.

UNA INTERVENCION CON EJE EN LA INDEPENDENCIA POLITICA DE LOS TRABAJADORES

A partir del encarcelamiento de Lula en Brasil, Catoto Penuto explicó el avance de la derecha en ese país y en el resto de Latinoamérica, por las políticas de los gobiernos llamados posneoliberales de esta región (que incluye por supuesto a Lula y a los Kirchner), que en épocas de “vacas gordas” pretendían humanizar el capitalismo. El saldo de esos gobiernos fue ningún cambio estructural, teniendo en Argentina por ejemplo el 35% del empleo en negro, y siendo los mismos que hoy como oposición, y junto a la burocracia sindical, son los que garantizan la gobernabilidad al macrismo.

Luana Simioni, delegada general de ATE en IOMA y dirigente nacional del PTS en el FIT, planteó su rechazo al informe político dado por la mesa. Partió del hecho de que la asamblea estaba compuesta por trabajadores que vienen enfrentando el ajuste de Macri, Vidal y el resto de los gobernadores, pero planteando que el debate que debe darse es cómo se lo enfrenta. Frente algunas posiciones que proponen “esperar a 2019 y votar mejor”, su planteo fue que hay que romper la tregua hoy, ir a las calles con la fuerza de la clase trabajadora para frenar el ajuste y los despidos.

Cuestionó que a, pesar de que la unidad ocupó una parte importante del informe político, la dirección del sindicato no convocó a la movilización masiva del 21 de Febrero. Movilización que, a pesar de Moyano y toda la burocracia sindical, con cientos de miles de trabajadores en la calle, hubiera sido el punto inicial de un plan de lucha real, para golpear juntos pero marchar separados, bajo las banderas de independencia política de toda variante burguesa y patronal.

Tito Bustos, se refirió también a la unidad, que fue un tema que atravesó gran parte de las intervenciones, y planteó que la unidad que necesitamos es la unidad en las luchas, de los estatales, estudiantes, docentes, obreros y el resto de los trabajadores. Recordó las jornadas del 14 y el 18 de diciembre, donde fue esa unidad la que logró poner en crisis al gobierno, a diferencia de la que se dice oposición parlamentaria votó o dio quorum en la reforma previsional en Nación y también en la provincia de Buenos Aires.

Sobre este punto, pero refiriéndose a la organización interna del sindicato, cuestionó que la misma conducción que habla de unidad es la que propone que en el próximo Congreso Provincial de ATE participen sólo los que pertenecen a esa lista.

En el mismo sentido intervino Lorena Timko, delegada general de ATE en Desarrollo Social, quien planteó que en el congreso tienen que estar representados cada uno de los sectores, reformando el estatuto para que no solo se cree la seccional La Plata sino que también contemple la representación en todas las instancias de las minorías, tomando el ejemplo del Sindicato Ceramista de Neuquén.

Y retomando también el planteo de Tito Bustos, propuso que la unidad debe darse desde abajo, a partir de congresos de delegados de base de todos los sindicatos para definir objetivos y un plan de lucha real para enfrentar las políticas de ajuste.

Lejos de esto, las distintas CTA vienen haciendo congresos a espaldas de los trabajadores. Las listas Verde y Blanca y Verde ANUSATE, a pesar de haber hablado todos también de unidad, vienen luchando separados y esta división va camino a acentuarse, ya que probablemente sean parte de distintas CTA.

Habiendo sido parte del conflicto de la UEP, Julián Morales intervino destacando la disposición a la lucha que mostraron los trabajadores, estando acompañados por otros sectores como Fanazul, el Hospital Posadas y el INTI, pero a pesar de lo cual el sindicato se negó a llamar a un paro durante todo el mes de enero.

Por su parte, Natalia Martínez del Ministerio de Agroindustria, María Malec del Ministerio de Desarrollo Social y Mercedes Guillén del Ministerio de Salud se refirieron a cuestiones de género. Se pronunciaron por la reglamentación de la ley por violencia de género, la implementación efectiva del cupo laboral trans, el respeto de la identidad de género, y el derecho al aborto. Plantearon que la pelea por estas demandas urgentes sólo puede hacerse desde la organización y la movilización, y por eso el sindicato debe ser una herramienta desde la que se impulsen estas luchas. Y que en este sentido debe pronunciarse por la aparición con vida de Johana Ramallo, y por el proyecto de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto. La asamblea votó la propuesta de realizar un pañuelazo en el Ministerio de Salud de todos los trabajadores estatales.

Como viene planteando desde hace dos años, Maine García, trabajadora del Ministerio de Salud e hija de desaparecidos, se refirió a la expulsión del sindicato del colaborador de la dictadura Juan Carlos Marín. La asamblea anterior había votado por unanimidad realizar una campaña con este objetivo, pero no se realizó ninguna acción durante todo el año. Propuso la conformación de una comisión especial para ello, en la que participen todos quienes quieran militar por esta causa, y donde el sindicato ponga a disposición todos los medios necesarios para realizarla.

El plenario concluyo con la pelea de la oposición de izquierda por la participación de las minorías en el congreso del sindicato. La verde y blanca se retiró sin pronunciarse sobre esta demanda democrática elemental, cosa que no sorprende ya que donde son conducción de seccionales (como en CABA) defienden estos mismos métodos que excluyen de la participación en los congresos del gremio a todas las agrupaciones que no sean parte de la conducción. La lista sábana debe terminarse en ATE y reconocer la representación de las minorías en los estatutos y la vida interna del sindicato.








Temas relacionados

Lista Verde   /    Agrupación Marrón de ATE   /    La Plata   /    ATE   /    La Plata, Berisso y Ensenada   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO