Mundo Obrero

OPINIÓN

ATE Neuquén: una deriva al servicio del MPN y adaptado al plan de ajuste

Esta nota pretende ser un pequeño aporte para pensar la estrategia de conciliación de clases que impone la conducción provincial de ATE en Neuquén luego de la firma que garantiza la paz social al Gobierno de Omar Gutiérrez.

Santiago Santos Navarrete

Hospital Castro Rendon. Agrupación Violeta Negra

Viernes 2 de marzo | 01:48

La conducción provincial de ATE en Neuquén es parte de la Verde Suten dentro de ATE y la CTA, nacionalmente parte de la Verde y Blanca de Adrian Catalano de ATE Capital y Nando Acosta de ATE Jujuy y la necesidad, según consideramos de la Agrupación Violeta Negra, de tener plena independencia política de los partidos patronales y construir nuestra propia organización, un partido que pelee por un programa para que la crisis la paguen los capitalistas. Somos parte del Movimiento de Agrupaciones Clasistas (MAC) que interviene en más de 60 gremios con esta perspectiva.

En busca del mal mayor

Recientemente en una entrevista radial, consultado por la posible candidatura de Horacio “Pechi” Quiroga a la gobernación de la provincia, Carlos Quintriqueo dijo, “Acompañaremos a los que estén dispuestos a defender la provincia. No todo fue malo en el MPN, si no, no hubiéramos tenido lo que tuvimos. Si hay un sector del MPN dispuesto a recuperar todo eso, los apoyaríamos”. Palabras más, palabras menos, deja abierta la posibilidad de conformar un frente o apoyar al Partido asesino de Carlos Fuentealba.

Sin embargo, no es la primera vez que el Secretario General de ATE expresa voluntad de utilizar el sindicato para apoyar proyectos políticos patronales. Veamos.
Union de los Neuquinos: Del MPN de los orígenes y las topadoras de Farizano.
Cuando Quintriqueo caminaba junto a Julio Fuentes, “el ruso”Dobrusin, Mariano Mansilla, entre otros y conformaron el UNE tuvieron la intención de dar expresión política electoral a una amplio sector de trabajadores nucleados en los sindicatos docentes y estatales de la CTA, la juventud universitaria y de los barrios que se venía desarrollando como oposición social al MPN durante los años 90.

Contradictoriamente tomaron las “banderas” del MPN de los orígenes

Más allá de sus límites, gestionar el Estado burgués, le permitió a UNE por un tiempo capitalizar electoralmente el descontento con el MPN que venía de una profunda crisis política luego del fusilamiento del maestro Carlos Fuentealba y que termino llevando a Jorge Sapag como figura de recambio al gobierno de la provincia. A contatapelo de los que reclamaban las movilizaciones masivas de los trabajadores de la provincia de Neuquén que exigían “Fuera Sobisch”, los dirigentes de la CTA/UNE subordinaron la movilización obrera y popular a sostener la institucionalidad democrático burguesa y encaminar el descontento hacia las próximas elecciones.

En 2007 una alianza entre radicales, peronistas y el UNE lleva al candidato de Quiroga, Martin Farizano a la intendencia de la Capital Neuquina. Si en ese momento despertó expectativas en un amplio sector progresista, esa ilusión se dio de bruces con la realidad. En un año de gestión reprimieron a vecinos de confluencia que tomaron tierras para poder construir su vivienda y en la huelga de los municipales de SiTraMuNe, con argumentos calcados del MPN, descontaron días de paro y también abrieron causas judiciales. Quintriqueo era subsecretario de RRHH, recordara bien.

Más que el amor, nos une el espanto

Como vimos propiciaron alianzas con radicales y peronistas contra el MPN, pero repitieron sus prácticas políticas. Ahora están dispuestos a ir con el MPN contra Cambiemos. De concretarse el final es previsible y contra los intereses que tenemos los trabajadores.

¿ATE/CTA ni de los partidos, ni de los patrones?

Hay una discusión planteada por los referentes locales de la Verde y Blanca, nada original y mucho menos neutral de cómo se debe intervenir en los sindicatos: lo sindical y lo político irían por caminos separados y no deben ser “contaminados” por los partidos políticos. Esta separación se parece al dicho, “has lo que yo digo, no lo que yo hago”.

Así como Quintriqueo y Marillan abandonaron el UNE, se unieron con la misma lógica a un Kirchnerismo tardío, golpeado por los escándalos de corrupción, que aposto por un menemista como Scioli y perdió.

Si políticamente se unieron al FPV-PJ y “los movimientos” que dijeron “resistir con aguante” y nunca pasaron a los hechos, mientras sus propios diputados, senadores, gobernadores e intendentes “le hicieron el aguante” a Cambiemos votando y aplicando el ajuste , “sindicalmente” tuvieron una orientación divisionista con el resto de los sectores en lucha, burocrática sin discusión en asambleas en los lugares de trabajo e impotente para frenar el ajuste en curso.

El fantasma de diciembre

El 14 y 18 de diciembre miles de jóvenes, trabajadores/as y jubilados/as enfrentaron la reforma jubilatoria que tuvo como saldo un triunfo económico para Cambiemos pero un fenomenal fracaso político , encontró a la conducción de ATE firmando la paz social al MPN, con descuentos masivos de días de paro, causas judiciales y la simple promesa, obispo mediante, de discutir el Convenio Colectivo de Salud en Abril.

Frente al pesimismo de muchos dirigentes sindicales y políticos, en la mal llamada marcha de Moyano del 21F, que fue sin Paro, se volvió a expresar como en diciembre, esa disposición, de un amplio sector de trabajadores a enfrentar el ajuste. Más allá, de la retórica confrontativa, el dirigente de camioneros, cuidó muy bien de no nombrar la palabra Paro y mucho menos de proponer un plan de lucha para derrotar el ajuste.

Por su parte, Quintriqueo y Marillan que posaron para la foto con Moyano, parece que tienen los mismos cuidados. El martes 27 de Febrero, en un plenario poco representativo, con apenas 60 delegados, de los 16.000 afiliados y sin mandatos de asambleas a excepción de algunos lugares , a propuesta de la conducción se aprobó extender por un nuevo trimestre el acuerdo salarial del año pasado, que es absolutamente insuficiente en relación a los costos de la canasta familiar de nuestra provincia. Además, deja a los trabajadores de la educación que ya anunciaron Paro, luchando solos, sabiendo que tanto en la provincia, como nacionalmente se juega una importante pulseada para perforar el techo salarial que el gobierno pretende sea cerca del 15%.

Así vemos, como construir frentes sin delimitación de clase y subordinar la fuerza de los trabajadores en los sindicatos a estos, lleva a nuevas frustraciones.

Frente de Izquierda, lucha de clases y como vencer

Desde su conformación el FIT ha sido una vía para expresar la necesidad de construir una salida propia de la clase obrera que levante también las demandas de los sectores oprimidos de la sociedad. Encontró la simpatía de más de 1.5 millones de votantes que vieron como la resistencia a los despidos y el ajuste no era una frase de campaña sino que estuvieron codo a codo acompañando en los cortes de rutas y calles o portones de las fábricas, incluso enfrentando la represión de los gobiernos.

La creciente bronca contra el Macrismo demuestra que hay fuerzas y predisposición del pueblo trabajador para derrotar los ataques del Gobierno y los empresarios. Para ganar, es necesario superar las entregas y divisiones de las distintas burocracias y unificar las peleas a nivel nacional y en cada conflicto en particular.

A las luchas contra despidos que recorrieron el verano y la marcha del 21 de febrero, se sumará el 5 y 6 Paro nacional de ATE, el 8 de marzo una importante movilización del movimiento de mujeres que nuevamente está en ascenso, mientras que el 5 de marzo decenas de miles de guardapolvos blancos ganarán nuevamente las calles en defensa de la educación pública, dando inicio a las paritarias en la cual millones de trabajadores reclamarán por sus salarios y condiciones laborales en los próximos meses.

El PTS, que impulsa el Movimiento de Agrupaciones Clasistas (MAC), pelea por la más amplia unidad de todas las luchas y movimientos para derrotar los ataques del Gobierno y los empresarios. EN ATE estas ideas son impulsadas por la Agrupación Violeta Negra, oposición conformada desde el sector Salud mayormente.
Al calor de cada una de estas batallas, y frente a las políticas del Macrismo y el peronismo, el PTS en el Frente de Izquierda, junto a los miles de compañeras y compañeros que militan en común en las agrupaciones, apuesta a confluir con miles de luchadores no solo para derrotar el ajuste, sino también para avanzar en la construcción de un partido que pelee por un programa para que la crisis la paguen los capitalistas.







Temas relacionados

Omar Gutiérrez   /    Trabajadores estatales   /    ATE   /    Estatales   /    Neuquén   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO