Sociedad

FERROCARRIL SARMIENTO

A tres años de Once, la denuncia al Gobierno ocupó un lugar central

Lunes 23 de febrero de 2015 | Edición del día

  • A 3 años de la masacre de Once
  • A 3 años de la masacre de Once
  • A 3 años de la masacre de Once
  • A 3 años de la masacre de Once Myriam Bregman y Patricio del Corro
  • A 3 años de la masacre de Once Adolfo Pérez Esquivel
  • A 3 años de la masacre de Once
  • A 3 años de la masacre de Once Laura Gisnberg (APEMIA)
  • A 3 años de la masacre de Once
  • A 3 años de la masacre de Once
  • A 3 años de la masacre de Once
  • A 3 años de la masacre de Once
  • A 3 años de la masacre de Once Augusto Dorado, trabajador ferroviario, Lista Naranja Nacional
  • A 3 años de la masacre de Once
  • A 3 años de la masacre de Once Nora Cortiñas
  • A 3 años de la masacre de Once Las Pastillas del Abuelo
  • A 3 años de la masacre de Once
  • A 3 años de la masacre de Once

1 / 17

Fotos: Clara Liz - Enfoque Rojo

Ampliá y mirá la galería de imágenes

La jornada empezó temprano el domingo 22, cuando sobrevivientes, familiares y amigos de las 52 víctimas las homenajearon en la estación donde chocó el tren Chapa 16 tres años atrás. Más tarde, cerca de las 19, la Plaza de Mayo comenzó a poblarse con gente que portaba carteles reclamando justicia. Poco después daba comienzo el último evento del día, un acto cargado de emotividad y con una clara impronta de denuncia al gobierno nacional.

Sonaron los nombres de los estudiantes y trabajadores fallecidos aquel día, y luego tomaron la palabra el premio Nobel de la Paz Adolfo Perez Esquivel y la titular de APEMIA Laura Ginsberg, quien encontró un correlato entre la impunidad de hoy y la que lleva 10años en la causa AMIA. Un video mostró a funcionarios y ex funcionarios como Ricardo Jaime, Schiavi, Julio De Vido, Jorge Capitanich, Florencio Randazzo y la propia presidenta Cristina Fernández realizando promesas que no se cumplieron, suscitando una ola de abucheos y silbidos. La desafortunada frase de la Presidenta diciendo que "la próxima formación nos puede llevar puestos" justamente en la estación Once formó parte del compilado.

Luego de incontables adhesiones y saludos leídos en el escenario, llegó la esperada lectura del documento consensuado entre familiares y sobrevivientes. Las voces de María Luján Rey y Paolo Menghini, padres de Lucas -quien fue la última víctima en ser encontrada- mantuvieron durante 40 minutos la atención con un discurso cargado de denuncias, con numerosas referencias al juicio que se está llevando adelante desde marzo de 2014. El tono enérgico sólo cedió en algunos pasajes en los que la emoción desbordaba.

El contenido del documento estuvo cruzado de principio a fin por la denuncia contra la desidia y la corrupción de un esquema de manejo del transporte público que sólo comenzó a realizar mejoras en los trenes cuando los muertos se contaban por decenas. La indignación por la utilización del ministro Randazzo (y la Presidenta) de la compra de trenes en haras de su propia campaña electoral fue mencionada en varias ocasiones, así como la persecución que lleva adelante el ministro contra los trabajadores ferroviarios, intentando culpabilizarlos de los incidentes que ocurren cotidianamente por el mal estado de la infraestructura ferroviaria. Otro de los personajes mencionados con asiduidad fue Julio De Vido, quien a pesar de estar a cargo del área de la que dependía el manejo de los trenes en ese momento no fue procesado y sigue ocupando su sillón en el Ministerio de Planificación.

El documento no sólo habló de Once, sino que hizo referencia a otros crímenes que son una muestra de la completa impunidad reinante para los responsables políticos de las jerarquías más altas, como ocurre en los casos de Luciano Arruga, Mariano Ferreyra y las víctimas de Cromañón y del Parque Indoamericano, entre otras. El acto finalizó con la presentación de Las Pastillas del Abuelo en el escenario montado en la plaza.


Algunos pasajes destacados del documento:

"Este proyecto de gobierno tuvo nueve años desde que asumió el poder para cambiar la flota de trenes y evitar una masacre (...) ¿De qué gobiernos anteriores hablan? Sus funcionarios ignoraron denuncias, perdonaron multas e hicieron oídos sordos a las denuncias de los trabajadores y de los usuarios. El gobierno de Néstor Kirchner y los posteriores de Cristina Fernández de Kirchner tuvieron el tiempo y el dinero para evitarnos este dolor. (...) Mientras se sacaban fotos con los Cirigliano, Jaime se enriquecía de manera obscena. (...) La verdad de lo sucedido desde 2003 a 2012 fue el abandono; lo de ahora es una inversión tardía y desesperada en la búsqueda de votos, sin que los muertos les importen".

"Las numerosas irregularidades en situaciones de seguridad y frenos quedaron evidenciados en el hecho que ningún tren circulaba con repuestos originales. Todos ellos lo hacían con al menos dos compresores por debajo de la cantidad requerida. Así mismo quedó probado que los trenes como el Chapa 16 tuvieron su última revisión general en el año 1997, esto es 15 años antes de la tragedia (...). ¿Dónde estaban los que debían controlar? Ausentes. Y permitiendo que los pasajeros arriesgaran su vida en cada viaje. (..) También se está probando que TBA tercerizaba sin sentido tareas que podía realizar con su propio personal como reparaciones y monitoreos. Todas ellas se facturaban a un costo superior al de mercado en firmas propiedad del Grupo Cirigliano (...) El afán de lucro desmedido y la corrupción mostraron su cara antes y después de la tragedia y tienen nombres y apellidos".

"No vamos a abandonar esta lucha (...). La verdad es una sola: a nuestros muertos se los llevó el pésimo estado del tren, producto de la perversa y espantosa política ferroviaria del kirchnerismo, llevada adelante y con plena conciencia entre 2003 y 2012, que ahora pretende imponer de la mano de la compra de trenes a un candidato presidencial. Durante estos tres años hemos visto al actual ministro Randazzo pavonearse entre los trenes comprados a China. Hemos tenido que soportar que hiciese campaña en base a su gestión en algún balneario montando trenes inflables para que jueguen menores. Como si los hubiesen comprado por una decisión de gobierno y no tras el desastre".

Mirá los videos