Cultura

ENTREVISTA

¿A quien canta sus sonetos el poeta? Entrevista a Ernesto Bustamante, escritor y poeta obrero

Es obrero de la construcción, tiene 64 años y es activista desde muy joven. Hijo de un obrero gráfico y de una trabajadora doméstica, de niño tuvo poco acceso a la lectura. Siempre fue un ávido lector.

Sábado 18 de febrero de 2017 | Edición del día

Ernesto Bustamante es obrero de la construcción nos cuenta sobre su ultimo libro Sone(s)tos obreros, tiene 64 años ,activista desde muy joven. Hijo de un obrero gráfico y de una trabajadora doméstica, De condición muy humilde, de niño tuvo poco acceso a la lectura ,en su hogar se priorizaban otras necesidades .los libros eran un bien suntuoso ,a pesar de todo, siempre fue un ávido lector y se las rebuscaba para conseguirlos.

Siete de la tarde de un día lluvioso de verano. Me encuentro con Ernesto Bustamante, el “tío”, como suelo llamarlo cariñosamente.

La cita es en Avellaneda, su barrio natal. El escenario de fondo es la bajada del Puente Pueyrredón. Frente a nosotros se erige la sede del Club Atlético Independiente, otra de sus pasiones. Hincha del Rojo, está culminando un libro sobre la historia de su club .

Entre mate y mate, Ernesto relata anécdotas de su barrio, su infancia, sus juegos, su pasión por el ajedrez y su insistencia en que los niños aprendan este juego de estrategia. No falta el análisis de la realidad y sus impresiones.

Tu último libro se llama ”Sone(s)tos Obreros” ¿qué nos podés contar sobre el libro?

Es un libro de características militantes, porque trata exclusivamente sobre militantes obreros y populares, es decir, que cuenta la vida de compañeros, de luchadores y de hechos que me sacudieron la conciencia durante muchos años. Algunos transcurrieron durante mi vida y otros son más históricos.

¿Qué autor te inspiró a escribir poesías?

Miguel Hernández fue el primer autor que leí, hace mucho tiempo. Me enamoré de este enorme poeta preso en las cárceles españolas durante la Guerra Civil. Hernández le escribía al pueblo, al niño yuntero, a los campesinos. Me inspiro en su temática y en su enorme calidad. Lo mío es un humilde aporte.

¿Cuál es el motor que te lleva a escribir?

El motor es que la clase trabajadora pueda conocer a estas personalidades, que los conmueva. El que escribe busca eso, que la clase obrera se vea reflejada. Si se logra eso, estará cumplida la misión de la poesía.

Como escritor ¿qué querés aportar?

Solo un ejercicio de memoria, no olvidar a los compañeros que dieron su vida, tomar su legado para entender que ellos quisieron cambiar el mundo, hacer la revolución.

¿Qué relatás en Sone(s)tos Obreros?

Cuento historias de gente olvidada y los traigo a la memoria. Otros escritores quizá han contado sus historias, pero en mi caso, utilizo un recurso simple, poemas, versos o sonetos Juego con la imaginación de quien lo lee ,analogías ,metaforas, para hablar de ellos. Por ejemplo, la historia de Joaquín Penina, anarquista español, primer fusilado clandestinamente por la primera dictadura argentina en los 30 por Uriburu. Es un hecho terrible. Vicki Walsh, militante montonera, hija de Rodolfo Walsh que muere luego de combatir contra más de un centenar de soldados que rodearon la casa donde estaba escondida.

Kosteki y Santillán, asesinados en la estación Avellaneda el 26 de junio de 2002 por el gobierno peronista de Duhalde.

Ezequiel Demonty, un pibe arrojado por la policía al riachuelo en el Puente Alsina.
Los hechos de la Semana Trágica, una semana de lucha de clases, que para la burguesía fue trágica por la convulsión que le provocamos con esa gesta obrera y popular. Si bien para nosotros tuvo un saldo trágico porque mataron a muchos compañeros, la clase obrera abrió camino a enormes conquistas por la lucha dada.
Les escribo a los mineros de Río Turbio, asesinados por la desidia patronal estatal, a los obreros de Brukman y Zanón, ejemplo de lucha y libertad. A los niños y niñas de Irak, masacrados por las bombas imperialistas y también a mi compañera de vida, Leticia , militante del ERP, setentista secuestrada y torturada en Campo de Mayo, centro clandestino de detención. Como en “Treinta mil razones” sobre la generación setenta,no todo es tragedia,también escribo sobre el porvenir y la esperanza como en "Estarán el día de nuestra victoria", o "El cielo por asalto" Solo por nombrar algunos títulos que contiene el libro

¿Qué te impulsa a escribir sobre estos temas y no sobre otros?

Como obrero me siento parte de sus luchas y eso para mí tiene un significado histórico. Me siento en la obligación de escribirlo. Reconozco que existen mejores poetas con mucha más capacidad que yo que escriben sobre el amor, por ejemplo, y otras cosas de la vida humana, pero creo que falta esa presencia, la de los escritores obreros que cuenten lo que padecemos como clase.

“creo que falta esa presencia, la de los escritores obreros que cuenten lo que padecemos como clase.”

¿En qué proyecto estás trabajando en la actualidad?

Estoy trabajando en un libro de poemas y homenajes a compañeras mujeres que a lo largo de la historia han aportado mucho y han sido silenciadas. Se llamará “Sone(s)tas obreras”

Acostumbrarse a cantar

“Acostumbrarse a cantar
en cosas de fundamentos”
José Hernández

Que no solo sueños nutran al poeta
No basta el amor por numen primero
Cual pintor debe mostrar su paleta
Los que dimanan humanos veneros

Que no solo las flores cante el poeta
Cantara las espinas del sendero
Abatir silencios será su meta
El verso como cuchillo certero.

Que la metáfora no lo sea tanto
Ni la rima sea solo terminante
El verso puede y debe ser punzante.

Asumir el compromiso del canto
Amalgamar realidad y fantasía
He aquí la misión de quien gesta poesía.

Dira de amores y lentos ocasos
Cantara las victorias y fracasos
En pos de revolucionarios abrazos.

………………………………………………………..

Ajedrez de clases

A los proletarios jaqueados
Nunca rendidos.

Parece que perdemos la partida
Enroca, hábil la maldita burguesía,
Efectúa sus “progresistas” movidas,
Siempre juega con total hipocresía.

Clase maldita presiente su caída,
Satura las calles con gendarmería,
Para ganar controlan nuestras vidas;
¡Vaya riesgo, gendarmes y policías!

Los peones estamos amenazados;
Ellos piensan que nos tienen en jaque,
Pronto estaremos bien organizados.

¡Por cada ataque, nuestro contra ataque!,
Y con ajedrecista paciencia
Habrá mate al estado y su vigencia,

En esta partida la clase obrera
Juega por una vida verdadera.







Temas relacionados

Obreros   /    Poesía   /    Cultura

Comentarios

DEJAR COMENTARIO