Política Chile

VALPARAÍSO

A propósito del asesinato a un turista canadiense en Valparaíso y las medidas de seguridad de Jorge Sharp

El asesinato de un turista canadiense encendió las alarmas en Valparaíso, abriendo el debate sobre la seguridad pública. Jorge Sharp pidió al minstro Chadwick aumentar recursos e implementar un plan específico de seguridad en Valparaíso. Pero ¿Es un tema de seguridad?

Alejandra Valderrama

Santiago, Chile

Antonio Paez

Dirigente Sindicato Starbucks Coffe Chile

Miércoles 26 de junio | 07:20

El bullado tema de la ”delincuencia” no es un tema fácil, y este problema surge apropósito de que toda respuesta rápida a ella es efectista y no resuelve el problema de fondo. ¿Mas recursos y medios a quienes ayer golpearon a portuarios y hoy a estudiantes y docentes? Desde la izquierda creemos que hay que barajar otras alternativas.

Es cierto que Valparaíso, así como la mayor parte de las grandes ciudades del país, tiene un enorme problema con la delincuencia. Robos, lanzasos y hurtos son cuestiones que son parte habitual de ciertos sectores del puerto.

En este contexto las autoridades regionales, intendente, gobernadora y diferentes ediles vienen fortaleciendo un discurso securitario exigiendo modernizar los mecanismos de coerción dentro de la ciudad.

El alcalde frente amplista no se quedó atrás, y donde a través de RR.SS insistió en reunirse con el ministro Chadwick, responsable político del asesinato de Camilo Catrillanca, para coordinar varias acciones para dotar de mayores atribuciones a carabineros en la ciudad.

Jorge Sharp en su publicación solicitaba a la autoridad central la construcción de subcomiserias, retenes e infraestructuras similares. Además, INSOLITAMENTE, 10 camionetas para “seguridad comunitaria” y recursos para la instalación de más cámaras de seguridad. Solo le faltó la reunión con Lavín para importar drones y los paramilitares que tienen Mattei en providencia para “combatir” el comercio ilegal.

En ítem al final de su pedido anota recursos para actividades deportivas para combatir el narcotráfico y la droga.

A pesar de incluir este último punto, para “salvar el honor”, lo que esta pidiendo Sharp para Valparaiso es entregar mayores recursos para una institución que robó más de 24mil millones de pesos, la misma institución que ingresa a las aulas del Instituto Nacional golpeando a estudiantes y lanzando gases en su interior.

¿Se puede acabar con la delincuencia con más represión?

Sabemos que la delincuencia es un flagelo que afecta principalmente a los sectores populares. Así mismo el narcotráfico arrastra a cientos de jóvenes. Pero detrás de todo esto hay educación sin financiamiento, falta de oportunidades y trabajos precarios.

En el caso del narcotráfico es la prohibición y no el trato como un problema de salud lo que impide avanzar en su combate.

Estos problemas de fondo podrían ser expuestos por el municipio. Porque mientras buscan aumentar fondos para fortalecer instituciones represivas, 23 escuelas municipales de Valparaíso están anunciando el cierre de sus planteles por falta de financiamiento. Es necesario un plan para atacar los problemas de fondo para financiar educación 100% financiada por el Estado y un plan de obras públicas bajo gestión de trabajadores y sectores populares, porque nuestras vidas valen más que sus ganancias.

No necesitamos mayor dotación de Carabineros, PDI o más cámaras. Lo que necesitamos Es terminar con la cesantía de raíz. Desde el PTR proponemos la disminución de la jornada laboral 5 dias 6 horas y el reparto de las horas de trabajo para que todos podamos trabajar.

Estas medidas apuntan a sacar al pueblo trabajador de condiciones precarias, que terminan siendo criminalizados con discursos securitarios en primer lugar por la derecha, pero que desde el frente amplio no se combaten de manera clara







Temas relacionados

Jorge Sharp   /    Cámaras de seguridad   /    Política Chile   /    Valparaíso   /    Ley de seguridad ciudadana   /    Frente Amplio

Comentarios

DEJAR COMENTARIO