Política

LIBERTADES DEMOCRÁTICAS

Policía que asesinó a Nehuén Rodríguez: culpable pero no irá a prisión

En el día de ayer se realizó la audiencia final en el juicio por Nehuén Rodríguez, luego de casi dos meses de comenzar el mismo.

Miércoles 4 de abril | 10:29

Una vez más los accesos a Tribunales se encontraban vallados. Sin embargo las radios del Barrio de La Boca, realizaron una radio abierta en la cual se volvió a transmitir lo que sucedía en la sala de audiencias nº 3 del Tribunal Oral en lo Criminal y Correccional número 4, mientras en la plazoleta aledaña acompañaban organizaciones políticas y sociales que se solidarizaron con la causa desde un primer momento y esperaban el dictamen de la audiencia final.

Roxana Cainzos, madre de Nehuén Rodríguez se encontraba acompañada por la presencia de madres cuyos hijos fueron víctimas de gatillo fácil, de Alejandrina Barry, hija de desaparecidos y referente del CeProDh y del referente de la juventud del PTS Leonardo Deza. También hicieron llegar sus saludos los Legisladores porteños por el PTS-FIT Myriam Bregman y Patricio del Corro.

Si bien la audiencia estaba citada para las 9:00 hs, la misma empezó casi a las 10 am y solo se permitió unas palabras del acusado oficial Daniel Germán Castagnasso previo a la sentencia. El policía planteo solamente que "creía en la justicia".

Con esas últimas palabras el juez interviniente Julio César Báez solicitó un nuevo cuarto intermedio (el tercero en el juicio) hasta las 14:30. Familiares, amigos, organizaciones de derechos humanos y políticas continuaron acompañando ante esta nueva dilatación. Antes del ingreso a la sala, la policía realizó un cacheo exhaustivo, revisando mochilas y carteras, a los familiares, organismos de derechos humanos y periodistas.

Finalmente se condenó a Daniel Germán Castagnasso la pena de tres años de prisión en suspenso y la inhabilitación para conducir durante el periodo de 6 años por el delito de homicidio culposo. También aceptó el pedido de la querella de investigar a José Daniel Soria Barba (compañero de Castagnasso) por falso testimonio. La misma medida se extendió al perito de la defensa, Luis Alberto Pérez, quien había testificado (de forma arbitraria) que el móvil policial se dirigía a 37 km por hora al momento del choque.

Luego de finalizada la audiencia, Roxana manifestó que desde un principio no confiaba en la corporación judicial sino en la justicia popular. Asimismo agregó que la lucha continúa porque está en las calles y que para enfrentar a una corporación que sólo le importa en cubrirse entre ellos por el uniforme, es necesaria la unión de vecinos, amigos, familiares y agrupaciones políticas en estas causas.

Además resaltó que lo más preocupante, es que se considera un atenuante el hecho de que de que a partir de un llamado al 911, se naturalice que los patrulleros puedan andar sin las sirenas y luces reglamentarias y atropellando a todo aquel que se cruce.

El haber llegado a la instancia de un juicio oral es un mérito propio de los familiares y amigos que desde un primer momento tuvieron organizarse y recoger solidaridad para luchar por justicia contra una policía que encubre y perpetua su impunidad y la criminalización de los pibes en los barrios más humildes, mientras se sigue intentando legitimar la “Doctrina Chocobar” y continúa siendo asesinado un pibe cada 23 horas.







Temas relacionados

Nehuén Rodríguez   /    Alejandrina Barry   /    Gatillo fácil   /    Libertades Democráticas   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO