Géneros y Sexualidades

DIVERSIDAD SEXUAL

A las calles: un movimiento LGTBI independiente contra el avance de la derecha

El próximo 7 de noviembre se realizará en la Ciudad de Buenos Aires la Marcha del Orgullo. Aún con el escenario incierto del balotaje, lo que es seguro es que el próximo presidente será un fiel aliado del Vaticano y su doctrina. El Frente de Izquierda plantea la necesidad de organizar un movimiento LGTBI en las calles e independiente de los partidos tradicionales junto a los trabajadores, las mujeres y la juventud para la defensa de nuestros derechos.

Tomás Máscolo

@PibeTiger

Cecilia Mancuso

Dirigente Juventud PTS | @CeciMancuso

Martes 3 de noviembre de 2015 | Edición del día

Desde el XXX Encuentro Nacional de Mujeres en Mar del Plata ocurrieron más de nueve femicidios y el travesticidio de Diana Sacayán, poniendo de manifiesto que la violencia misógina y homolesbotransfóbica no cesan. Mientras Scioli se mostró orgulloso del accionar de la bonaerense que respaldó al grupo fascista marpletense junto al que reprimieron la marcha durante el encuentro, Diana Sacayán pocos días antes de ser asesinada era detenida y golpeada por la metropolitana de Macri. El futuro escenario del balotaje dejó en claro que, sea quien sea presidente, será un fiel aliado del papa Francisco, el mismo que hace tan solo unas semanas sentenciaba a la homosexualidad como un modo de vida irresponsable y anormal.

PRO misoginia y homolesbotransfobia

Las elecciones dieron como resultado la victoria en la provincia de Buenos Aires de la egresada de la UCA María Eugenia Vidal que en plena campaña, habiendo recibido el apoyo de la Iglesia católica, ratificó lo que ya sabíamos, su tajante negativa al derecho al aborto legal, seguro y gratuito. Su colega, la clerical Gabriela Michetti, no tardó en intentar hacer del pasado un olvido y luego del resultado electoral, hizo público su arrepentimiento sobre el voto negativo a la ley de matrimonio igualitario. Una cínica declaración de quien aspira a la vicepresidencia para tratar de conquistar algunos votos progresistas, renegando de la opción que había tomado la mayoría de su bloque y de la que ella fue referente. El PRO no puede ocultar sus íntimos lazos con la Iglesia católica, ni borrar con el codo lo dicho y hecho todos estos años.

Era Mauricio Macri el que hace unos años afirmaba que los homosexuales eran personas enfermas, no cien por ciento sanas. Y también fue el mismo Macri el que en la Ciudad de Buenos Aires vetó el protocolo de atención de abortos no punibles votado en la legislatura. Ni hablar que por su parte el ganador a intendente de la Plata parte de esta coalición, Julio Garro, este mismo año declaró que las personas trans eran delicuentes y que no se le ocurriría “darle un trabajo a un travesti cuando hay madres y padres con hambre”.

Un relato con fisuras

Las demandas democráticas conquistadas por la diversidad sexual fueron un avance en tanto visibilidad ganada. No se puede negar que la Ley de Matrimonio Igualitario y la Ley de Identidad fueron un cambio en la subjetividad de las personas y mostraron la vida de quienes viven su identidad y su sexualidad fuera de la heteronorma. Ahora, esa visibilidad no significa que la igualdad que impone la ley se manifieste de la misma manera en la vida material de las personas.

"La definición de matrimonio la vinculo con hombre y mujer" decía Scioli previa sanción del matrimonio igualitario. Este dicho, en boca del candidato a presidente del FPV, es uno más de los capítulos que el relato intenta ocultar, así como la excelente relación entre la Iglesia y el gobierno, y su persistente negación a legalizar el aborto.

Cuando se votó el matrimonio igualitario, en base a un proyecto presentado por un bloque de diputados de la centroizquierda, 30 diputados del FpV votaron en contra y 10 se ausentaron, haciendo peligrar la aprobación del mismo. De aquella discusión podemos recordar la ferviente defensa de la familia heterosexual de la senadora del Opus Dei, Liliana Negre de Alonso, una de las actuales apuestas de Scioli para la Corte Suprema de Justicia. Es que aunque intenten mostrar las decisiones individuales de algunos de sus diputados y senadores, la posición mayoritaria del FPV fue conservar sus lazos son el Vaticano, acordando la reaccionaria reforma del Código Civil.

#NiUnaMenos, basta de travesticidios

Durante el 2014 hubo 277 mujeres asesinadas por violencia contra las mujeres; en 9 de cada 10 casos, el agresor fue la pareja o ex de la víctima. A su vez desde el año pasado hasta Octubre de 2015 se produjeron 12 asesinatos a mujeres trans según confirmó La Casa del Encuentro de acuerdo al relevamiento de noticias publicadas en los medios de comunicación.

Con el asesinato a Diana Sacayán, fueron 3 las travestis encontradas asesinadas salvajemente el último mes. Tras la conquista de la ley de identidad de género la mayoría de las personas trans aun deben enfrentarse diariamente a la persecución policial y la violencia cotidiana que la Iglesia se encarga de potenciar con su discurso transfóbico, a lo que se le suma la falta de acceso al trabajo y la educación. Por otro lado, su implementación en la salud es una verdadera ruleta, son pocos los establecimientos donde se pueden realizar tratamientos hormonales y operaciones, y a eso se le agrega la falta de capacitaciones para llevarlos adelante.

Mientras tanto a modo de cierre de campaña, Scioli, que hace tan solo unos días afirmó que para él la violencia de género es una “cuestión familiar” en la que no se mete y que durante su mandato en la provincia le otorgó subsidios millonarios a la educación privada religiosa, decidió coronar su propia batalla cultural en Showmatch.

En esta marcha del orgullo: Ni Macri, ni Scioli

El balotaje dejó como opción a dos fervientes menemistas aliados del Papa que prometen un futuro ajuste sobre los trabajadores, recortes sobre la educación y la salud, que afectarán también a la mayoría de las mujeres y personas LGBTI, que realizamos siempre los trabajados más precarizados y en negro.

Ni Macri, ni Scioli son la garantía de la defensa de los derechos que conquistamos con la lucha; menos aún de la pelea contra la discriminación y por el fin de nuestra opresión definitiva. La agenda que preparan es la agenda de la derecha, con más policías en las calles, con recortes a la salud a la que ni siquiera hoy podemos acceder y menos oportunidades laborales para conseguir los trabajos que hoy también nos discriminan. Por eso, el próximo 7 de noviembre, el PTS y Pan y Rosas en el Frente de Izquierda marcharemos dentro del único bloque de la izquierda independiente del Estado y el gobierno nacional, reclamando la separación de la Iglesia del Estado, la educación sexual en las escuelas, el aborto legal, seguro y gratuito, el cese de la persecución policial y el acceso al trabajo, la educación y la salud para las personas trans. Basta asesinatos a personas trans, justicia por Diana Sacayán! No hacerle el juego a la derecha es defender la lucha independiente y en las calles del movimiento LGTBI y marchar junto a la única alternativa de la izquierda que no elegirá entre ninguno de los candidatos del menemismo.







Temas relacionados

XXX Encuentro Nacional de Mujeres   /    Marcha del Orgullo   /    LGTBI   /    Mauricio Macri   /    Iglesia Católica   /    Daniel Scioli   /    LGTBI   /    Géneros y Sexualidades

Comentarios

DEJAR COMENTARIO