Internacional

DECLARACIÓN DEL MRT

A las calles por Marielle, por una investigación independiente y el fin de la intervención federal en Río

Reproducimos la nueva declaración del Movimiento Revolucionario de Trabajadores de Brasil frente a la situación abierta con el brutal asesinato de Marielle Franco, concejala carioca por el PSOL.

Miércoles 21 de marzo | Edición del día

Marielle, presente!

Es el grito que resonó por las calles y en las redes de Brasil e internacionales. Los golpistas Michel Temer, Luiz Fernando Pezão (gobernador de Rio de Janerio), Marcelo Crivella (alcalde de la ciudad de Rio) y todos sus agentes como la corporación mediática Globo y el autoritario poder judicial, crearon un país en el que la crisis pueda ser descargada sobre las espaldas de los trabajadores, con diversos ataques. Un país donde derechistas como el diputado Bolsonaro y los reaccionarios que asesinaron a Marielle pensaban que podrían llevar hasta el límite el reaccionarismo sin una fuerte respuesta. ¡Pero no!

Del lado de los luchadores, la tristeza se fue transformando en lucha y revuelta. Ocupamos las calles masivamente en todo el país. Las redes sociales expresaron un giro a izquierda de bronca contra el Estado con la reivindicación de la figura Marielle. Querían callar a quien denunció a los golpistas y sus crímenes, pero el resultado fue el opuesto. El diputado ultra reaccionario Bolsonaro se quedó callado. Ahora, son los poderosos los que tiene miedo de lo que va a pasar en el país con semejante conmoción social generada por el asesinato de Marielle. Volvieron a hablar de Junio de 2013, con miedo de la explosión social.

Con miedo, la Globo intenta, como hizo en Junio, ligarse a la conmoción social por Marielle para intentar canalizarla en clave reaccionaria, fortaleciendo la intervención militar, en una alianza reaccionaria con Temer. Otro sector aun más reaccionario lanza todo tipo de mentiras sobre Marielle para intentar dividir el consenso social que repudia el asesinato, pero la respuesta en las redes los está obligando a retroceder. Todo ese grito es también por Anderson.

Te puede interesar Las nefastas mentiras de la derecha sobre Marielle

No podemos salir de las calles. Las centrales sindicales CUT y CTB así como las organizaciones del movimiento estudiantil tienen que poner su peso al servicio de la movilización. Avancemos en la organización por lugar de trabajo y estudio.

Tenemos que ser decenas y decenas de miles en las calles para que la tierra tiemble por justicia por Marielle, sin parar hasta alcanzar nuestros objetivos. Además de ocupar las calles, necesitamos organizarnos en los lugares de trabajo y estudio para fortalecer nuestra movilización y organización desde las bases, con asambleas y comités que discutan democráticamente un plan de lucha y coordinen a los sectores movilizados, extendiendo esa organización también por los barrios.

No podemos aceptar que los sindicatos se mantengan pasivos en una situación grave como esta. La central Força Sindical llamó a una movilización de metalúrgicos en la zona Este de San Pablo que marchó por las calles. Es solo una demostración de disposición de lucha en las bases de los trabajadores, incluso en la base de una central sindical de las más mafiosas. Pero los sindicatos dirigidos por el PT y PCdoB siguen sin convocar a nada. Es urgente que la CUT y la CTB pongan su peso al servicio de la movilización, organizando asambleas en los lugares de trabajo que voten un plan de lucha, unificando a todos los que salieron a las calles en esta última semana para derrotar las medidas golpistas, como los docentes de San Pablo, que después de las enormes manifestaciones lograron imponer un retroceso del alcalde João Doria, que quería aplicar la reforma previsional en el municipio.

Organicémonos en los lugares de trabajo para exigir que los sindicatos convoquen de inmediato asambleas para votar ese plan de lucha para imponer justicia por Marielle y nuestras demandas. Los sindicatos de la izquierda y los ligados a las centrales Conlutas e Intersindicales, tienen que ser la línea de frente de esas iniciativas, así como el PSOL, que tiene mucho peso en Rio. El MTST, Movimiento de Trabajadores Sin Techo, que se han fortalecidos por la victoria de conquista de viviendas en el ABC paulista y con la proyección de la figura de su dirigente Guilherme Boulos, podría también organizar grandes acciones de calle. Acciones como esas, combinadas con una fuerte exigencia, podrían obligar a que las direcciones del movimiento de masas salgan de la pasividad.

El movimiento estudiantil también puede entrar con fuerza. Hubo profesores y sectores de las burocracias académicas que pararon las clases el último jueves (15) por Marielle. Ese es un paso importante, que tiene que pasar todos los días que haya movilización. Pero necesitamos organizar a los estudiantes, docentes y no docentes para que en cada universidad y escuela se debata cómo seguir la lucha, organizar movilizaciones, paros, donde sea posible, ocupaciones que puedan servir como forma de masificar la lucha. Tenemos que construir nuestros organismos independientes de la burocracia académica. Todas las organizaciones del movimiento estudiantil que reivindican la figura de Marielle tienen que poner su fuerza al servicio de esa lucha.

La verdad y justicia por Marielle solo podrá venir de una investigación independiente y la imposición del fin de la intervención federal y de las Unidades de Policía Pacificadora (UPP) con la fuerza de la movilización.

En nuestra lucha por justicia no podemos confiar en la policía y sus investigaciones, porque conocemos los mil lazos que tiene con el crimen organizado y sus intereses políticos. Sabemos que el Estado es el responsable por el asesinato de Marielle.

Solo una investigación independiente puede garantizar un verdadero relevamiento y encontrar a los culpables, no solo a los ejecutores sino los mandantes de este crimen político. Es necesario conformar una Comisión de Investigación Independiente con parlamentarios del PSOL, representantes de organismos de derechos humanos, de sindicatos, de movimientos de las favelas que saben bien como opera la policía y el crimen organizado, intelectuales especialistas en la crisis social de Rio y otros sectores que tengan la legitimidad popular para investigar. Lucharíamos en las calles para que esta comisión tenga acceso a todos los archivos de la investigación y recursos para trabajar. Una comisión como esta, apoyada en la fuerza de las calles, podría instituirse como un organismo que tenga la legitimidad para investigar los frecuentes asesinatos del Estado, como el que recientemente le quitó la vida a más de 3 personas, una de ellas un niño de un año, en la favela Alemão.

El PSOL tiene fuerza en Rio para luchar por una investigación independiente y no depositar la justicia por Marielle y Anderson en manos de la policía. Este trágico acontecimiento con Marielle debería llevar a una ruptura con la política de generar ilusiones en la humanización de la policía, como levanta el PSOL.

Nuestra movilización puede y debe imponer el fin de la intervención federal en Rio y de las UPP con la fuerza en las calles. Basta de militarización en Rio, que solo trae más muertes, que hace correr la sangre negra y no representa ningún combate al reaccionario crimen organizado.

Temer y Pezão son canallas que resuelven aplicar una intervención federal para desviar la atención de su derrota en la reforma previsional y fingir que dan una respuesta al problema de la violencia social que vive la población carioca. El Superior Tribunal Federal (STF) puede pautar en los próximos días la intervención federal, pero solo la fuerza de las calles puede imponer el fin de la militarización, no estos golpistas de toga, que son los mismos que quieren encarcelar a Lula, otra medida reaccionaria que quieren llevar adelante.

En esta lucha por el fin de la militarización no podemos tener la ilusión en el PT, que abrió espacio para la naturalización de la militarización con las UPP. Lula llegó a decir que “El gobierno hizo de la favela de Rio un lugar de paz. Antes, el pueblo le tenía miedo a la policía, que solo subía para pegar. Ahora la policía le pega a quien le tiene que pegar, protege al ciudadano, le lleva cultura, educación y decencia”. En su gobierno hicieron, por ejemplo, la megaoperación en el Complejo Alemán en 2007 que dejó 19 muertos y Dilma en 2014 también reubicó tropas del ejército a Rio. El senador Jorge Viana del PT tuvo el descaro de decir, después del asesinato de Mariele, que “no podemos estar dividiendo si la intervención es buena o no en el área de seguridad de Rio de Janeiro. Yo quería una intervención en todo Brasil”.

Cualquier política seria de combate al crimen organizado tiene que pasar por la legalización de las drogas. La policía y el estado tienen mil vínculos con el crimen organizado que no van a ser resueltos con la política prohibicionista y de la mal llamada “guerra a las drogas”, que solo genera más muertes. Además de la necesaria libertad individual para decidir sobre el uso de las drogas, la población debe tener acceso a la información sobre las consecuencias y un acompañamiento del Estado a los dependientes con una amplia red de control y atención en el sistema público de salud.

Para enfrentar la crisis de Rio hay que hacer que los empresario y políticos corruptos paguen por ella

No podemos aceptar que Rio siga en esta profunda crisis social, económica y política y que los empresarios y políticos corruptos sigan descargando la crisis en nuestras espaldas, terminando con los empleos formales, atrasando salarios, atacando con la reforma laboral, privatizando la CEDAE (empresa de saneamiento básico), precarizando la Universidad Estadual de Rio de Janeiro (UERJ) y la educación y otros ataques. Ellos están llevando el estado de Rio de Janeiro a la miseria y descomposición social que ya genera fenómenos aberrantes como el asesinato de Marielle.

Solo atacando las ganancias de los capitalistas y no aceptando los excesos de esta casta de políticos parásitos corruptos vamos a sacar a Rio de este camino al que los golpistas están llevando con el liderazgo del PMDB de Rio, que era la base central de sostenimiento de los gobiernos de Dilma y Lula.

Solo la fuerza de los trabajadores puede dar una salida a la crisis. Los “garis” (recolectores) demostraron en la histórica huelga de 2014 el poder de la unidad del Rio de Janeiro profundo, del Rio negro, de las favelas y de los trabajadores precarizados, con cientos de miles de estudiantes, estatales y sectores progresistas de Rio. Rio solo vive la actual crisis social porque la burguesía hasta ahora logró bloquear esa unidad e impedir que surja un sujeto social independiente, manteniendo a la población carioca rehén del Estado, por un lado, y del crimen organizado reaccionario por el otro. Con organización desde las bases, superando a las burocracias, como hicieron los garis, podemos vencer y hacer que sean los empresarios y políticos corruptos los que paguen la crisis.

Con una alianza como esta podemos ir a los problemas de fondo que llevan a Rio a barbaries como la que sucedió con Marielle. Podemos parar los ataques en curso, revertir los que los golpistas nos impusieron y avanzar en nuestras demandas, con la expropiación de conocidos ladrones y explotadores como Jacob Barata, que se enriquecieron a nuestra costa y poner las empresas de transporte y las demás involucradas en corrupción bajo control de los trabajadores y usuarios, ligado a organismos de la sociedad. Terminar con las exenciones multimillonarias a los capitalistas e imponer impuestos progresivos a los capitalistas y otras demandas que sean capaces de sacar a Rio de la crisis.

Para eso, necesitamos avanzar en nuestra organización política, construyendo una alternativa de los trabajadores, socialista y revolucionaria que supere al PT por izquierda, ya que fue el PT que abrió espacio para el golpe con su política de conciliación con la derecha, con sus ajustes y la reproducción de los métodos corruptos de los partidos de la derecha tradicional. Como explicamos en esta declaración, hay cuestiones fundamentales para el desarrollo de una movilización del movimiento de masas a un nivel superior, donde el PSOL podría hacer la diferencia con el peso de sus parlamentarios, con los sindicatos y organizaciones que dirije, que podrían ser una gran base de apoyo para exigir al PT y al PCdoB que hagan lo mismo, pero lamentablemente eso no se viene dando, lo que es necesario revertir.

El Movimiento Revolucionario de Trabajadores (MRT), que impulsa junto con independientes Esquerda Diário y otros ámbitos de organización, seguirá poniendo todas sus energías para desarrollar una movilización independiente del movimiento de masas, que para nosotros es la única forma de hacer verdaderamente justicia por Marielle. Sea parte de estas batallas con nosotros.








Temas relacionados

Marielle Franco   /    Intervención militar en Rio de Janeiro   /    Michel Temer   /    Río de Janeiro   /    Brasil   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO