Géneros y Sexualidades

#NIUNAMENOS

A dos años del #3J: Pan y Rosas se hizo oír en Cañuelas

Debatimos y salimos a las calles en la ciudad. El kirchnerismo invitó a tomar mates. Nosotras marchamos en capital. Mirá las fotos y sumate.

Martes 6 de junio | 00:00

La bronca aún resuena en las calles. Ya han pasado dos años de aquel 3 de Junio de 2015 en el que durante el gobierno de Cristina Kirchner miles salimos a las calles a hacer resonar el grito de #NiUnaMenos. Esta vez, enfrentamos la misma violencia patriarcal con Mauricio Macri al poder. Los gobiernos de ambos signos políticos, tanto nacionales como provinciales y municipales, son responsables de que la violencia machista no se detenga.

Desde hace dos años que Pan y Rosas se desarrolla en Cañuelas y está en cada una de las marchas que se convocan en la ciudad, dando la pelea codo a codo con la clase obrera, aclamando con fuerza contra el sistema capitalista y patriarcal que nos somete a una doble opresión como trabajadoras y como mujeres. Mientras tanto, era la intendenta municipal Marisa Fassi (FPV-PJ), la que se dedicaba a organizar una especie de “día festivo” en el que había bailes, pelotero, radio abierta y hasta un stand de la Comisaría de la Mujer, en representación de la fuerza represiva que a diario no toma las denuncias de las mujeres que se acercan a manifestar hechos de violencia.

Sin embargo, este año, ni el municipio de Cañuelas ha convocado a un evento, ni el Frente de Mujeres kirchnerista ha convocado a marchar. En cambio, el frente sólo invitó a tomar mates en una plaza pública, suspendido por supuestas “inclemencias climáticas”, con el auspicio de la Secretaría de Género municipal. Es decir, de la mano del mismo Estado que reproduce lógicas patriarcales y eclesiásticas, que inauguró una Plaza pública llamada “Ni Una Menos” cuando no existe en la localidad ni un refugio para víctimas de violencia de género. Y que incluso, durante el Día de la Mujer Trabajadora, 8 de Marzo, empapeló la ciudad con la imagen de Jorge Bergoglio y una frase demagógica y machista sobre el rol de las mujeres en la sociedad.

Te puede interesar: El municipio de Cañuelas llama a sumarse al 8 de marzo con una imagen de Bergoglio

Sin embargo, el 3 de Junio ha sido tomado y reivindicado como signo de lucha. Es el día en el cuál las mujeres demostramos ser una fuerza imparable. Es imprescindible que cada año seamos centenares de miles en las calles transformando la bronca en organización. Los gobiernos y los partidos patronales no hacen más que destilar cinismo. Como dice la precandidata del FIT por la Ciudad de Buenos Aires, Myriam Bregman, “con demagogia y fotos no se frena la violencia machista”.

Te puede interesar: Bregman: “Con demagogia y fotos no se frena la violencia machista, hay que declarar la emergencia”

Si tocan a una, nos organizamos miles

Desde Pan y Rosas apostamos a la organización consiente de las mujeres y volvimos a demostrar nuestra bronca en las calles. En Cañuelas el jueves anterior a la marcha realizamos una charla debate sobre Trata de Personas y Explotación Sexual.

Allí debatimos sobre la complicidad que tiene el Estado, los jueces y las fuerzas policiales en el funcionamiento de las redes de trata. Entendiendo en este contexto que el Estado actúa reiteradas veces como proxeneta y mercantiliza nuestros cuerpos. Arroja a las mujeres a situaciones de vulnerabilidad y luego las arrastra a la explotación sexual dónde jueces, políticos y policías mantienen el funcionamiento del negocio más redituable en el mundo junto con el narcotráfico.

Nuestras vidas valen mucho más que las ganancias de empresarios y funcionarios que mantienen el negocio de las redes de trata, que nos niegan el derecho de decidir sobre nuestros cuerpos, que nos empujan a trabajos donde sufrimos la explotación y dónde somos las más precarizadas.

Durante la charla quedó en evidencia lo imprescindible que es organizarse para dar la pelea contra aquellos que hacen grandes ganancias a costa de nuestras vidas. Esta organización tiene que ir de la mano de los trabajadores y estudiantes. Como lo venimos haciendo en estas semanas, apoyando firmemente a las enfermeras del Hospital Marzetti que pelean por un sueldo digno.

Por eso, el 3 de Junio por la mañana nos plantamos en las calles de Cañuelas y dejamos plasmadas las consignas que levantamos las mujeres en nuestra lucha diaria. Con algunos esténciles y con una intervención artística con siluetas de cuerpos colgados en los postes exigimos: Libertad para Higui; Aborto Libre, Seguro y Legal; Basta de desaparecernos para la trata; El Estado es responsable; Basta de homolesbotransfobia, de femicidios y travesticidios; declaración de Emergencia Nacional Ya; Separación inmediata de la Iglesia del Estado; entre otras.

No sólo eso. Por la tarde, desde Cañuelas marchamos a Plaza de Mayo haciendo de otro 3 de Junio un día de lucha indispensable. Por todas aquellas que ya no están y por todas las que aún sufrimos la opresión de este sistema capitalista-patriarcal que nos mata, explota y precariza a diario sin ningún pudor.

Leé también: El grito de #NiUnaMenos volvió a ganar las calles

Transformando nuestra bronca, mostramos que la única forma de romper con esta estructura que nos oprime es organizarse junto a los trabajadores y estudiantes. Por esto, te invitamos a organizarte con Pan y Rosas y a que gritemos juntxs que ¡Nuestra vida vale más que sus ganancias!

La única forma de romper con esta estructura que nos oprime es organizarse. Te invitamos a organizarte con Pan y Rosas y a que gritemos juntxs que ¡Nuestra vida vale más que sus ganancias!








Temas relacionados

Marisa Fassi   /    Cañuelas   /    #NiUnaMenos   /    Pan y Rosas   /    Géneros y Sexualidades

Comentarios

DEJAR COMENTARIO