Economía

INFORME UCA

A dos años de Macri: uno de cada tres es pobre en Argentina

La UCA reveló que la pobreza afecta a 13,5 millones de personas y 2,54 millones están en la indigencia. Más de la mitad de los hogares padece al menos un déficit de vivienda, educación o salud.

Martes 12 de diciembre de 2017 | Edición del día

En medio del debate por las contrarreformas, ataque a los derechos laborales y los jubilados, la Universidad Católica Argentina difundió el informe de pobreza. En el tercer trimestre de 2017, el 31,4% de la población es pobre, y el 5,9% es indigente.

Sin pobreza cero, como prometió Macri en su campaña, los porcentajes indican que la pobreza medida por ingresos golpea a 13,5 millones de personas y la indigencia afecta a 2,54 millones.

Los datos corresponden a una nueva metodología. La UCA modificó la serie utilizada en el período 2010-2016. Por este motivo, estos datos no pueden ser comparados con los anteriores. Sin embargo la universidad también volvió a calcular la pobreza y la indigencia con la metodología anterior hasta 2017 para poder comparar con años previos.

Uno de los cambios en los cálculos es el uso de la base de datos del censo 2010, en lugar del 2001. También se modificaron los cuestionarios de preguntas y se utilizaron las canastas de consumo e ingresos que usa el Indec en sus estimaciones.

Si se utiliza la vieja metodología, la pobreza medida por ingresos alcanzó en el tercer trimestre de este año al 28,6 %, hubo un descenso con respecto al mismo trimestre de 2016 (período de fuerte recesión) que fue del 32,9 %.

El porcentaje que dejó el kirchnerismo en 2015, luego de años de crecimiento exponencial, fue del 29,7 %. Se observa que no hubo cambios significativos desde la asunción de Macri. El primer año hubo una fuerte suba, luego bajó, pero la pobreza está en niveles similares a los que dejó el gobierno anterior.

En tanto, la indigencia aumentó del 5,7 % en 2015 al 6,4 % en el 2017 (metodología anterior UCA). Es decir hubo un incremento de las personas en condiciones de mayor vulnerabilidad.

Agustín Salvia, coordinador del Observatorio de la Deuda Social de la UCA, advirtió que "la Argentina sigue manteniendo un tercio de la población bajo la línea de pobreza por ingresos o por derechos", y agregó que "esto no cambió sustantivamente, aunque haya habido mejoras con relación a 2016 y, en algunos casos, frente a 2015".

El autor del informe afirmó que "los pobres son ahora más pobres que antes", según las declaraciones publicadas en el diario La Nación.

Desigualdad y pobreza juvenil e infantil

En la juventud y en la niñez la pobreza es más elevada. En el tercer trimestre de 2017, con la nueva metodología de la UCA, la pobreza trepa al 48,4 % en los niños hasta 14 años, casi la mitad. El 35,3 % de los jóvenes de 15 a 29 años son pobres.

La indigencia también es superior en ambos sectores, en 2017 el 10 % de los niños hasta 14 años son indigentes, y en los jóvenes de 15 a 29 años, el 6,6 %.

El informe desnuda el problema de la desigualdad, el sector más rico se queda con el 31,8 % de los ingresos, mientras que los más pobres sólo obtienen el 1,7 %, según los nuevos cálculos de la universidad en 2017.

Al observar la vieja metodología, empeoró la distribución del ingreso. En 2015 el sector más rico se llevaba el 30,5 % de los ingresos y en 2017, el 33,2 %. Los sectores más pobres pasaron de quedarse con el 2,2 % de los ingresos en 2015 al 1,9 % en 2017.

La “década ganada” tampoco mostró variaciones significativas, en los períodos 2010-2015 el sector más bajo rondó el 2 % y el sector con más ingresos siempre se quedó con no menos del 30 %.

Pobreza por carencias elementales

La UCA también publicó el informe de pobreza multidimensional, que no estima por ingresos como los datos anteriores, sino que contempla un enfoque más amplio y analiza la falta de derechos de la población como seguridad alimentaria (si pasan hambre o consumen menos alimentos de lo que quisieran por problemas económicos), cobertura de salud (sin cobertura médica, sólo acceden al sistema público), servicios básicos (agua corriente, red cloacal, conexión energía), vivienda digna (hacinamiento, vivienda precaria, déficit del servicio sanitario), recursos educativos (inasistencia, déficit de recursos educativos), afiliación al sistema de seguridad social (sin acceso a la seguridad social), comunicación e información (no cuentan con acceso a la información ni a la comunicación).

La pobreza multidimensional afecta a más de la mitad de los hogares, el 64,5 % sufre al menos una de estas carencias; y el 41,3 % padece al menos dos carencias durante el tercer trimestre de 2017 (nueva estimación UCA).

La situación es más grave en el conurbano bonaerense, donde el 77,5 % de los hogares es carente de al menos un derecho, y el 52,6 % padece al menos dos carencias en el mismo período.

El documento desnuda la precariedad en la que vive la población, el 34,1 % de los hogares no cuentan con servicios básicos como conexión de red de agua corriente, o red cloacal o fuente de energía; el 34,7 % no tiene recursos educativos y el 21,4 % no cuenta con una vivienda digna.

¿Y la pobreza cero?

Para las patronales, el Gobierno de los Ceo realizó lo que prometió en su campaña como la eliminación de las retenciones a las exportaciones, el levantamiento del cepo, la “vuelta al mundo” con pago millonario a los fondos buitres y van por más.

Las reformas (laboral, tributaria, previsional), que están en el Congreso para ser votadas con la complicidad de la oposición peronista, son la frutilla del postre para satisfacer los pedidos empresariales.

Para los trabajadores y los sectores más postergados el eslogan de la pobreza cero fue otra “promesa sobre el bidet”, así como la eliminación del impuesto al salario, entre otras. Como diría “Marquitos” Peña, te la debo. A dos años de Macri, se ratifica que Cambiemos gobierna para los ricos.








Temas relacionados

Universidad Católica Argentina (UCA)   /    Mauricio Macri   /    Pobreza   /    Economía Nacional   /    Economía

Comentarios

DEJAR COMENTARIO