Mundo Obrero

CABA

A cinco años de la represión en el Hospital Borda

Hace cinco años la policía Metropolitana entraba al hospital para garantizar la demolición de un servicio esencial para los pacientes. Médicos, enfermeros, pacientes y organizaciones gremiales, políticas y sociales intentaron impedirlo. Fueron brutalmente reprimidos.

Rosa D'Alesio

@rosaquiara

Sábado 28 de abril | Edición del día

Foto * Enfoque Rojo

En la madrugada del 26 de abril de 2013, alrededor de 400 policías de la Metropolitana, ingresaron, sin una orden judicial, junto a varias cuadrillas de operarios con topadoras para demoler un taller terapéutico, donde los pacientes asistían para obtener conocimientos de carpintería y herrería.

Tras cortar la cadena de un portón trasero del Hospital Borda, ingresaron para demoler este taller, con el objetivo de construir allí el centro cívico de la ciudad. Un proyecto inmobiliario, ideado por el entonces jefe de Gobierno, Mauricio Macri. Pero médicos y pacientes, junto a organizaciones políticas, gremiales, intentaron evitarlo.

Los uniformados de la Metropolitana los reprimió ferozmente. También hirieron a periodistas. A media mañana la represión continuaba y la solidaridad de distintos sectores seguía llegando. Se hicieron presentes legisladores porteños, que intentaron en vano detener la represión. En total más de 50 personas fueron hospitalizadas por el gas pimienta y las balas de goma. Entre los heridos se encontraban pacientes, trabajadores del Borda, legisladores y periodistas. Además hubo más de una decena de detenidos.

Los medios trasmitieron en vivo cómo policías armados hasta los dientes, golpeaban y disparaban a pacientes y profesionales de la salud. Una hora después, un fallo de la Cámara en lo Contencioso Administrativo de la Ciudad, dictó una medida cautelar para detener las obras. La represión conllevó un repudio generalizado y un paro de ATE con una movilización masiva. La unidad de distintos sectores que defendían la salud pública, sirvió para que el gobierno de Macri no pudiera avanzar con su plan inmobiliario.

Foto * Enfoque Rojo

La impunidad de los responsable de la represión

Por el operativo, se inició una causa penal en la que estuvieron imputados, como responsables políticos, el ex jefe de Gobierno porteño Mauricio Macri, la ex vicejefa María Eugenia Vidal; los ministros Guillermo Montenegro (Seguridad y Justicia) y Graciela Reybaud (Salud). También fueron imputados Horacio Rodríguez Larreta y el exministro de Seguridad, Guillermo Montenegro .Todos fueron sobreseídos en 2016.

La Cámara Nacional de Casación Penal confirmó el sobreseimiento por los delitos por vejación y/o apremios ilegales. En tanto, la Cámara anuló el sobreseimiento del jefe y del subjefe de la Policía Metropolitana, Horacio Giménez y Enrique Pedace. Los exjefes de la Metropolitana enfrentan cargos por abuso de autoridad.

El ex comisario de la Metropolitana, Ricardo Pedace, fue procesado por ser responsable de la brutal represión en el Hospital Borda. Pero poco después fue premiado con un ascenso. Renunció a la Policía Metropolitana el martes 27 de diciembre de 2016, para asumir, poco después, al cargo de la Agencia Gubernamental de Control, que inspecciona boliches, geriátricos y se encarga de habilitaciones y clausuras. Tiene a su cargo a todos los inspectores del Gobierno porteño.

Ricardo Pedace no era un comisario más. En los hechos manejaba la Policía Metropolitana (PM), a pesar de ser el subjefe de la fuerza. Cuando comenzó a planearse la creación de la Policía de la Ciudad, el nombre de Pedace sonó como uno de los posibles candidatos a comandarla.

Pero este puesto fue ocupado por un Federal y por eso Larreta decidió darle a Pedace un puesto de importancia, nada menos que la dirección de la Agencia Gubernamental de Control.

Es lógico que el jefe de Gobierno premiase a Pedace, si son todos cómplices de la represión que ordenó Macri.








Temas relacionados

Hospital Borda   /    ATE   /    Represión   /    Libertades Democráticas   /    Ciudad de Buenos Aires   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO