Cultura

SIGMUND FREUD

A 77 años de la muerte del padre del psicoanálisis

El 23 de septiembre de 1939 moriría Sigmund Freud, neurólogo austriaco y de origen judío; quién se convertiría en un personaje amado por algunos que se volverían sus seguidores, y odiado por otros, por quebrar algunas de las ideas de la moral victoriana.

Viernes 23 de septiembre de 2016

1 / 1

Nació en 1856 en Pribor, ciudad que ahora es parte de la República Checa y entonces formaba parte del Imperio Austriaco en el seno de una familia judía, fue el mayor de seis hermanos, y tuvo dos hermanastros del anterior matrimonio de su padre; en su niñez se mudaron a Viena y posteriormente Freud ingresó a la Universidad de esa ciudad.

Fue médico y neurólogo de profesión, mientras realizaba unos estudios en París con el neurólogo Jean Martin Charcot, en donde hacían uso de la hipnosis para tratar la histeria, Freud se dio a la tarea de pensar algo que explicara por qué la hipnosis curaba parcialmente el síntoma, pero al final volvía a aparecer de otra forma, lo que lo llevó a realizar varios estudios como la asociación libre y la interpretación de los sueños, hasta dejar de lado la hipnosis.

Comenzó a plantear la idea de un inconsciente que figuraba en la vida de los sujetos y determinaba hasta cierto punto sus acciones, entonces el psicoanálisis se convirtió en una teoría y método para traer lo inconsciente al ámbito de lo consciente a través de la palabra; ya que sólo descifrando el origen del síntoma era posible eliminarlo.

Algunos de los aportes más importantes que hizo Freud a la psicología contemporánea fueron el del inconsciente y el de un aparato psíquico que guiaba la vida de los sujetos, es decir una estructura de la mente que está dividida en tres partes: ello, yo, y superyó. Estos aportes junto con los de la sexualidad de los sujetos ayudaron a pensar el desarrollo de la mente humana; sin embargo también fue duramente criticado por no tener bases “físicas” que apoyaran su teoría.

En 1923 se le diagnosticó cáncer de paladar debido a su gusto por fumar puros, el cual no dejó a pesar de que su condición empeorara; Freud continuó trabajando sobre su teoría y los nuevos conceptos que planteó. En 1938, cuando Austria fue anexada a la Alemania nazi, a pesar de su negación por salir del país, la constante hostilidad del Tercer Reich lo obligaron a salir y refugiarse en Londres, ya que era considerado enemigo del Reich por ser judío y por ser fundador de la escuela psicoanalítica.

Finalmente, sus cuatro hermanas murieron en campos de concentración mientras Freud moriría en Londres el 23 de septiembre de 1939, a causa de tres inyecciones de morfina que le fueron aplicadas a petición suya para evitar el dolor que le causaba el cáncer de paladar.

Algunas de sus obras más conocidas son “Tótem y tabú”, “Tres ensayos de teoría sexual”, “Psicología de las masas”, y “El malestar en la cultura”.






Temas relacionados

Teoría // Ideología   /   Sigmund Freud   /   Psicoanálisis   /   Cultura

Comentarios

DEJAR COMENTARIO