Internacional

MOVILIZACIÓN DE TRABAJADORES

A 77 años de la expropiación del petróleo mexicano

Petroleros, maestros, electricistas y campesinos se movilizan en el aniversario de la expropiación petrolera en México contra la reforma energética del gobierno de Peña Nieto.

Maestro Arturo Méndez

Agrupación Magisterial y Normalista Nuestra Clase

Viernes 20 de marzo de 2015 | Edición del día

En el 77 aniversario de la expropiación petrolera, este 18 de marzo estuvo marcado por movilizaciones que expresan la resistencia de distintos sectores a las reformas estructurales y los planes de hambre y miseria del gobierno de Enrique Peña Nieto.

Petroleros

El miércoles por la mañana se realizó la primera movilización en defensa de Pemex y contra los despidos en el sector, de la que participaron trabajadores petroleros de distintos estados del país, estudiantes universitarios y un contingente del Movimiento de los Trabajadores Socialistas (MTS).

La marcha arribó a Ciudad Universitaria (UNAM), en donde se realizó una conferencia de prensa en la Facultad de Economía, con la participación de representantes de las secciones 35 y 11 del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana y de la Unión Nacional de Técnicos y Profesionistas Petroleros del Distrito Federal.

En la mesa estuvieron también representantes del Sindicato de Trabajadores de la Caja de Ahorro de los Telefonistas, el Sindicato de la Unión de Trabajadores del Instituto de Educación Media Superior y la Nueva Central de Trabajadores, quienes expresaron su solidaridad con los petroleros en la lucha contra los despidos y la reforma energética.

Magisterio

Por acuerdo de su Asamblea Nacional Representativa, la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) realizó un paro de 24 horas en repudio a la represión contra los maestros en Guerrero el pasado 26 de febrero, contra la reforma educativa y contra la entrega de Pemex.

En Oaxaca, 81 mil maestros de la Sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) realizaron el paro, con bloqueos a gasolineras y a instalaciones de Pemex, como la subdirección de Almacenamiento y Reparto de Pemex en Valles Centrales y la refinería “Antonio Dovalí Jaime” en el puerto de Salina Cruz.

En Michoacán, la Sección 18 del SNTE (también adscrita a la CNTE) paró labores en al menos 11 mil escuelas de nivel básico y realizó diversas manifestaciones en protesta contra las reformas educativa y energética. Los maestros tomaron las instalaciones de Pemex en Cuto.

En Chiapas, maestros de las secciones 7 y 40 del SNTE y estudiantes normalistas bloquearon plantas de almacenamiento y distribución de Pemex en Tuxtla Gutiérrez y Tapachula, en protesta contra las reformas estructurales y por la aparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa.

En Guerrero, maestros de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero, junto a una comisión de padres de los normalistas desaparecidos de Ayotzinapa, bloquearon gasolineras y realizaron una marcha en Chilpancingo contra la reforma energética y por la aparición con vida de los 43.

Electricistas

En la Ciudad de México, por la tarde el Sindicato Mexicano de Electricistas junto a comités de usuarios de luz, realizaron una marcha sobre la avenida Paseo de la Reforma para arribar a la Secretaría de Gobernación, en exigencia de que se solucione el conflicto de los electricistas y bajen las tarifas de luz.

En 2009, el gobierno del entonces presidente Felipe Calderón decretó la extinción de la compañía Luz y Fuerza del Centro, con lo que quedaron en la calle 44 mil electricistas. Desde entonces, miles de electricistas se mantienen en resistencia.

Campesinos

Desde la mañana, en la Ciudad de México decenas de miles de campesinos de diversas organizaciones y de varios Estados del país, marcharon a la residencia oficial de Los Pinos para después dirigirse por la tarde a la Secretaría de Gobernación, en donde instalaron un plantón.

La movilización se realizó en protesta frente al intento de privatización del agua que el gobierno y los legisladores intentan imponer con una nueva legislación sobre el vital líquido, y frente al recorte del presupuesto al campo como parte del ajuste al gasto público, anunciado por el Secretario de Hacienda como medida para enfrentar la caída en los precios del petróleo.

Cabe recordar que los campesinos y los pueblos originarios también están bajo el ataque de la reforma energética, que contempla la posibilidad de la expropiación de tierras en beneficio de las transnacionales.

También el 18 de marzo, en San Quintín, Baja California, fue reprimida la movilización y el paro laboral realizado por jornaleros agrícolas en exigencia de mejora salarial, seguridad social, reducción de la jornada laboral, contra el acoso sexual, por vacaciones y otras demandas.

Perspectivas frente a la ofensiva del régimen

Al mismo tiempo que el gobierno, los partidos y las instituciones del régimen intentan recomponerse mediante las elecciones de la profunda crisis de legitimidad abierta a partir de Ayotzinapa, y pretenden desviar hacia las urnas el descontento social, siguen tensando la cuerda con su ofensiva privatizadora, autoritaria y represiva.

La coordinación de los distintos sectores en lucha se hace indispensable para enfrentar de manera unificada esta nueva ofensiva del régimen, y responder de manera independiente. Una medida elemental en este sentido es impulsar, junto a los padres de Ayotzinapa, una gran campaña nacional en repudio a las elecciones, que puede expresarse mediante la anulación del voto inscribiendo en la boleta Nosfalta43, como propone el MTS, u otras formas.







Temas relacionados

San Quintín   /    SME   /    Expropiación petrolera   /    Petroleros   /    CNTE   /    Campesinos   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO