Política

LESA HUMANIDAD

A 40 años de la visita de la CIDH: el cinismo de Macri sobre su defensa de los derechos humanos

El presidente encabezó un acto en la Residencia de Olivos por el 40° aniversario de la visita de la CIDH. Funcionarios de su gobierno, que muchas veces atacaron la lucha contra los crímenes de lesa humanidad, estuvieron sentados en la primera fila.

Sábado 7 de septiembre | 00:41

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) llegó a la Argentina el 6 de septiembre de 1979, durante la dictadura militar para recibir denuncias sobre desapariciones forzadas de personas.

Este viernes por la tarde, en la Residencia de Olivos, el gobierno realizó un acto homenaje a esa visita. Estuvieron presentes en el acto el ex juez que integró el Tribunal que juzgó a las Junta Militar Ricardo Gil Lavedra; la ex senadora y hermana de una desaparecida Norma Morandini; el dirigente QOM Félix Díaz. Además de Graciela Fernández Meijide, madre de un desaparecido quien habló en el acto.

Además, estuvo el embajador de los Estados Unidos -país que impulsó el golpe del 76, Edward Prado; el de Gran Bretaña, Mark Kent, y a embajadora argentina ante la OEA, Paula Bertol, a titular de la CIDH, la mexicana Esmeralda Arosemena de Troitiño -quien también tomó la palabra-.

Entre los funcionarios del gobierno, se encontraba presente el canciller Jorge Faurie, el ministro de Justicia Germán Garavano y el secretario de Seguridad, Eugenio Burzaco. También el secretario de cultura Pablo Avelluto, Ambiente, Sergio Bergman, el secretario de Culto, Alfredo Abriani, y el vicegobernador de la provincia de Buenos Aires, Daniel Salvador, el secretario de Derechos Humanos, Claudio Avruj, y su par en la provincia de Buenos Aires, Santiago Cantón, tuvieron un rol destacado, impulsando este evento y la presencia de la CIDH en la Argentina.

Macri cerró el acto. Entre sus primeras frases se lo escucho decir: "Los postulados de Memoria, Verdad y Justicia siguen perdurando como políticas de Estado".

Asimismo, agradeció la presencia en el acto miembros de los organismos de derechos humanos “que tanto han contribuido al retorno de la democracia de nuestro país”. Luego resaltó “esa visita de 1979 y el posterior informe fueron emblemáticos para nuestra historia, porque echaron luz sobre años muy oscuros de nuestro país. Marcaron un hito en el estado de derecho en la Argentina”.

Finalizó con otro de sus mensajes hipócritas. “Repudiamos el terrorismo, y vamos a repudiarlo siempre, vivimos en un mundo que no está exento de amenazas… los argentinos queremos vivir en paz, respetando a los que piensan distinto”.

La familia Macri hizo grandes negocios con la dictadura. En 1973, el clan Macri era propietario de 7 empresas, finalizada la dictadura esa suma ascendía a 47.

Una vez en el gobierno, Mauricio Macri negó que hubieran 30.000 desaparecidos. Y avaló a miembros de Cambiemos que respaldaron el 2x1 como fue el propio secretario de Derechos Humanos Claudio Avruj.

Durante sus casi cuatro años de gobierno, Mauricio Macri se negó, al igual que todos los presidentes que lo precedieron, a entregar los archivos de la dictadura para saber la verdad de lo que ocurrió con los desaparecidos y a quienes fueron entregados los más de 400 bebés apropiados.

Te puede interesar:Diputados debaten diversos proyectos contra el 2x1 a genocidas







Comentarios

DEJAR COMENTARIO