Cultura

MÙSICA

A 30 años del disco Oktubre, el rock como todo llanto

Uno de los discos emblemáticos, celebra treinta años desde su aparición.Momento cumbre de la historia ricotera, que a partir de entonces ya no volverá a ser como antes.

Franco Villalba

Delegado de Alicorp - La Matanza

Ricardo Farías

Docente | Corriente Nacional 9 de Abril | Lista Marrón L.de Zamora| @ricardodamian

Martes 4 de octubre de 2016 | Edición del día

Si hay algo que caracteriza a Los Redondos, es ese halo de misterio que rodea su trayectoria, desde sus comienzos más parecido a un colectivo artístico que a un grupo de rock, pasando por sus discos, las letras de sus canciones y la relación con sus seguidores y la prensa.

La banda que postuló la independencia artística absoluta a través de toda su carrera, tuvo en Oktubre un disco bisagra, que a 30 años de haberse publicado sigue siendo un objeto atesorado en el corazón de cientos de miles de personas que nunca más verán en vivo a la banda que junto con Sumo (está por otras características); supo partir al medio el rock nacional. Este mes se realizarán todo tipo de homenajes y recordatorios al disco clave de Los Redonditos, por ese motivo nos atrevemos a meter mano en la obra de la banda más querida por el público argento.

Los pasos previos a Octubre

Lejos de ser una banda que salió al ruedo con la oleada post-Malvinas (como fue el caso de Soda Stereo, Sumo), Los Redondos venían abriéndose camino a fuerza de actuaciones desde 1976. A pesar de tener un importante recorrido por pubs, bares y teatros, grabaran su primer disco recién en 1985, “Gulp”. La banda se había propuesto trazar un camino independiente desde el momento mismo de su formación, incluso la única vez que tocaron en un festival en la cancha de Gimnasia (acuerdo que llevó adelante la "Negra" Poly sin el consentimiento del Indio), esa noche el cantante debió ser reemplazado por Luca Prodan, al negarse a compartir escenario con otras bandas.

La popularidad de los Redondos no se cimentará en "pegarla" con algún disco o canción, tocar en festivales para muchas personas, ni ser pasados por radios o difundidos en medios gráficos (todo lo que ocurre con las bandas de rock de ahora, incluso las que se reclaman independientes), sino que la banda "deberá untarse las mantecas" de la cultura rock, eufemismo que utilizó el Indio siempre para dar a entender que debieron hacerse de un camino solos, sin recibir favores de nadie.

Un disco en honor a todas las revoluciones

Oktubre sale en el año 1986, presentado por la banda en un show vivo en el mítico Paladium el 18 y 25 de octubre de ese año.

Oktubre será se atreverá homenajear a esas masas explotadas que protagonizaron los levantamientos revolucionarios en distintas partes del mundo, pero sobre todo será un recordatorio a la gran Revolución Rusa de 1917, dirigida por Lenin y Trotsky, que dará nacimiento al primer Estado Obrero de la historia, más allá de que luego, el gobierno obrero y campesino que tuvo como dirigente al Partido Bolchevique, fue traicionado por la camarilla de Stalin, quien usurpó el poder, traicionando sus objetivos.

Hoy nos puede parecer lo más común del mundo, pero hacerlo en 1986 (otra genialidad de la banda, tres años antes de la caída del muro de Berlín y la caída de la Unión Soviética). Es decir, en plena Guerra Fría. Cuando el mundo capitalista pretendía por todos los medios eliminar la idea de la revolución y el socialismo de la imaginación de millones de personas.

Imaginemos en ese momento (o inclusive ahora mismo ¿porque no?), una persona de algún país de Europa, que lógicamente no conociera Los Redondos, de paseo por la Argentina y cruzarse por la calle con alguien que lleva la remera de Oktubre, encontrarse con cientos de banderas, pintadas en la paredes, etc., lo menos que pensaría es que la juventud argentina es muy politizada y todavía cree en esas ideas.

Incluso la propia obra ricotera obligaría a muchos jóvenes seguidores en ese momento o posteriormente averiguar el significado de muchos tópicos del disco: "internacional", "estandarte", "soviéticas" y hasta cuál fue la importancia del mes de Oktubre en los movimientos revolucionarios. Sacar este disco en ese contexto fue un gran riesgo y un acierto de la banda. Lo paradójico de este hecho, es que la banda nunca se asumió como sujetos políticos comprometidos con alguna causa social, ni mucho menos política o ideológica. De hecho, su papel más cuestionable fue no haber emitido nunca una crítica, ni siquiera velada, al asesinato de Walter Bulacio a manos de la policía a la salida de un recital de Obras en el año 1991. Aunque sí tuvo, el Indio Solari fundamentalmente, un acercamiento al gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, que lejos estuvo de las ideas de Oktubre.
Pero aun con esta contradicción a cuesta, el disco Oktubre es único en lo que transmitió para nuestro rock.

Si hay algo que caracterizó siempre a Los Redondos y la hizo distintiva de cualquier otra banda, fue la poesía de sus letras. Los temas que cantan cientos de miles (¿quizá millones?) son los más complejos de analizar.

Sin embargo, este disco tiene un concepto más comprensible que los otros discos. El Indio despliega su lírica de una forma brillante. Es increíble su poder de síntesis. "Fuegos de Octubre", tema que abre el disco, solo tiene tres estrofas, poniendo de relieve una de las ideas principales de cualquier revolución social, el carácter internacional. En esta misma línea podemos ubicar a "Música para pastillas", donde la crítica a la sociedad de ese entonces ("sus flacas gimnastas de América secas austeras soviéticas”) y al rol de las bandas de rock, que empezarían a verse confirmadas por los acontecimientos que se suceden luego, ¿que otra cosa refiere el "emboquen el tiro libre, que los buenos volvieron y están rodando cine de terror"?.
"Preso en mi ciudad" también contiene una crítica certera a la cultura rock local que se encontraba "atrapada en libertad", después de tener un rol más de "esclavo sensible y chillón y fácil para el gatillo".

La clave de Oktubre, y en esto creemos que el papel del Indio como letrista es superior al de muchos cantantes en la Argentina, es su anticipación para pensar y hablar de nuevos fenómenos que con el tiempo terminaran gestándose.

A esto debemos agregarle el arte de tapa del disco, a cargo de Rocambole, donde ilustrara esas masas movilizadas con banderas rojas en busca de un futuro mejor (hasta en este aspecto, ¿que otra banda de rock argentino hizo algo parecido?). ¿Se puede comparar el papel de Oktubre para describir una época donde el imperialismo intentará borrar de la memoria de millones de jóvenes, la trascendencia que tuvieron los movimientos revolucionarios de todo el siglo XX, desterrando la idea de toda transformación social e imponiendo "el fin de la historia" con el "Guernica" de Picasso, cuadro que logra retratar los bombardeos del franquismo para aplastar la Guerra Civil Española?

Para algunos podrá ser una exageración, sin embargo, creemos que Oktubre ha pasado a la historia porque describió una época que pocos años más tarde parecía extinguirse, pero lejos de abonar a esos nuevos aires, Los Redondos seguirán forjando a través de su obra una crítica al sistema capitalista de opresión y explotación "ladren lo que ladren los demás".






Temas relacionados

Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota   /    Indio Solari   /    Música   /    Cultura

Comentarios

DEJAR COMENTARIO