Géneros y Sexualidades

OPINIÓN

A 199 años del nacimiento de Lucy Stone

Lucy Stone fue una aclamada oradora, prominente abolicionista y sufragista estadounidense especialmente influyente en la historia de EEUU del siglo XIX. Su nacimiento, su legado sigue vigente.

Domingo 13 de agosto | Edición del día

1 / 2

Lucy Stone quien nació un 13 de agosto de 1818 en West Brookfield, Massachusetts y murió en Boston, 19 de octubre de 1893 fue la octava hija de Hannah Matthews y Francis Stone. Creció trabajando en una granja familiar de Coy’s Hill en West Brookfield, Massachusetts.

La familia estaba dominada por un padre que creía en la superioridad masculina, incluso en el hogar. La madre de Lucy, que trabajaba incansablemente para mantener la granja familiar, recibió poca ayuda. Lucy no estaba animada hacia la educación, y ciertamente no hacia la universidad. Sin embargo, ella estaba decidida a ir, y se aseguró una posición de enseñanza para sí misma a la edad de dieciséis años.

Lucy había ganado suficiente dinero para asistir al Oberlin College en Ohio, la primera universidad que permitió a hombres y mujeres estudiar juntos. Como la hija de Lucy, Alice Stone Blackwell explicó más tarde: "Con los bajos salarios pagados a las mujeres, Lucy tardó nueve años en ahorrar el dinero suficiente para ingresar a la universidad. No había ninguna dificultad en cuanto a la elección de una alma mater. Sólo había un colegio que admitía mujeres".

Esta institución fue fundada en 1833 por presbiterianos. En 1839, Stone fue la primera mujer de Massachusetts que obtuvo un grado académico.

En Oberlin, Lucy descubre su talento para hablar en público. Sin embargo, el gran problema era que los debates solo estaban abiertos a los hombres. Lo único que se esperaba de las mujeres era que se sentaran en la audiencia. Lucy convenció a un profesor para que apoyara el discurso de otra estudiante, Antoinette Brown Blackwell (más tarde, cuñada de Lucy), quien tenía una brillante oratoria, pero la universidad aplastó la actividad.

Las mujeres pactaron reunirse en secreto y continuaron ejerciendo sus destrezas para hablar en público. En su primera reunión Lucy señaló: "Dejaremos este colegio con la reputación de un curso colegial completo, sin embargo, ninguno de nosotros ha recibido ningún entrenamiento retórico o elocucionario. Ninguno de nosotros podría plantear una pregunta o argumentar en un debate exitoso. Por esta razón he propuesto la formación de esta asociación".


Lucy practicando oratoria

Recién en 1847 dio su primer discurso público sobre los derechos de las mujeres "La Provincia de la Mujer", invitada por su hermano Bowman Stone. Lo hizo en una iglesia rompiendo las convenciones hasta el momento de que una mujer hablara ante una audiencia mixta.

Stone ejerció como profesora en la Sociedad Americana en contra de la Esclavitud. En ese contexto sus discursos abogaban tanto contra la esclavitud como a favor de los derechos de la mujer. En 1869 creó la Asociación Americana pro Sufragio de la Mujeres

Dos años después de que se celebrara en Nueva York la Convención de Séneca Falls, instauró la primera Convención Nacional por los derechos de la mujer en Worcester, Massachusetts. Allí conoció al que sería su marido.

Lucy Stone no fue parte de la primera convención (esencialmente local) sobre derechos de la mujer que tuvo lugar en Seneca Falls, Nueva York, en 1848, pero fue fundamental en la organización de la primera convención nacional de derechos de la mujer en Worcester, Massachusetts, que atrajo más de mil personas que "debían considerar la gran cuestión de los Derechos, Deberes y Relaciones de la Mujer; Y los Hombres y Mujeres de nuestro país que sienten suficiente interés en el tema, para dar un pensamiento serio y un esfuerzo efectivo para su correcto ajuste".

Como explica el Worcester Women’s History Project: "La primera Convención Nacional sobre los Derechos de la Mujer, en 1850, fue significativa por varias razones. Marcó el comienzo del movimiento organizado por los derechos de las mujeres y pidió la reorganización total de ’todos los intereses e instituciones sociales, políticas, industriales’".

La convención eligió funcionarios que fueron nombrados para comisiones de educación, derechos civiles y políticos, relaciones sociales y abogados. Su resolución final, en la que se pedía “Igualdad ante la ley sin distinción de sexo o color”, el evento fue muy discutido debido a su chocante apoyo a la igualdad de las mujeres negras. Si bien la convención fue celebrada por algunos periódicos locales y nacionales, fue menospreciada por la mayoría de ellos. Sin embargo, los temas planteados en la convención se escucharon en todo el mundo. Se convirtió en una piedra de toque para el feminismo internacional, inspirando cobertura y ensayos en Francia, Inglaterra y Alemania.

En 1855 Stone se casó con Henry B. Blackwell (1825-1909), activista contra la esclavitud. La pareja prometió tener igualdad de derechos en el matrimonio. Cuando transcurrió un año de la boda, en protesta contra las leyes discriminatorias Stone decidió recuperar su apellido de soltera, "mi nombre es mi identidad y no debo perderla" escribió en una carta a su marido​ y fue la primera estadounidense registrada que mantuvo su apellido después del matrimonio.​ Henry era hermano de Elizabeth Blackwell, también activista de los derechos de la mujer y primera médica de Estados Unidos. Lucy y Henry tuvieron una única hija: Alice Stone Blackwell (1857-1950) periodista, traductora y también activista por los derechos de las mujeres.

En 1861 fue elegida presidenta de la Asociación de Mujeres de Nueva Jersey; fue cofundadora de la Liga Nacional de Mujeres que promovió la 13a. Enmienda a la Constitución de los Estados Unidos para abolir la esclavitud, finalmente aprobada en enero de 1865. Colaboró en formar un importante grupo de reformadores sociales que pensaban de la misma manera sobre los derechos de las mujeres, creando así en Boston, en 1869 la Asociación Americana por el Sufragio de la Mujer. En 1890 esta Asociación se unió a la Asociación Nacional del Sufragio Femenino, liderada por Susan B. Anthony y Elizabeth Cady Stanton para formar la Asociación Nacional Americana para el Sufragio de la Mujer.

Lucy Stone no vivió para ver a las mujeres lograr el derecho a votar, pero el papel que desempeñó hacia ese logro de 1920 fue fundamental. Por su impulso inquebrantable y su presencia inspiradora, sus colegas del sufragio la llamaron su "estrella de la mañana".

Lucy estuvo durante la Guerra Civil al lado de la Unión y el fin de la esclavitud. Después de la guerra, cuando el Congreso aprobó la Enmienda 14 que “garantiza la igualdad de protección bajo la ley a los antiguos esclavos varones”, los sufragistas estaban abrumados por tener que incluir la palabra "varón" en la Constitución. Bajo la Enmienda 15, los hombres afroamericanos tendrían el derecho a votar. Esta vez, el sufragio sufrió un terrible cisma.


Lucy junto a un grupo abolicionista

En 1869 creó en Boston la Asociación Americana pro Sufragio de la Mujer (American Woman Suffrage Association) a partir del grupo de reformadores sociales que pensaban que al igual que era necesario abolir la esclavitud lo era también defender los derechos de las mujeres. Fue un grupo moderado, menos militante que la Asociación Nacional pro Sufragio de la Mujer (National Woman Suffrage Association) de Elizabeth Candy Stanton y Susan B. Anthony y sólo hizo campaña por la consecución del voto femenino sin ocuparse de otras discriminaciones que sufrían las mujeres.

Stone y su marido crearon el semanario feminista Diario de la Mujer donde publicaban sus discursos y los de otras activistas. Stone habló ante varios cuerpos legislativos para promover leyes que dieran más derechos a las mujeres​.
Murió en Boston en 1893, a los 73 años. Ese mismo año se aprobó una enmienda de la Constitución de Estados Unidos que otorgaba en algunos Estados el derecho al voto femenino.

Lucy Stone fue una mujer del siglo XIX y en un contexto de machismo y racismo institucionalizado. Lejos de ser la “esposa ideal”, su nombre está asociado a la valiente lucha de las mujeres norteamericanas por sus derechos. Pasó a la historia como una de las representantes de la pelea por el sufragio femenino, el cual se conquistó con años de lucha de estas mujeres indomables, mostrándonos así el camino que aún nos queda por recorrer, dando una vez más por sentado que los derechos no se mendigan, se conquistan.​


Fuentes

http://es.wikipedia.org/wiki/Lucy_Stone
http://mujeresquehacenlahistoria.blogspot.com/2011/06/siglo-xix-lucy-stone-blackwell.html
http://bwht.org/lucy-stone/
http://www.laizquierdadiario.com/








Temas relacionados

Abolicionismo   /    Historias de mujeres   /    Estados Unidos   /    Historia   /    Géneros y Sexualidades

Comentarios

DEJAR COMENTARIO