Géneros y Sexualidades

CÓRDOBA / OPINIÓN

#8deMarzo: un día que pasará a la historia

La violencia se vuelve obscena este miércoles de “inicio de clases” que es nada más y nada menos que el día internacional de las mujeres.

Laura Vilches

Legisladora provincial PTS-FIT | @VilchesLaura

Miércoles 8 de marzo | 10:12

“Desde el miércoles, habrá clases con normalidad en la provincia de córdoba”, titulan los diarios como si fuera un festejo.

Uno de los principales gremios de la provincia cuya abrumadora mayoría de afiliados son mujeres, renunció de antemano a parar por los reclamos de sus trabajadoras. La violencia se vuelve obscena este miércoles de “inicio de clases” que es nada más y nada menos que el día internacional de las mujeres. Será un dia que pasara la historia porque además, será una jornada de huelga de mujeres en 40 países del mundo.

Las conducciones gremiales como UEPC y su dirigente, Juan Monserrat, revelan al mismo tiempo su machismo y la férrea alianza que sostienen con los gobiernos, casi igualita a la que mostró en vivo y en directo el triunvirato de la CGT negándose a declarar la fecha de un paro nacional tras dos jornadas en que el descontento obrero contra el ajuste de Macri, se hizo sentir.

Pero fueron las miles y miles de trabajadoras docentes en todo el país las que estuvieron a la cabeza del paro y las contundentes movilizaciones. Porque una de cada tres de esas mujeres, como ocurre entre las asalariadas, es sostén de hogar y sabe que cobrar sueldos miserabes es una violencia ejercida por el estado y las patronales.

Otras miles de mujeres trabajadoras y estudiantes, vieron con simpatía la acción de las y los docentes a pesar de la furibunda campaña lanzada por los medios de comunicación a coro con los gobiernos de Macri y Vidal, porque saben que ellas se hacen cargo de sus hijos e hijas mientras salen a ganarse el pan de cada dia. Miles acompañaron a la docencia en sus reclamos porque saben que sus hijos están contenidos por esas maestras que bancan y defienden con su trabajo la educación publica.

Que la tierra tiemble por nuestros derechos

Así como este 8 de marzo pone en el centro las demandas de las mujeres trabajadoras de la educación, la salud, la industria o los servicios, que ven degradado su salario y condiciones de vida, también es cada vez más claro para la mayoría de la población, que las tareas domésticas que recargan la jornada laboral de las mujeres, son un trabajo no es reconocido ni remunerado que disminuye el tiempo de ocio y esparcimiento de las mujeres, que disminuye su posibilidad también de acceso a la cultura.

Pero estos eslabones de una violencia material y económica, como pusieron de manifiesto las jornadas bajo la consigna de “Niunamenos”, no vienen solos y se entrelazan con el ataque que desde los medios de comunicación se efectua cada vez que se convierte a las mujeres en objeto, cada vez que se nos impone un tipo de sexualidad para ser vivida y sentida y se excluye y disciplina hasta con la cárcel, como le sucedió a Higui o a las compañeras del colectivo NiUnaMenos cualquier cuestionamiento a la heterosexualidad. En la provincia de la Pepa Gaitán y de Laura Moyano, diremos fuerte este 8 de Marzo, basta de lesbotransbofobia!

En la provincia en que Dayana Gorosito sigue presay acusada por una justicia patriarcal, con toda la fuerza que pusimos para alcanzarla libertad para Belén, diremos que el aborto legal, seguro y gratuito es una necesidad urgente, para también evitar que se viole el derecho elemental a acceder a la interrupción legal de un embarazo (aborto no punible).

Y de mas está decir, que hoy, 8 de marzo, en la Córdoba del gobierno de Schiaretti, las mujeres seguimos exigiendo un plan integral de emergencia contra la violencia hacia las mujeres, porque “meter en cana al violento y poco hombre” (sic) no da una salida al problema de los femicidios, como tampoco es una salida las migajas que ofrece el estado para asistir a las mujeres en situación d violencia. El record oscuro de 23 femicidios en 2016, así lo demuestra. Necesitamos urgente un plan de emergencia, con equipos interdisciplinarios bien remunerados y en cantidad suficiente, refugios, subsidios, licencias entre otras medidas de un plan integrado y con presupuesto acorde que surja de atacar las enormes ganancias del puñado de capitalistas que siempre ganan en nuestra provincia.

Ver: Violencia de Género: los anuncios publicitarios del gobierno

Nosotras si podemos hacer que la tierra tiemble. Necesitamos estar organizadas, en las calles, luchando contra la explotación y la opresión como lo hicieron nuestras predecesoras en la revolución rusa, hace exactamente un siglo. Sigamos su ejemplo porque “ellas se atrevieron”.








Temas relacionados

#8M   /    #ParoInternacionalDeMujeres   /    Emergencia por Violencia de Género   /    #NiUnaMenos   /    Juan Schiaretti   /    Opinión   /    Córdoba   /    Géneros y Sexualidades

Comentarios

DEJAR COMENTARIO