×
Red Internacional
La Izquierda Diario

Por Ursula, por Guadalupe, por Ivana, por las que toman tierras y luchan por vivienda, por las repartidoras y las jóvenes de los call centers, por las enfermeras y las maestras. Porque de los femicidios, la precarización del trabajo y de la vida, el Estado es responsable.

Jueves 25 de febrero | 22:30

Justicia por Guadalupe: el 8 de marzo ganemos las calles, dicen nuestras compañeras de Pan y Rosas de Neuquén. Guadalupe tenía 21 años y había denunciado a su agresor en varias oportunidades. Otra vez, el Estado es responsable.

En Buenos Aires, las trabajadoras telefónicas se indignan con las excusas que ponen los funcionarios: según las autoridades, Guadalupe no tenía botón antipánico “por falta de conectividad”. Ellas llaman al sindicato y a todas las trabajadoras y trabajadores de las telecomunicaciones a preparar una gran movilización el próximo 8 de marzo, para denunciar a las empresas y al Estado para quienes las vidas de las mujeres no valen nada. ¡Si sos trabajadora telefónica sumate con las compañeras de la Agrupación Violeta a marchar el próximo Día Internacional de las Mujeres!

Myriam Bregman también lo denunciaba: "El Estado puede tomar miles de medidas y no las toma", ¿sabes por qué? Hablar de reforma judicial es más sencillo, porque no se necesita plata para cambiar códigos. Pero el gobierno elige ajustar a los sectoers populares, para priorizar el pago al FMI.

Las trabajadoras telefónicas no son las únicas que quieren hacer oír su bronca. Las trabajadoras de la empresa GPS, que estuvieron garantizando los vuelos de repatriación durante la cuarentena y que ahora son un engranaje fundamental en la operativa aeronáutica de la distribución de las vacunas en todo el país, están enfrentando los ataques de la empresa. A sus reivindicaciones le suman la solidaridad con las trabajadoras despedidas de LATAM, a quienes les escribieron una carta y las acompañaron en sus acciones de lucha. ¿Querés conocerlas? Ellas también marcharán el próximo 8 de marzo. Escuchá lo que tienen para decir.

La precariedad laboral se suma a la precarización de la vida. Mientras quienes viven sin infraestructura, ni servicios adecuados en medio de la pandemia, son desalojadas mediante la represión policial. Como sucedió en el predio conocido como El Hotelito, en Buenos Aires, donde se montó un operativo policial descomunal para dejar en la calle a una mujer con ocho hijos e hijas.

No es solo Rodriguez Larreta el que actúa así. Nadie puede olvidar las imágenes brutales de la policía bonaerense comandada por Sergio Berni, que por orden del gobernador Axel Kicillof, entró a la toma de Guernica con gases lacrimógenos y balas de goma, incendiando las precarias casillas y todas las pocas pertenencias de las familias que buscaban un lugar donde vivir. Muchas de ellas, mujeres solas que habían huido de situaciones de violencia en sus hogares. Esas leonas de Guernica, saben que este 8 de marzo, su demanda de tierra y vivienda, también la hacemos nuestra y estarán movilizándose junto a miles de compañeras trabajadoras, desocupadas, precarizadas, estudiantes. Muchas de ellas son inmigrantes. Conocela a Carmen, de Paraguay y a Juana, de Chile, te van a emocionar con el relato de sus vidas y te van a contagiar su fuerza de lucha.

La misma bonaerense que apañó entre sus miembros a Matías Martínez, quien terminó asesinando a Ursula. La misma policía que desestimó todas las denuncias que hizo la joven y que, después del femicidio, reprimió a sus amigas y vecinos que fueron a protestar a la comisaría.

Porque todas vivimos cotidianamente y vemos, ante cada femicidio, que el Estado es responsable, nos unimos para luchar por nuestros derechos, para exigir Justicia por Ursula y por todas. Porque nos queremos vivas, porque no queremos ni una menos sin vivienda, ni una menos sin trabajo y con un salario con el que pueda mantener su familia, ni una menos en la primera línea de la lucha contra el covid sin derecho a vacunarse mientras desfilan los amigos del gobierno, ni una menos dando clases en escuelas donde ni las niñas y niños ni las docentes tienen las mínimas condiciones higiénicas, ni una menos.

Si tocan a una, nos organizamos miles. Y así, marcharemos este 8 de marzo, con todas, por todas. Te esperamos.

Imágenes: Enfoque Rojo




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias