Géneros y Sexualidades

MUNDO OBRERO

8M: paro y asamblea de las obreras de Mondelez Victoria

Este 8M las obreras de la alimenticia Mondelez Victoria (ex Kraft/Foods y ex Stani) nuevamente paramos una hora por turno en el Día Internacional de la Mujer.

Teresa Gorosito

Delegada de la Comisión de Reclamos Internos Mondelez Planta Victoria

Viernes 9 de marzo | 17:32

Este 8M las obreras de la alimenticia Mondelez Victoria (ex Kraft/Foods y ex Stani) nuevamente paramos una hora por turno en el Día Internacional de la Mujer. Es el segundo año desde que recuperamos la Comisión Interna que las trabajadoras esta fábrica somos parte de esta Jornada Nacional e Internacional de lucha por nuestros derechos junto miles de mujeres. Además una delegación de mujeres y hombres participo de la multitudinaria movilización de Plaza de Mayo a Congreso.

Esta medida es una conquista que le arrancamos a la patronal de Mondelez. La logramos gracias a la unidad de las mujeres con los hombres que nos apoyan. Porque la empresa mientras cínicamente regalaba a las mujeres bombones de chocolate Milka, a la vez se mantenía firme en que si haba paro iba a descontar los premios, como el de presentismo entre otros. Es decir tomar represalias sobre las trabajadoras si paraban el 8M.

Esta dureza que tuvo la empresa no nos sorprende, porque Mondelez, anteriormente Kraft, conocida por su práctica antisindical, viene atacando a la Comisión Interna y pidiendo una intervención absolutamente ilegal, violando los mínimos derechos democráticos y sindicales y a la vez quiere avanzar en un plan de reestructuracion a la baja.

Pero fue gracias a la unidad entre hombres y mujeres, gracias a las asambleas y la experiencia del año pasado, que las mujeres pudimos salir de las líneas para reunirnos y discutir nuestra situación como mujeres y cómo avanzar en organizarnos. A lo largo de esto años venimos aprendiendo que solo con la unidad podemos conquistar nuestros derechos contra las multinacionales como Mondelez. En ese camino estamos.

Una vez decidida esta acción, y con el triunfo que logramos de que no haya descuentos de premios, como el de presentismo, asombrosamente los Congresales de la Verde del Sindicato que hace meses que no aparecen por la fábrica, y cuando hace meses estamos pidiendo a Rodolfo Daer que venga a una asamblea para discutir nuestros problemas sin respuesta, fueron a los comedores para adjudicarse la medida y se propusieron desorganizar el paro de mujeres, diciendo que las mujeres se vayan a su casa, buscando sacarle a esta jornada su filo de organización y lucha por nuestros derechos.

Pero este intento fue fin éxito. Porque a pesar de la política de la Verde de desarticular el paro de mujeres, desmovilizar la Jornada, las obreras de planta Victoria decidimos parar, reunirnos y discutir como mujeres y organizarnos. En los tres turnos se realizaron diferentes reuniones donde discutimos sobre el porqué de esta fecha histórica de lucha por los derechos de las mujeres, concientizarnos sobre esto, y a la vez reflexionar sobre la fuerza que viene teniendo el movimiento de mujeres desde hace unos años en Argentina y en todo el mundo, como quedo claro en la impresionante movilización que hubo. Lejos de ser débiles como nos quieren hacer creer, las mujeres venimos demostrando nuestra fuerza y la enorme potencialidad que tiene este movimiento, protagonizando grandes movilizaciones. Y hoy son un ejemplo las enfermeras del Posadas, las mujeres de los Ingenios del Norte, las docentes que pelean por la educación pública, y todas las mujeres que salen a enfrentar los despidos de este gobierno para ricos.

Así fue que una vez mas las obreras de la alimentación, que día a día soportamos intensos ritmos de producción, maltratos de los jefes, salarios que siempre van detrás de la inflación y no alcanzan, que no se respeten nuestros derechos, paramos porque queremos que se escuche nuestra voz.

Desde la comisión Interna entregamos un presente a nuestras compañeras con la inscripción de la frase Rosa Luxemburgo, una trabajadora alemana que lucho por el socialismo y cambiar esta sociedad: “Por un mundo donde seamos socialmente iguales, humanamente diferentes y totalmente libres”, contando quien fue ella y porque las obreras teníamos que indagar en su vida y su lucha.

Finalmente realizamos un petitorio con nuestros reclamos a la empresa y además reafirmamos nuestro compromiso de unidad, organización y lucha por nuestros derechos y sacamos fotos con nuestras principales luchas que levantamos desde planta Victoria junto a miles de mujeres:

¡Día Femenino! ¡Categorías para todas! ¡Igual trabajo! ¡Igual salario! ¡Guardería en todos los lugares de trabajo y estudio!

¡Basta de persecución a nuestra Comisión Interna de Mondelez Victoria! ¡Basta de ataques y atropellos patronales a las trabajadoras!

¡Todo el apoyo a las enfermeras del Posadas, INTI, las docentes y todas las trabajadoras en lucha por sus puestos de trabajo!

¡Basta de ajuste y despidos! ¡Ni una menos sin trabajo! ¡Por los derechos de las mujeres trabajadoras!

¡Ni una menos! ¡Basta de violencia hacia la mujer! ¡Basta de femicidios!

¡Paro general y plan de lucha nacional! ¡Que la Tierra Tiemble!

La Jornada del 8M muestra que empieza a asentarse en nuestra fabrica una nueva tradición entre las trabajadoras y los trabajadores sobre la importancia de levantar los derechos de la mujer, como parte forjar una tradición clasista. Y nos fortalece para enfrentar el ataque que viene haciendo Mondelez. Con esta medida las obreras dimos la pelea para ser parte de la enorme movilización y hecho político que hubo en nuestro país, en el Paro Internacional de Mujeres que conmovió a más de 150 países, con movilizaciones, protestas y huelgas.







Comentarios

DEJAR COMENTARIO