Política Uruguay

Día Internacional de la Mujer

8M ¡Si paramos las mujeres se para el mundo!

Reproducimos Declaración de la Agrupación de Mujeres Pan y Rosas. Uruguay se prepara para movilizaciones en casi todos los departamentos. La Izquierda Diario hará una cobertura en vivo.

Sábado 3 de marzo | 11:55

El impresionante movimiento de las mujeres se extiende mundialmente. Las mujeres nos convertimos en protagonistas de nuestra liberación.

El Frente Amplio con su doble discurso, los partidos de la derecha con su misoginia, las Iglesias con su entrometimiento y los medios de comunicación con su cosificación, nos ubican en el lugar de reproductoras sumisas y dependientes. Pero ya no queremos eso.

Construyamos un movimiento imparable que no se detenga en las conquistas dentro de este sistema capitalista y patriarcal. Esta enorme energía nos plantea una lucha contra las causas que generan la desigualdad: el Capitalismo y el Patriarcado.

No hay medias tintas, nuestra lucha es por la verdadera emancipación de la mujer y por una sociedad sin explotación ni opresión de ningún tipo.

POR UNA CAMPAÑA NACIONAL CONTRA LOS FEMINICIDIOS Y LAS REDES DE TRATA

Los feminicidios son la manifestación más aberrante de muchas violencias previas y más invisibles. Frente a esto, no hay salidas punitivas que solucionen ni que prevengan ni ataquen las causas que la generan.

El Estado es responsable: porque es reproductor de la ideología patriarcal, porque permite la desigualdad de ingresos, omite la atención de las situaciones de violencia y habilita la precarización del trabajo femenino.

Exigimos más presupuesto para combatir la violencia machista, más centros de acogida para mujeres en situación de violencia, necesitamos becas, subsidios y licencias para quienes lo necesiten.

Exigimos un profundo cambio en los modelos educativos que rompa con los paradigmas que reproducen los estereotipos de género imperantes.

¿Dónde están nuestras gurisas?

Las desapariciones de mujeres demuestran la existencia de redes de trata que secuestran mujeres para explotarlas sexualmente. Nos faltan Mili Cuello, Maite Gómez, Alison Iribarne y otras más. Estas redes no pueden existir sin la anuencia de las fuerzas represivas, de la justicia y hasta del poder político que sabe que existen y las dejan correr siendo cómplices.

¡Que las gurisas aparezcan con vida y que se castiguen a los responsables!

Acabar con la violencia machista

El acoso callejero, el cíber acoso, los golpes, los celos, el control de nuestras amistades, de la ropa que nos ponemos, muestran el rol de subordinación que esta sociedad nos asigna, cosificando nuestros cuerpos y naturalizando el maltrato.

Tenemos que combatir esta cultura patriarcal potenciando nuestra autonomía y autoestima, luchando contra la competencia entre mujeres y favoreciendo la cooperación y empatía. ¡Frente a la violencia machista, organización y lucha!

NUESTRO CUERPO, NUESTRA DECISIÓN

La Ley de IVE fue un avance pero es insuficiente porque el Estado tutela la decisión de la mujer y nos mandan a “pensar”. No se ha quitado del Código Penal Uruguayo y por eso hay mujeres presas por abortar.

La objeción de conciencia entorpece el ejercicio de nuestro derecho y en varios departamentos no hay un solo médico que nos asesore. El Estado es lento en derivar y en garantizar el traslado y por los tiempos burocráticos se pasa el plazo de la interrupción.

Basta de decidir por nosotras. Nosotras ya decidimos. Aborto legal, seguro, gratuito y sin tutela del Estado.

POR LOS DERECHOS DE LAS MUJERES TRABAJADORAS

El machismo es funcional al capitalismo y por eso conviven armónicamente. A las mujeres nos explotan doblemente por el hecho de ser mujeres, nos pagan menos, nos dan los trabajos menos calificados, nos hostigan, nos acosan sexualmente y nos discriminan.

Las mujeres trabajadoras son las más oprimidas dentro de las oprimidas y las más explotadas dentro de los explotados.

Queremos organizar a las maestras, las enfermeras, las vendedoras, las obreras para que peleen por sus derechos. Porque sabemos que si esas mujeres se reconocen y se organizan el machismo y el capitalismo retroceden.

A igual trabajo, igual salario. Basta de acoso laboral y sexual. Respeto de licencias maternales y por enfermedad de nuestros hijos e hijas. Por centros de educación inicial en los lugares de trabajo.

QUEREMOS TRABAJO SEGURO

Los cierres de FRIPUR, FANAPEL, LA SPEZIA, RUSCH TELEFLEX entre otras hacen decaer las condiciones de vida de las familias trabajadoras empujándolas a la desocupación y la desesperación.

Este gobierno permite que esto suceda porque beneficia siempre a los empresarios vaciadores, sanciona leyes en su beneficio y deja a familias enteras en la calle.

Defendamos los puestos de trabajo. Ocupación y puesta a producir bajo control obrero y obrera de toda fábrica que cierre sus puertas.

LAS TAREAS DOMÉSTICAS SON TRABAJO

El trabajo doméstico es invisibilizado y menospreciado. Pero estas tareas se vale el capitalismo para que nuestras parejas varones puedan volver a trabajar descansados y limpios.

No solamente queremos tareas repartidas con nuestras parejas, queremos que el Estado absorba estas tareas – como sucedió en la Revolución Rusa – socializándolas, para que tengamos más tiempo para el descanso, el ocio y la organización política.

ASAMBLEAS DE MUJERES Y COMISIONES DE GÉNERO

Tenemos que trasladar nuestra lucha a los lugares donde trabajamos y estudiamos. Esta es la única forma de luchar en concreto contra el machismo al interior de nuestras organizaciones mixtas y conquistar lugares de representación en los gremios. Tenemos que sacar a las burocracias enquistadas en los sindicatos que no permiten la democracia y la organización de las mujeres.

POR UN MOVIMIENTO DE MUJERES INDEPENDIENTE DEL ESTADO

Nuestro movimiento ha venido institucionalizándose y transformándose en apéndice de la política estatal. Así coptan nuestro movimiento, lo reducen a la administración de la política pública a cambio de haber incorporado la “agenda de derechos”.

Nuestra lucha es por la liberación de la mujer y debemos darla en total independencia política del Estado patriarcal y capitalista y de los gobiernos de turno que lo administran.

LA LUCHA CONTINÚA DESPUÉS DEL 8M

Es necesario que después del 8M mantengamos la iniciativa y que nuestra energía se extienda por todo el país.

Para combatir al capitalismo y al patriarcado, creemos que nuestra lucha debe encontrar como aliados a la clase trabajadora – femenina y masculina – y por eso debemos enfrentar el machismo en nuestras organizaciones mixtas. Nuestra lucha no es contra los varones sino contra esta sociedad que genera privilegios y sumisiones.






Temas relacionados

Política Uruguay

Comentarios

DEJAR COMENTARIO