Cuarentena sin salarios

Setenta días sin salario en el Chubut de Arcioni

En el marco de una cuarentena que se extiende, el gobierno de Arcioni no paga el salario hace 70 días a la mayoría de las y los estatales desplegando una brutal política de violencia policial. Las conducciones sindicales en tregua absoluta. Compartimos voces de las y los docentes de la provincia.

Martín Saez

Docente | Agrupación Marrón | Referente del PTS Chubut

Lunes 13 de abril | 05:01

Aproximándonos a mediados de abril, cerca del 50% de las y los estatales de Chubut no cobran el sueldo de febrero. Hablamos de 70 días sin cobrar. Por otro lado, la totalidad de la planta estatal aún no ha cobrado marzo y el gobierno de Arcioni no ha realizado ningún anuncio sobre cuándo cumplirá con los pagos correspondientes. Una cuarentena que se extiende hasta fines de abril sin salarios en las casas de miles de estatales. ¿Cómo ven las y los docentes la situación en la provincia?

"Cobramos cada vez más tarde". Sin salarios y en cuarentena

"No percibimos nuestro sueldo de febrero y marzo. Hasta la fecha no hay ningún anuncio de cuándo vamos a cobrar. La situación viene agravándose desde 2018" comenta Soledad profesora de Historia, que refleja una situación que viven gran parte de las y los estatales desde que Arcioni anunciase el pago escalonado de salarios en marzo de 2018. Mientras las grandes multinacionales exportadoras ganaron miles de millones en estos años, para Arcioni, su gabinete y la casa política provincial los estatales simplemente son "rangos".

Te puede interesar: El coronavirus mata, la pobreza también

Magali, docente de Lago Puelo, refleja la misma angustiante situación: "Seguimos peor que el año pasado y cobrando cada vez más tarde, lo que implica que nos adeudan varios sueldos y mientras para sobrevivir nos endeudamos pidiendo préstamos y fiados que cada vez son más difícil pagar. Se vuelve una locura esta situación en un contexto de pandemia y aislamiento obligatorio. No estamos para afrontar una situación así, ya nos pasó con el hanta virus y fue tremendo". Julieta, docente de Historia, comenta también que "Es inhumano dejarnos sin un sueldo en esta situación de pandemia, el sueldo uno lo necesita para las necesidades básicas".

«Mientras, para sobrevivir nos endeudamos pidiendo préstamos y fiados que cada vez son más difícil pagar. Se vuelve una locura esta situación en un contexto de pandemia y aislamiento obligatorio»

Carlos, es docente de matemática y como muchos, tiene a sus hijos estudiando afuera de la provincia con todo lo que ello implica para la economía familiar. Nos comentó que es "una cuestión de acomodarse, de buscar alternativas, fui mecánico, he hecho alguna que otra changuita, pude inyectar un poco de plata a casa, he dado clases particulares, he ayudado a preparar a chicos que iban a rendir materias en la universidad […] El día a día es sobreviviendo y pensando que voy a hacer cuando pase esta cuarentena, este aislamiento social". 

Para Arcioni y su gabinete la cuarentena es el motivo perfecto para desviar la atención de la verdadera crisis provincial que sufren los chubutenses: una pobreza que ronda los 120 mil habitantes de los cuales 20 mil no tienen para comer día a día, crisis habitacional, vaciamiento de la Salud, la Educación y las Obras Públicas, salarios sin pagar y una política de endeudamiento como norte.

Te puede interesar: Chubut: en tiempos de pandemia mundial, Arcioni prioriza el pago de la deuda fraudulenta

Detrás de esta olla a presión residen los motivos reales de los decretos emitidos por Arcioni y Massoni por el cual mantienen a toda una provincia en sus casas y con fuerte militarización en todo ámbito. Pero el frío desinterés por el salario, el trabajo y la vida de millones no es exclusivo de Arcioni ya que su aliado Alberto Fernández en su última conferencia de prensa no se refirió a los problemas centrales que atraviesan a la clase trabajadora en estos momentos: los despidos y la militarización de las calles, de la cual Federico Massoni con sus decenas de casos, es solo un ejemplo. 

«Es inhumano dejarnos sin un sueldo en esta situación de pandemia, el sueldo uno lo necesita para las necesidades básicas»

Carlos explica que "El Estado alega no tener dinero ni siquiera para cumplir lo que ellos firmaron […] acá hubo una negociación, una paritaria, la cual se firmó, se llegó a un acuerdo, quedó homologado tal cual lo indica la ley y cuando llegó la hora que el Estado tenía que cumplir, no cumplió". Magali en el mismo sentido indicó que "el año pasado recrudeció todo al incumplir el gobierno con las paritarias que se habían acordado y firmado y se empezó con los pagos escalonados, fue entonces cuando comenzaron las medidas de paro y retención de servicios, llevando la medida de fuerza a un paro de más de 100 días de lo cual se consiguió ciertos arreglos y promesas que el gobierno nunca cumplió".

¿Clases virtuales sin salarios?

El gobierno provincial y el nacional presionan por la implementación de las clases virtuales mediante una gran campaña mediática. Pero la realidad en Chubut es que las y los docentes continuarían de paro si no fuera por la emergencia sanitaria.

Soledad nos comenta al respecto que ponerse al frente de clases virtuales "nos coloca en una situación difícil ya que por un lado sentimos un compromiso con los alumnos y por otro sabemos que el gobierno nos debe nuestro sueldo".
Julieta carga contra una grave situación educativa generada por el mismo gobierno provincial con sus recortes en todos estos años al decir que "De por sí las condiciones de trabajo en salud y educación están deterioradas y totalmente vaciadas" ya que "hay muchos chicos que no tienen internet o computadoras".

Son miles en la provincia las y los que se plantan ante la exigencia de clases virtuales.

¿Y los sindicatos?

Ante la ausencia de salario y de exigencia de clases virtuales nos preguntamos ¿Y los sindicatos donde están? Las y los docentes también opinan sobre el rol de las conducciones sindicales, como Magali que explica "El accionar de los gremios se muestra tibio y temeroso, dando mensajes que bajan el ánimo y desgasta la lucha […] soy hija de docente ya jubilada que vivió y ejerció su carrera docente en esta provincia y recuerdo bien a mi vieja en situaciones similares y con gremios que terminaban vendiendo la lucha".

Soledad apunta al mismo aspecto "el gremio se ha pronunciado muy tibiamente sobre la situación, a un mes de las elecciones en ATECh dos listas hacen su campaña virtual pero sin ser contundentes ni con sus dichos ni con su accionar". Carlos, por su parte nos dice "La están planchando, la están durmiendo, todo el año pasado intentaron dormir el conflicto, de nuevo fueron las bases las que tuvieron que movilizar, se llegaron a situaciones extremas" y cierra "tengo una actitud de repudio total hacia las actitudes que ha tomado el sindicato".

«Soy hija de docente ya jubilada que vivió y ejerció su carrera docente en esta provincia y recuerdo bien a mi vieja en situaciones similares y con gremios que terminaban vendiendo la lucha»

Otro hecho por el cual los sindicatos deberían ponerse al frente es la brutal política de Arcioni y Massoni de militarizar las calles, dándole atribuciones a la policía y demás fuerzas represivas, para actuar con total impunidad como lo han demostrado la detención del joven en Comodoro, las trabajadoras de Madryn obligadas a desvestirse en el baño de una comisaría y recientemente, el hostigamiento a mujeres de Lof Pillan Mahuiza. El gobierno se empeña "dándole luz verde a la policía para que tome medidas represivas. El propio gobernador sale a respaldar y defender a las fuerzas de seguridad ante situaciones ilegales, injustas y ante evidencias que muestran el accionar represivo e injusto que llevan adelante como fue el audio que se filtró hace poco donde se pide explícitamente que salgan a detener gente" sentencia Magali.

No es de sorprender, para estos lineamientos Arcioni no está solo: cuenta con el ejemplo nacional de Kicillof para provincia de Buenos Aires (como sucedió en Penta, frigorífico de Quilmes) y el aval de un Aberto Fernández que mantiene el despliegue de las fuerzas represivas en todo el país. 

En Chubut no todos pierden

Pero en la provincia no todos pierden. Hace pocos días el informe anual de la revista Forbes indicó que Alejandro Bulggheroni, dueño de la Pan American Energy que opera en la cuenca del Golfo San Jorge, es el segundo argentino más rico al disponer de un capital de 2.700 millones de dólares. Según el ranking ocupa el puesto 842 de 2000 empresarios mundiales. 

A costa de la crisis todos estos años, compañías como la PAE de la familia Bulggheroni se han enriquecido en base a la explotación de los recursos, la precarización de sus trabajadores y las multimillonarias exportaciones. El mismo camino han trazado los bancos, las pesqueras, los terratenientes, los juegos de azar y Aluar que encima ahora, muchos de los cuales en plena pandemia plantean pagar la mitad de los salarios o comenzar a suspender trabajadores porque no están ganando lo que quieren ganar. A eso sumamos a los especuladores internacionales que se benefician de un Arcioni que puso a la provincia en un círculo vicioso de tomar deuda y pagarla. En este escenario de enriquecimientos exponenciales de las empresas y las partidas destinadas al pago de la deuda encontramos a las y los estatales sin salario hace 70 días. 

Te puede interesar: Imprescindibles medidas de autodefensa de la clase trabajadora

"La provincia vive una situación de crisis muy grave y los únicos sectores privilegiados y cuidados por el gobierno son la policía, las empresas que se llenan de plata sin costo alguno, la legislatura para llevar adelante más decretos, ajustes y proyectos que sólo favorecen a los que más tienen y los bancos que se siguen llenando de plata con los estatales que nos vemos en situación de ser clientes cautivos pagando intereses y sufriendo descuentos dobles, mientras tanto el pueblo de Chubut se endeuda cada vez más y pasa momentos de angustia e impotencia por que ahora ni siquiera podemos salir a reclamar", cierra Magali.

«Alejandro Bulggheroni, dueño de la Pan American Energy que opera en la cuenca del Golfo San Jorge, es el segundo argentino más rico al disponer de un capital de 2.700 millones de dólares»

Es hora de dar vueltas las prioridades para que la crisis no la paguemos las y los trabajadores, imponiéndole a las conducciones sindicales que abandonen la tregua en el grave marco de la pandemia mundial, por medio de asambleas y coordinadoras que articulen la lucha con los sectores de la producción que están siendo amenazados con suspensiones, rebajas del salario y despidos. Es posible derrotar el ajuste y la represión de Arcioni y Fernández.

Te puede interesar:La crisis del coronavirus y una perspectiva socialista: entrevista con Christian Castillo







Temas relacionados

sueldo   /    Pandemia   /    Chubut    /    Federico Massoni   /    Mariano Arcioni   /    Educación pública   /    Violencia policial   /    Estatales   /    Chubut   /    Educación

Comentarios

DEJAR COMENTARIO