Política Chile

PACOGATE

7 mil carabineros fantasmas fueron utilizados para el fraude en Carabineros

Diferencias sustantivas en la planta de la institución arroja un exceso de casi 7 mil policías innominados pero que son considerados para el cálculo del presupuesto anual.

Jueves 16 de noviembre

El 2017 sigue siendo un año difícil para Carabineros. El destape del fraude financiero en esta institución ha demostrado lo extendido de las redes de corrupción en las propias instituciones que dicen combatirla.

Hasta ahora Carabineros era considerada una de las instituciones con mayor prestigio social en Chile. Este prestigio no se debía a la función de orden (represión) y seguridad (control) que persigue carabineros, sino al verdadero lavado de imagen que realizó la Concertación durante los años de la transición.

EL verdadero “robo del siglo”

Para la opinión pública el denominado PACOGATE saco a la luz un entramado que dejó muy por debajo al denominado “robo del siglo”. Los más de 27mil millones de pesos que habrían defraudado los altos mandos de carabineros que controlaban la administración de las finanzas de la institución, ahora suman una nueva arista: los pacos fantasmas.

Durante la última exposición del General (s) Marcos Tello ante la comisión investigadora del a cámara de diputados, intentó extender la idea de a pesar de las investigaciones todo funciona con normalidad. Pero tras la supuesta “normalidad” los parlamentarios miembros de dicha comisión, solicitaron la aclaración de un punto que hasta hoy no se había cuestionado: la planta de carabineros.

Según dictamina el artículo 436 del Código de Justicia Militar la dotación de las ramas del ejército y de orden y seguridad poseen una cláusula de confidencialidad en la que los otros poderes del Estado no pueden intervenir.

Los fantasmas comienzan a asomar a plena la luz del día

Con fecha 15 de mayo la institución hizo entrega de varias informaciones para uso de la comisión, una de las informaciones entregadas declaraba que el total de la nómina de funcionarios de carabineros (civiles y operativos) para el 2017 ascendía a 58.228 personas. Pero cuando el procesado general (r) Flavio Echeverría defendió la asignación de recursos para este año, frente al ministro de hacienda, declaró que la planta proyectada llegaba a los 65.085 funcionarios, es decir una diferencia de 6.853 efectivos.

Según consignan varios medios de prensa el área de finanzas de carabineros habría utilizado este ítem en particular para mover dineros fraudulentamente sin ser detectados, ya que partidas como gastos de representación o reservados, podían levantar sospechas si se veían transacciones con montos injustificables.

Se mantiene la impunidad

Aun cuando la trama judicial sigue en curso, tanto el gobierno, la cámara y la propia institución no han escatimado esfuerzos en levantar la imagen del carabinero como una organización confiable. De hecho para el 2018 el presupuesto para carabineros aumentó un 2.7% llegando a más de 1.745 millones de dólares.
A pesar de las declaraciones de disposición a transparentar los gastos que hoy tienen un carácter reservado o secreto, lo que salta a la luz es de la impunidad que han gozado las fuerzas represivas desde la dictadura hasta los gobiernos democráticos.

Es imposible que durante una década un puñado de funcionarios pudiera sacar más de 3mil millones de pesos al año sin que nadie se diera cuenta.
Si bien aún queda tiempo para conocer cuál será el cómputo final de esta Teletón del robo, queda claro que una vez más el sistema político, que atraviesa una fuerte crisis de legitimidad, intentará poner paños fríos, quemar algunos chivos y salvaguardar la imagen pública de quienes protegen sus intereses y trabaja para sacar a quienes se manifiestan de las calles.






Temas relacionados

carabineros   /   Política Chile   /   Fraude fiscal

Comentarios

DEJAR COMENTARIO