Juventud

UNIVERSIDAD DE GENERAL SAN MARTÍN

600 familias valen más que las ganancias de PepsiCo

600 familias valen más que las ganancias de PepsiCo reza sobre la obra de arte expuesta en la sede de Extensión Universitaria de la Universidad Nacional de San Martín.

Martes 8 de agosto | Edición del día

La izquierda diario se acercó a Gianna Maris Rodríguez Jáuregui Pinasco, la autora, para conversar acerca de la obra y las frases seleccionadas para expresarse en ella.

Gianna, tiene 34 años es abogada y artista, en el año 2015 comenzó la especialización de Artes en "Medios y tecnologías para la producción pictórica" en la Universidad Nacional de Artes (UNA) donde conoció un grupo de docentes y artistas con los que formaron un colectivo de artistas con los que expusieron en el 2016 en la UNSAM lo que denominaron 83m2. Este año, parte de ese grupo inicial, junto a otros artistas, se volvieron a reunir convocados por la artista Laura Victory, quien gestionó en la UNSAN un nuevo proyecto colectivo al que llamaron "Hecho en Argentina". En que decidieron desarrollar desde el arte el concepto de trabajo, pensándolo desde una perspectiva libertaria y dignificante. En esa exposición se puede ver la obra de Gianna, una obra de gran contenido político y social donde se leen distintas leyendas como “600 familias valen más que las ganancias de PepsiCo, Ni una Menos, entre otras. En diálogo con la Izquierda Diario esta joven artista nos cuenta sobre su obra e inspiración:

“…Desde el primer momento me sentí muy convocada a participar, tanto desde lo artístico como desde el pensamiento político; la temática alrededor de la que trabajamos tanto su significado real, como simbólico, es parte de mi actividad diaria como abogada. Creo particularmente en el trabajo colectivo como una forma de crecer y convertir las herramientas con las que contamos cada uno, en recursos más poderosos y transformadores, razón por la que entiendo que mi obra tiene sentido en el marco de ésta exposición, aun cuando tenga un sentido individual y personal.

El contexto político actual en el que se intenta flexibilizar los derechos laborales resulta sumamente preocupante y lo artístico como expresión cultural de nuestras vidas, se encuentra necesariamente atravesada por lo político; en este sentido el concepto abordado nos exhortaba a tomar una posición.

El ataque directo a los trabajadores, mediante la negación de conquistas del derecho individual y del derecho colectivo, la acusación de que sus reclamos son la causa de las crisis o el espanto para las inversiones y todo ello tras la pantalla de un supuesto y futuro beneficio colectivo, hacen evidente tanto aquí como en el resto de Latinoamérica y el mundo, que hay una nueva ola precarizadora para los trabajadores, en la que nuestros derechos se mercantilizan, precisamente porque somos tomados como recursos enajenados o porque somos reconocidos solo como consumidores sin virtud alguna más que la de potenciales compradores.

Fue éste, el sentido que intenté dejar en evidencia en la obra que expuse en esta oportunidad, resaltando a la vez que los trabajadores, somos cada uno desde su lugar, los defensores de las conquistas colectivas que hicieron y hacen un cambio significativo en el devenir de nuestra existencia.

La obra artística que presenté, está realizada con acrílico sobre madera reciclada, y utilicé diferentes imágenes y leyendas para lograr la composición que titulé “La Gran A”. La técnica es mixta dado que trabajé tanto con acrílico directo sobre la madera , como con imágenes tipo transfer de fotografías que tome en diferentes oportunidades: Marchas por Ni Una Menos, encuentro Nacional de Mujeres de Rosario, reconocimiento del aborto legal y la vigencia de programas de educación sexual efectivos, carpa itinerante de Docentes durante el mes de abril, movilización al Ministerio de desarrollo social de Nación por un reconocimiento de los derechos de los sectores más precarizados, reclamo de sindicatos azucareros del Norte Argentino.
A partir del cambio de signo político en 2015, se recrudeció un comportamiento que tiende a la eliminación de puestos de trabajo.

Bajo la excusa de que los trabajadores son " ñoquis " nombrados a dedo por el ejecutivo anterior, se llevaron adelante despidos masivos para lograr un "sinceramiento" y la desaparición de ese puesto conllevaba la desaparición de programas sociales, educativos, culturales etc. La leyenda soy estatal mi trabajo son tus derechos remite a la defensa no solo de los puestos de trabajo sino al sentido de una sociedad en la que el Estado es el garante de los pisos mínimos de derecho, pisos que solo pueden elevarse cualitativa y cuantitativamente, muy por el contrario de la praxis política en la que se busca sustituir al Estado por el "Emprendedor"

La leyenda que remite al conflicto de PepsiCo fue la última leyenda que coloqué: "600 familias valen más que las ganancias de PepsiCo", la rescaté de una imagen que los propios trabajadores o quiénes se solidarizaron en el reclamo llevaban cómo bandera. La contundencia del mensaje es clave, porque pone claro sobre oscuro de que estamos hablando. Estamos hablando de la vida de los trabajadores y de sus familias. Con su incorporación no solo me solidaricé con su lucha, sino que planteaba un problema totalmente contemporáneo que interpela al espectador a preguntarse cuál es el tiempo en el que vive y de qué forma lo vive. La lucha de los trabajadores de PepsiCo refleja además el vínculo directo con el hecho que las mujeres trabajadoras son además las más precarizadas dentro de los precarizados. Por eso es que el ajuste recae sobre las espaldas de las trabajadoras. La lucha de PepsiCo es la misma lucha de los 30 trabajadores tercerizados de maestranza despedidos del ministerio de trabajo, es la lucha de los azucareros, es la lucha de los pueblos oprimidos.

La pieza busca sensibilizar mediante el contrapunto de aquella imagen del tipo real, callejera, cotidiana, en la parte en la que predomina el color negro, con la imagen del tipo paisaje compositiva imaginaria. Cada obra conlleva un mensaje y el contenido de este es parte de nuestro lenguaje. El lenguaje, ya sea en su formato escrito, oral o visual crea realidades. "La gran A "es la potencia de un deseo, de un reclamo, de la composición de una forma de pensar y vivir…”








Temas relacionados

PepsiCo   /    Juventud   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO