Juventud

CABA

6 años de lucha conquistaron el fallo por la relocalización

Ayer jueves 27 se dio sanción a la ley de “Transferencia de Inmuebles, Expropiación y Rezonificaciones” que habilita el traslado de 1334 familias de la villa 21/24 de Barracas. Despues de 6 años del fallo que responsabiliza al Gobierno de la Ciudad, Nacional y Provincial de las tareas de saneamiento y relocalización de las familias, se conquisto la ley gracias a la movilización y organización de los vecinos.

Sábado 29 de noviembre de 2014 | Edición del día

El día Jueves 27 de noviembre se dio por fin la sanción en la legislatura porteña de la ley de “Transferencia de Inmuebles, Expropiación y Rezonificaciones” que habilita el traslado de 1334 familias que tienen su vivienda en las inmediaciones del Riachuelo, en el marco de un plan de saneamiento que lleva muchos años de proyectos que no terminan de resolver las problemáticas de vivienda y salud de las familias de la villa 21/24 de Barracas. La contaminación del riachuelo afecta la salud de los vecinos hace más de 100 años, tanto de la ciudad de buenos aires, como de la provincia, que viven en la rivera. Mientras que el gobierno, a través de la Autoridad de Cuenca Matanza Riachuelo (ACUMAR) busca desvincular los problemas de salud de los niños, adultos, mayores y embarazadas, con los contaminantes que inundan el riachuelo, su salud se ve perjudicada por la presencia de plomo en el suelo y el agua, por la transmisión de enfermedades infecciosas, entre otros. También ha hecho oídos sordos ante el Instituto de la Vivienda de la Ciudad (IVC) que incumplió los fallos de relocalización. El IVC quien debiera ser el órgano que destine los fondos para la construcción de viviendas en la ciudad, ha avanzado a cuenta gotas en hacerlo, impidiendo que miles de familias puedan vivir en condiciones óptimas de salud.

Recién 6 años después del Fallo “Mendoza” que dispuso la responsabilidad conjunta del gobierno Nacional, Provincial y Porteño en las tareas de saneamiento y relocalización de las familias afectadas por la contaminación del Riachuelo, llega este aval de la legislatura porteña que habilita los terrenos y la construcción de las viviendas. Este paso importante fue conquistado gracias a los reclamos de los vecinos, que no solo realizaron centenares de denuncias, sino que se organizaron al interior del barrio. Llega después de años de reclamos que movilizaron a todo el barrio a las calles, junto con las organizaciones que han acompañado de manera incansable, poniéndose a disposición de los vecinos.

En una ciudad donde el gobierno se dedica a fomentar el negocio inmobiliario y deja de lado las principales problemáticas habitacionales, reprimiendo y desalojando, como sucedió el pasado agosto en el barrio Papa Francisco, la conquista de la relocalización y la posibilidad de avanzar en viviendas dignas para todas las familias fue producto de la organización de los vecinos, en coordinación con las organizaciones sociales y territoriales. Ni el gobierno nacional, ni provincial, ni porteño, pueden atribuirse las mejoras en la calidad de vida de las familias de la villa 21/24 de Barracas, ya que han mirado al costado durante años.

Es necesario conquistar la coordinación en las luchas de los vecinos, en sus lugares de trabajo, con los sectores afectados por las inundaciones, con todos aquellos que salen a luchas por vivienda, reclamando el cumplimiento de lo conquistado al Gobierno de la Ciudad y Nacional.







Temas relacionados

Desalojo   /    Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO