Política México

DESAPARICIÓN FORZADA

43 de Ayotzinapa ¡Porque vivos se los llevaron, vivos los queremos!

Hoy se cumplen 3 años y medio de la desaparición forzada de los 43 normalistas de Ayotzinapa. Movilicémonos hasta encontrarlos.

Lunes 26 de marzo | 11:45

Se acerca el fin del sexenio de Enrique Peña Nieto. Pero para los padres de los 43 el tiempo se detuvo la negra noche en la que sus hijos fueron desaparecidos por la policía y el narco, con la complicidad del Ejército, en Iguala, Gro.

Mentira histórica

Recientemente fue detenido “la Rana”, sicario supuestamente involucrado en la desaparición delos 43, con lo que el gobierno federal pretende mostrar que avanza en las investigaciones, para poder dar carpetazo al caso antes de que termine su mandato.

Siempre en los marcos de la “verdad histórica”, según la cual los normalistas fueron incinerados en el basurero de Cocula por miembros de la “delincuencia organizada”. Versión montada por la PGR para garantizarles impunidad a los responsables políticos de este crimen de Estado, que desde hace tiempo desmintió la investigación del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) de la CIDH.

También fue dado a conocer por la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, que de los 129 detenidos por su presunta responsabilidad en los hechos, más de 50 fueron sometidos a torturas tales como “violencia sexual, toques eléctricos, golpes, amenazas de muerte” y al menos una ejecución extrajudicial, por policías federales, ministeriales y marinos encargados de las “investigaciones”. Lo que pone en evidencia, una vez más, que el Estado quiere impedir que se sepa la verdad y encubrir a los verdaderos responsables, al frente de sus instituciones.

¡Ni uno menos!

Los 43 son parte de los más de 30 mil desaparecidos reconocidos oficialmente, aunque en realidad son muchos más. Entre los más recientes están cuatro estudiantes de cine “levantados” por la policía federal en Jalisco, lo que ya detonó movilizaciones y asambleas en Guadalajara.

Nadie está a salvo. La aprobación de la Ley de Seguridad Interior, que legaliza el accionar de las fuerzas armadas en labores policíacas, promete multiplicar estos crímenes y les asegura impunidad, en contra de los movimientos y los luchadores sociales, así como de la población en general.

Hasta encontrarlos

La PGR y el resto de las instituciones oficiales de “procuración de justicia” ya dieron sobradas muestras de que nada bueno podemos esperar de ellas. Apelar al Estado para que “resuelva” los crímenes en los que está involucrado es un sinsentido.

Este 26 de marzo debemos salir por miles a las calles, como recientemente hicieron los estudiantes en Guadalajara, para hacer patente que no olvidamos a nuestros 43 compañeros de Ayotzinapa, que seguiremos luchando hasta encontrarlos y lograr el castigo para los responsables políticos de su desaparición forzada, sumando a nuestras demandas la exigencia de presentación con vida de los estudiantes de Jalisco.

Es necesario poner en pie una gran Coordinadora Nacional Contra la Represión y la Militarización, integrada por personalidades y representantes de sindicatos, organizaciones sociales, políticas y de derechos humanos, nacionales e internacionales, con plenos poderes para llevar hasta el final todas las líneas de investigación, lo que sólo podremos imponer con la movilización a lo largo y ancho del país.

En la Ciudad de México participemos todas y todos este 26/3 en la marcha convocada por los padres y las madres de los 43, que saldrá del Ángel de la Independencia hacia el Hemiciclo a Juárez a las 16:00 horas.







Temas relacionados

Ley de Seguridad Interior   /    Política México   /    Desaparición forzada   /    Ayotzinapa   /    Militarización   /    Enrique Peña Nieto   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO