Cultura

TEATRO

2da princesa

Se reestrenó 2da princesa, el unipersonal escrito y dirigido por Alejandro Schiappacasse los jueves a las 21hs en El extranjero, Valentín Gómez 3378, CABA.

Marina Beresñak

Licenciada en Letras | UBA

Miércoles 9 de agosto | Edición del día

Este espectáculo, que formó parte de la Fiesta de Teatro CABA 2017, nos acerca a un personaje muy bien construido, tanto desde el guión como desde la actuación. Un trabajador de la pesca intenta explicarnos y explicarse cómo llegó a donde está y por qué hizo lo que hizo. El interrogatorio policial funciona como un hilo conductor que permite profundizar cada vez más en el recuerdo.

En torno a un hecho de violencia de género, propone una reflexión acerca del dominio sobre nuestros actos y las batallas secretas en la intimidad de un hombre. Las masculinidades hegemónicas fueron cediendo su lugar a nuevas formas de ser hombre y eso tiene consecuencias. Tres modelos distintos aparecen en escena y se muestra la dificultad que tienen para convivir. La mujer, en cambio, figura ligada a la palabra: “la palabra de Laura” ordena y da esperanzas. Es una mujer que fue segunda princesa de un certamen local y que ayuda al hombre a conectarse con su costado más espiritual, acercándole la posibilidad de rezar. Parece una mujer sabia, pero sin embargo pide complicidad ante la violencia de género. Ahí se abre el dilema moral que debe enfrentar el pescador: ¿ser cómplice o actuar allí donde ningún otro lo hace?

La búsqueda de la verdad que el interrogatorio propone es central. A medida que la obra transcurre, el pescador se va adentrando cada vez más en sus recuerdos y nos permite conocer qué pasó. Pero ¿qué estatus le damos a la verdad? ¿Existe una sola verdad?

Como señala Darío Sztajnszrajber al final de uno de sus mejores capítulos "poner a la verdad en la esfera de la interpretación, supone una apuesta a la libertad, una forma de disolver toda violencia”.

La cuestión, entonces, es la interpretación. ¿Cómo se interpreta la verdad? Para eso, Alejandro Schiappacasse le pone cuerpo y alma a un personaje que se dedica una hora entera a mostrarnos las distintas líneas desde donde podemos leer un suceso. Según cómo lo interpretemos, habrá diferentes verdades y todas ellas implicarán una postura ética bien definida.






Temas relacionados

Teatro   /    Cultura

Comentarios

DEJAR COMENTARIO