Internacional

FRANCIA

28J: los trabajadores franceses preparan una huelga general contra Macron

Los sindicatos franceses llaman a una huelga general, una posibilidad para fortalecer la unidad de las luchas que se vienen dando en Francia. Los ferroviarios, los aeronáuticos y los trabajadores del gas y de la electricidad, a la vanguardia de las movilizaciones.

Miércoles 27 de junio | Edición del día

Los sindicatos franceses CGT, FO y Solidaires, junto con las organizaciones estudiantiles UNEF, UNL y FIDL llaman a una jornada de huelga general interprofesional y movilización. Por primera vez desde el inicio del quinquenato de Emmanuel Macron, se abre la posibilidad de que se unan todos los sectores en lucha, comenzando por los ferroviarios, que mantienen una enorme lucha contra la reforma del sistema ferroviario y su posible privatización desde hace más de tres meses.

Hasta ahora, las movilizaciones unitarias estuvieron circunscriptas por las direcciones sindicales a sus propios sectores. Pero de cara al ritmo de las reformas neoliberales de Macron que ataca a todos los sectores juntos a la vez, a los ferroviarios, los aeronáuticos, los trabajadores de la energía, los jubilados, los estatales, los estudiantes, que pelean contra la selección en el ingreso a la universidad, entre tantos otros sectores, pararán y se movilizarán juntos este jueves.

Así, este 28 de junio, los trabajadores se manifestarán contra la política social regresiva que persigue el gobierno. Los empleados de los organismos sociales, los transportistas, los metalúrgicos, los empleados de Air France, los trabajadores del servicio público del gas y de la electricidad, todos, serán parte de la jornada de lucha.

Estos últimos vienen de realizar una acción fuertemente simbólica, cuando el jueves pasado la CGTle cortó el suministro de gas durante tres horas al Palacio del Elíseo, sede de la presidencia francesa, contra el anuncio de privatización de la empresa energética, es una muestra del enorme poder que tienen los trabajadores.

Para esta primera jornada de “huelga y movilización unitaria interprofesional” desde el 2016 y la enorme batalla contra la reforma del código laboral, llamada Ley El Khomri, este jueves será una oportunidad para estrechar los lazos entre los diferentes sectores movilizados para empezar a construir una nueva relación de fuerzas contra Macron.

La batalla ferroviaria

Además de ser parte de la huelga general del próximo jueves, SUD-Rail, el tercer sindicato de la SNFC, decidió llamar a los ferroviarios a una huelga los días 6 y 7 de julio.

“En coherencia con nuestro mandato precedente, llamamos a la continuidad de la lucha por el retiro del pacto ferroviario”, declaró Fabien Dumas, secretario federal de SUD-Rail. Los días viernes 6 y sábado 7, los ferroviarios “debatirán en asambleas generales el curso a seguir del movimiento para ganar” agregó.

Algunos de las cuestiones inmediatas que enfrentan los ferroviarios franceses son, además de la eliminación de su estatuto y la privatización, la eliminación de puestos de trabajo y el cierre de líneas, luego de que la reforma de la empresa pública de transporte ferroviario de Francia (SNCF) fuera aprobada tras el voto mayoritario en el Senado el pasado 14 de junio. El proyecto de ley recibió 145 votos a favor y 82 en contra en la Cámara Alta, y otros 452 y 80, respectivamente.

El proyecto prevé transformar la SNCF en sociedad anónima, abre a la empresa a la competencia de mercado y elimina estatuto laboral de los trabajadores de la empresa estatal.

Como ya adelantó un artículo del diario francés neoliberal Les Échos del 24 de junio, una serie de “pequeñas estaciones y líneas” del sistema ferroviario, serán afectadas por la reforma de la SNFC, directamente con el cierre. Ese es justamente el plan estratégico en la empresa estatal: la destrucción del sistema público ferroviario y su privatización.

Ante esta situación, y mientras que los trabajadores ferroviarios están fuertemente determinados en su lucha, es importantísimo que el apoyo popular a la huelga se intensifica activamente, luego de más de tres meses de lucha, para derrotar al gobierno y a la dirección de la Sociedad de Ferrocarriles.

Además, trascendió que la empresa eliminará en el corto plazo unos 3 mil empleos, aunque por el momento esta lo haya desmentido. Se prepara un nuevo ataque de amplitud, acompañado por una línea de auto-sabotaje que practica la SNFC. Y continúa con el mismo método de negar el proyecto privatizador. Pero los ferroviarios son conscientes de esta situación, aunque la estrategia del trabajo a reglamento y las huelgas intercaladas (dos días cada cinco) no permitió hacer retroceder al gobierno.
Por eso, el próximo 28 de junio es un día clave antes del comienzo de las vacaciones de verano, para enfrentar unitariamente el plan ajustador de Macron.







Temas relacionados

Huelga General   /    Ferroviarios   /    Emmanuel Macron   /    Francia   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO