27A Huelga estudiantil contra el racismo y la guerra en Alemania

Stefan Schneider

Grupo RIO - Berlín

Domingo 1ro de mayo de 2016 | 18:22

“No queremos vivir en un mundo del racismo y de las deportaciones”. Así sintetiza Tabea, militante de la Juventud Comunista Revolucionaria de Berlín, su motivación de salir a la calle junto a miles de estudiantes secundarios, universitarios y terciarios en más de 16 ciudades del país.

En Berlín, Múnich, Bremen, Dresde, Colonia, Frankfurt y otras ciudades, organizaciones juveniles y de refugiados participaron en una “huelga estudiantil contra el racismo, las deportaciones y la guerra”.

Para esta acción concertada, se formó una coordinadora nacional en febrero bajo el nombre de “Juventud contra el racismo”. En su llamado a la jornada del 24A, destacan la amenaza de los nuevos fenómenos de derecha como Pegida o “Alternativa para Alemania” así como los ataques violentos contra los refugiados y los centros de acogida.

Por otro lado, afirman que el Estado alemán y el gobierno de Merkel fueron justamente los que sentaron las bases para el auge de estos movimientos de derecha que adquieren rasgos cada vez más fascistas. Pues es el mismo gobierno el que implementa las restricciones de los derechos de asilo, que lleva adelante las guerras que generan más refugiados. El mismo gobierno que pacta con la sangrienta administración turca de Erdogan para asegurar que los refugiados no pasen más las fronteras de la “fortaleza Europa”.

Contra estos movimientos reaccionarios, los jóvenes se juegan a construir una nueva solidaridad entre estudiantes, trabajadores y refugiados, en vez de dejarse separar por las políticas racistas del Estado y los movimientos de derecha.

Levantan consignas como “abrir las fronteras”, “abajo las leyes racistas”, “por el derecho de residencia y todos los derechos democráticos para los refugiados”, “por el derecho al trabajo y a la sindicalización para los refugiados”, “por el acceso completo y gratuito a la educación”, “por la construcción de viviendas”, “contra las guerras imperialistas”, “por la solidaridad con el pueblo kurdo”, “contra la violencia policial” y “por la autoorganización”.

Los militantes de la Juventud Comunista Revolucionaria abogan por la convergencia concreta de las luchas de los refugiados, los estudiantes y los trabajadores. Este 24ª marcharon junto con trabajadores del Jardín Botánico de Berlín que se encuentran en lucha, por la unidad de la clase trabajadora, en contra de la política racista que intenta separar los refugiados del resto de los asalariados. La jornada fue cubierta durante todo el día en las cuentas de Facebook de Klasse Gegen Klasse y de Izquierda Diario.







Comentarios

DEJAR COMENTARIO