#NonUnaDiMeno

26N en Italia: gran manifestación nacional contra la violencia machista

Este sábado en Roma se preve que miles de mujeres marchen bajo el lema #NonUnaDiMeno. Una convocatoria nacional contra la violencia de género centrada en el rechazo al Plan del Gobierno Renzi.

Clara Mallo

Madrid | @ClaraMallo

Viernes 25 de noviembre | 19:24

Las políticas de ajuste, y las diferentes reformas en el ámbito laboral y educativo que sacuden a las trabajadoras, trabajadores y a amplios sectores en todo el mundo, y del mismo modo en Italia, ponen en peligro los avances que de un modo u otro consiguieron las mujeres.

En Italia la reforma Jobs Act -reforma del art 18 del estatuto de los trabajadores- facilita el despido, así como la fuerte ofensiva ideológica conservadora que en los últimos años viene dandose contra las mujeres italianas, contra los sectores LGTB y contra los inmigrantes que se expresó solo hace unos meses con el Fertility day o el Family day. También da cuenta de ello el elevado número de médicos "objetores de conciencia" que a la hora de practicar abortos hay en la sanidad pública Italiana, el 70% (2013).

Hoy las cifras hablan de una doble realidad. Dan muestra de ello el elevado número de feminicidios. En Italia como en España, el número de mujeres asesinadas son alarmantes y es solo la expresión más brutal de una serie de violencias cortidianas que sufren las mujeres. 116 mujeres han sido asesinadas en 2016 en Italia. Un tercio de las mujeres que viven en Italia sufren violencia psicológica, física o sexual, un porcentaje que seguramente no recoge la totalidad de la violencia hacia las mujeres. Y qué decir de las miles de mujeres inmigrantes que sufren una constante violencia estatal e institucional.

Los distintos gobiernos, y de igual modo el de Renzi en Italia, se suman a la idea de tratar de delimitar la violencia hacia las mujeres en el "ámbito privado" e "individual" definiendo los casos de violencia y feminicidio como hechos particulares. Esto ha despertado la reacción de miles de mujeres que ven en la práctica un fuerte retroceso en sus derechos, agresiones constantes y una violencia generalizada hacia ellas.

Además, el nuevo Plan Nacional Antiviolencia de Matteo Renzi ha sido fuertemente criticado por las trabajadoras y trabajadores de los centros antiviolencia y las casas refugio. Las trabajadoras de estos centros critican que no se haya tenido en consideración su experiecia, siendo lo únicos que conocen la realidad y situación de las mujeres víctimas de vilencia machista. Y valoran como "un paso a trás" este nuevo plan.

Por ello el 26 de noviembre, con motivo del Día internacional contra la violencia de género (25N), ha sido convocada en Roma la primera marcha nacional contra las violencias machistas en Italia. Una cita que se suma al histórico 7N español (2015) que reunió a miles de mujeres en Madrid hace un año; al movimiento "Ni una menos" en Argentina que sacó a miles a las calles en los últimos meses; a la "Marcha negra" de las mujeres polacas que lograron frenar la reforma de la ley del aborto; y a las mujeres surcoreanas que luchan por ese mismo derecho.

Como nunca antes en la historia las mujeres han alcanzado derechos que apenas hace un siglo parecían imposibles. De no poder votar a optar a la presidencia de la primera potencia imperialista del mundo. Con ello cualquiera podría decir que las mujeres viven una situación quanto menos igualitaria respecto a los hombres.
Sin embargo esos derechos no fueron conquistados de modo lineal, ni mucho menos de manera pacífica. El avance en derechos democráticos no ha sido un regalo hacia las mujeres, la mayoría son el resultado de duras luchas y otros son el resultado de ciertas concesiones de las clases dominante.

Las últimas decadas se caracterizaron por un gran avance de políticas neoliberales y con ellas una fuerte ofensiva ideológica del capital. En este marco fueron concedidos en el plano legal algunos derechos para las mujeres, pero cabe decir que en lo real, es decir, en la realidad cotidiana de millones de mujeres, estos no se hicieron tan palpables. Sin embargo lo que más avanzó en ese período, además de algunos avances restringidos a las democracias burguesas cada vez más degradadas, fue esa idea de que la consecución de derechos y libertades viene por la via pasiva, una via que pasa por lo institucional, por la concesión.

Las movilizaciones masivas este 25N en todo el mundo, muestran una tendencia diferente: los derechos se conquistan con la lucha en las calles.




Temas relacionados

#25N   /   violencia contra las mujeres   /   #NiUnaMenos   /   Roma   /   Violencia machista   /   Matteo Renzi   /   Italia

Comentarios

DEJAR COMENTARIO