Política

ROSARIO

24M: los luchadores no podemos marchar con los que silencian frente a Milani

En Rosario habrá nuevamente dos convocatorias a marchar: el espacio Juicio y Castigo, con preminencia kirchnerista y peronista, y la movilización independiente de los gobiernos, organizada por el Encuentro Memoria Verdad y Justicia. ¿Por qué es necesario fortalecer ésta independencia para enfrentar el ajuste y la represión del Gobierno de Cambiemos?

Laura Bogado

CeProDH | Rosario

Miércoles 15 de marzo | 12:24

Este 24 de marzo el Encuentro Memoria Verdad y Justicia de Rosario, alineado con el mismo espacio en Capital Federal, que convoca a una masiva manifestación, llama nuevamente a movilizarse de forma independiente de los partidos de gobierno para levantar bien en alto las banderas contra la impunidad y la represión de ayer y de hoy.

Ante la avanzada del Gobierno de Cambiemos es más necesario que nunca fortalecer éste espacio de independencia para la lucha contra la impunidad. Una lucha que es evidente que no se puede dar bajo una política de reconciliación con MIlani, actualmente detenido por la incansable denuncia de los familiares de desaparecidos y ex detenidos, y de la izquierda. El Kirchnerismo habla de “resistencia con aguante” y “unidad” para enfrentar al macrismo, pero se niega a denunciar al genocida que ellos mantuvieron en un cargo de funcionario durante su gobierno. Hacemos, desde aquí, un llamado a todos los compañeros y organizaciones que enfrentamos la impunidad de ayer y la complicidad de los gobiernos de hoy, a sumarse a la única marcha independiente este 24: la de Memoria, Verdad y Justicia.

Sin independencia, hay reconciliación

Es claro que el Gobierno de Cambiemos quiere impunidad y reconciliación. Desde su asunción, el discurso de “no fueron 30 mil” busca desprestigiar la lucha contra el genocidio y cubrir a los asesinos de los compañeros detenidos desaparecidos. La familia Macri, de manera directa, fue una de las grandes beneficiadas económicamente bajo la última dictadura militar. En un contexto de ajuste como el que estamos viviendo en Argentina con miles de despidos y tarifazos, el “negacionismo” es la vía para rearmar las bandas armadas del Estado, por lo que el aumento de la represión está a la orden del día, como se ve con medidas como la popularmente conocida Ley Antipiquetes e incluso medidas para endurecer el punitivismo como la baja de edad de imputabilidad.

El kirchnerismo, sin embargo, está lejos de ser una alternativa. Durante sus doce años de Gobierno demostró que su discurso contra la impunidad estuvo cargado de mentiras, poniendo al carapintada Berni a cargo del Ministerio de Seguridad, promoviendo al genocida Milani a la cabeza del Ejército, negándose a abrir los archivos de la dictadura, llevando adelante el Proyecto X, reprimiendo a trabajadores en lucha (Lear), encarcelando a los petroleros de Las Heras e inclusive avalando la baja de edad de imputabilidad. Juzgando a un puñado de genocidas, pero adeudando a miles que siguen impunes, o han muerto sin encontrar condena como el caso de López Aufranc en la causa Acindar, la misma que ni siquiera se elevó a juicio. Los 400 niños apropiados que aun no se "autoencuentran", los cientos de jueces cómplices y empresarios que no fueron alcanzados.

Quienes enfrentamos al kirchnerismo durante todos estos años en las calles no podemos mirar para el costado porque hoy quien esté al frente del Gobierno Nacional sea el odiado Mauricio Macri. Mientras derogaban las leyes de obediencia debida y punto final – producto de la incansable lucha de Madres, Abuelas, Hijos, ex detenidos desaparecidos y decenas de organizaciones de Derechos Humanos, políticas y sociales – se callaba y encubría la desaparición de Jorge Julio López. Bajaban el cuadro de Videla y se reconciliaban con genocidas y financiaban a las policías asesinas de pibes como Luciano Arruga. ¿Proponen que dejemos todo eso de lado? Todos los luchadores sabemos que no es posible eso.

El espacio Juicio y Castigo ni menciona a Milani

Macri viene aplicando un plan de ajuste, hecho y derecho. Pero sería imposible que ese plan pase sino fuera por el inestimable aporte del kirchnerismo y del socialismo: son ellos los que garantizan gobernabilidad, votando las leyes en el Congreso y garantizando la tregua desde la CGT (peronismo y massismo). Además, en las provincias opositoras también usan la violencia estatal y paraestatal, como se ve en Santa Cruz y Tierra del Fuego. No se puede marchar con los ajustadores. Los maestros que enfrentan los topes salariales de Lifschitz no pueden marchar con el gobierno que los pone.

Pero además, lamentablemente, en una fecha tan emblemática de la lucha contra la impunidad como lo es el 24 de Marzo, el espacio Juicio y Castigo que integran las agrupaciones kirchneristas junto a Carlos del Frade, el PCR, Causa, Patria Grande y otros, no menciona la denuncia a Milani. Mejor dicho: hubo una intensa discusión para garantizar que no mencione a Milani. El encubrimiento es una estrategia. A la Madre que pide cárcel para MIlani por desaparecer a su hijo, Juicio y Castigo le da la espalda.

Los militantes del PTS en el Frente de Izquierda llamamos a todas las organizaciones, compañeros, militantes barriales, activistas populares que el año pasado fueron parte del acto del Encuentro Memoria Verdad y Justicia, a que sigan manteniendo la independencia y no acepten una marcha y un acto que busca “redimir” a los ajustadores, embellecer genocidas, humanizar a los burócratas sindicales y pintar de combativos a los que atacan la lucha docente, como el Movimiento Evita, cuyo dirigente Chino Navarro viene de pedir que no haya paro en Provincia de Buenos Aires, como un macrista más.

No se puede luchar consecuentemente contra la impunidad de ayer y de hoy, si se va como furgón de cola de estos partidos, que usarán a las organizaciones populares como maquillaje progresista. Nuestras banderas que orgullosamente levantamos desde hace años, no se bajan.

En la capital del gatillo fácil: contra la impunidad de hoy

Con muchas de las organizaciones y compañeros que participaron de las reuniones de Juicio y Castigo, compartimos la pelea contra la violencia institucional y la impunidad que el poder político y el poder judicial le brindan día a día a la podrida policía de Santa Fe que está primera en el ranking de gatillo fácil. Sabemos, lo vimos juntos, cómo esos funcionarios ocultan pruebas, bancan comisarios y encubren. ¿Por qué habríamos de tocar nuestros codos con ellos en una marcha contra la impunidad?

Las movilizaciones del 24 de marzo son aprovechadas por los partidos de gobierno para una vez al año hacer “memoria” mientras día a día son los responsables de las políticas de mano dura, criminalizando a los jóvenes de las barriadas populares. Son los mismos que militarizan Rosario desde hace años, antes en acuerdo con el kirchnerismo y ahora en acuerdo con el macrismo, para disciplinar y mantener el control social.

Con ellos tampoco podemos mezclar nuestras banderas. No con los que en “democracia” legitiman un aparato represivo que sigue matando, torturando y desapareciendo pibes, estableciendo un hilo de continuidad con la última dictadura. No marchamos con los responsables y/o encubridores de que hoy Franco Casco, Jonatan Herrera, Pichón Escobar, Maximiliano Zamudio, Brandon Cardozo, Carlos Godoy, Ivan Mafud y tantos otros pibes no estén este 24 de marzo con nosotros.

Porque no nos olvidamos, no perdonamos ni nos reconciliamos. Este 24 de marzo llamamos a todas las organizaciones políticas, sociales y de derechos humanos de la izquierda a que fortalezcamos una movilización independiente de quienes garantizan la impunidad de ayer y de hoy.








Temas relacionados

César Milani   /    Cárcel y castigo    /    Kirchnerismo   /    Rosario   /    Encuentro Memoria Verdad y Justicia   /    Libertades Democráticas   /    Santa Fe   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO