Política

TUCUMÁN

24 de marzo: ¿Por qué marchar en forma independiente del gobierno nacional y provincial?

Este 24 de marzo el Encuentro Memoria, Verdad, y Justicia convoca a movilizar en forma independiente. En Tucumán, y en todo el país, habrán dos convocatorias distintas.

Miércoles 21 de marzo | Edición del día

A 42 años del golpe cívico militar del 76, el Encuentro Memoria, Verdad, y Justicia (EMVJ) convoca a movilizarse en forma independiente del gobierno nacional y los gobiernos provinciales que garantizaron la impunidad de ayer y de hoy, con la mayoría de los milicos, empresarios, curas, jueces, y colaboradores políticos y sindicales, aun sin juicio ni castigo.

Este 24 de marzo nos encuentra movilizándonos contra un gobierno que niega a los 30.000 desaparecidos, otorga prisión domiciliaria a los genocidas, es responsable de los asesinatos de Santiago Maldonado y Rafael Nahuel, y reivindica el gatillo fácil y la “doctrina Chocobar”, que tuvo su correlato en nuestra provincia con el fusilamiento por la espalda de Facundo Ferreira, en medio de una escalada represiva que acompaña el ajuste contra el pueblo trabajador en todo el país.

Agendas compartidas

Desde el primer día de Cambiemos en el poder, los gobernadores del PJ han prestado colaboración y asumido por completo la agenda securitaria del macrismo.

No solo le han votado las leyes del ajuste, aplicaron tarifazos y techos salariales en sus respectivas provincias, también vienen ampliando los presupuestos policiales y desplegando con saña a las fuerzas represivas contra la protesta social.

En las últimas semanas tuvimos la represión a estudiantes y docentes de San Juan bajo las órdenes del peronista Uñak; en la Salta de Urtubey, la brutal represión a los obreros de El Tabacal que pelean por sus fuentes de trabajo; la militarización con Gendarmería Nacional de Río Turbio, en la Santa Cruz de Alicia Kirchner, donde los trabajadores luchan contra el vaciamiento de la mina. En Tierra del Fuego, los trabajadores que resisten los despidos y el ajuste también tuvieron que enfrentar a la policía de la peronista Rossana Bertone; y al peronista Gildo Insfrán, las comunidades originarias ya lo conocen desde las épocas de Cristina.

En Tucumán, el gobierno de Manzur viene siguiendo a pie juntillas la agenda que reclama una clase capitalista predispuesta a hundir en la miseria a una buena parte de la población en pos de sostener sus ganancias.

Avaló con su silencio el asesinato de Facundo Ferreira, un niño de 12 años fusilado por la espalda por la policía provincial. Acompañado de la impresentable Patricia Bullrich, anunció la instalación de una base de operaciones de la Gendarmería Nacional, poniendo al frente de la Secretaría de Seguridad al ex gendarme Claudio Maley. Y por si quedaban dudas sobre el mensaje que pretende dar, nombró como Juez de Insrtrucción en lo Penal al defensor de genocidas Facundo Maggio, a pesar del repudio unánime de todos los organismos de Derechos Humanos.

Para ello contó con el apoyo del bussismo, un firme aliado del peronismo en la legislatura, que ahora está juntando firmas para que intervenga el ejército.

Pero Manzur no se volvió macrista, ni es un “traidor”; es una de las figuras de peso que talla en la interna del PJ para que en 2019 haya un gobierno peronista.

Abocados a esta interna están también las corrientes kirchneristas que se reunieron en el encuentro de San Luis (“Hay 2019”), donde llamaron a construir un “frente anti macri”, eufemismo para convocar a la unidad de las distintas alas del PJ de cara a las próximas elecciones.

Un documento con poca memoria, poca verdad, y poca justicia

Desde hace varios años el EMVJ, que nuclea a decenas de organizaciones sociales, políticas, y de derechos humanos, viene garantizando la independencia política de todos los gobiernos en las movilizaciones del 24 de marzo.

Mientras algunos organismos y referentes de los derechos humanos estrechaban todo tipo de lazos con el gobierno anterior y perdían la autonomía respecto del Estado, este espacio pudo conservar la necesaria independencia para seguir denunciando la impunidad del gatillo fácil, la infiltración estatal de las organizaciones sociales y políticas, la promulgación del Proyecto X, y la represión a los trabajadores y comunidades originarias.

Este año no será la excepción. Luego de un debate al interior espacio, el EMVJ convoca nuevamente a movilizarse en forma independiente de la movilización que impulsan las distintas alas del PJ.

En Tucumán, entre los organismos de derechos humanos y organizaciones kirchneristas se consensuó un documento que aunque toma elementos críticos puntuales a gobernadores como Manzur se cuida muy bien de no mencionar al gobierno anterior. Como si la represión a las luchas obreras, el gatillo fácil, o la impunidad de los genocidas hubieran aparecido de la nada con el gobierno de Macri.

Se trata de un balance donde, por ejemplo, en la desaparición de Julio López o en el ascenso de César Milani, actualmente detenido por crímenes de lesa humanidad, no existen las responsabilidades políticas con nombres y apellidos. No se menciona que la Gendarmería, responsable de la muerte de Santiago Maldonado y Rafael Nahuel, fue la misma fuerza de seguridad que reprimía salvajemente luchas como las de Kraft y Lear. Se manifiesta contra la Ley Antiterrorista, una peligrosa política de criminalización de la protesta, pero se resiste a señalar la responsabilidad del gobierno anterior en esta ley votada a pedido del ex presidente norteamericano Barak Obama.

Pero las críticas a Manzur, a quien se lo nombra al pasar, no impiden que organizaciones como La Cámpora, Unidad Ciudadana, y varias otras corrientes políticas que firman el documento luego vayan a la rastra de PJ. Quienes hoy critican al gobierno provincial por la designación de Maggio o por el aval al gatillo fácil en el caso de Facundo, son los que mañana (2019) militarán —como acoples, como listas internas o directamente como parte— para que sigan gobernando los “traidores”.

Nos movilizamos también por la separación de la Iglesia y el Estado

Este 24 de marzo también viene atravesado por la enorme movilización del movimiento de mujeres el pasado 8 de marzo. Entre las demandas principales, las más aplaudidas en las convocatorias, estuvieron la legalización del aborto, negada por todos los gobiernos, y la separación de la Iglesia del Estado.

La Iglesia Católica tuvo un rol importante en los años del genocidio, legitimando los crímenes de lesa humanidad e incluso participando con curas y capellanes.

Hoy es la misma institución, al mando de Bergoglio en el Vaticano, que se opone al derecho al aborto, legal seguro y gratuito. Además de mantener la injerencia clerical en las políticas del Estado, todos los gobiernos han sostenido los decretos de la dictadura que permiten el financiamiento estatal de la Iglesia Católica.

El peronismo viene tejiendo su alianza con el pontífice al igual que algunos movimientos sociales y barriales. Nosotros te proponemos marchar de forma independiente porque ellos, al igual que el macrismo, también mantienen intacta la injerencia de la iglesia en el Estado y las leyes de la dictadura que la sostienen.

Defendamos la independencia política del gobierno nacional y los gobiernos provinciales

Por la memoria de los 30 mil desaparecidos, ningún genocida en libertad. Contra la impunidad de ayer y de hoy. Por Santiago Maldonado y Rafael Nahuel. Contra el ajuste y la represión del gobierno nacional y los gobiernos provinciales. En apoyo a todas las luchas obreras y populares. Por la anulación de las leyes de la dictadura que financian a la Iglesia.

Te invitamos a movilizarte este 24 de marzo con el PTS en el Frente de Izquierda, en la convocatoria de las organizaciones que marcharán en forma independiente del gobierno nacional y provincial, a las 17 hs desde la Plaza Urquiza hasta la Plaza Independencia.







Temas relacionados

24 de Marzo   /    Iglesia y dictadura   /    Dictadura cívico-militar-eclesiástica   /    Juicios por la dictadura   /    Libertades Democráticas   /    Tucumán   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO