Juventud

21F: una juventud que pelea con los trabajadores para derrotar el ajuste de Macri

Una crónica sobre la marcha y el rol de la juventud. La columna independiente del Encuentro de Trabajadores en Lucha y el reclamo de un plan de lucha a la burocracia sindical

Jueves 22 de febrero | Edición del día

Desde varias horas antes del acto, la marcha del 21F llevó al centro porteño y a las estaciones de los principales transportes públicos a miles de jóvenes, estudiantes y trabajadores, que se acercaron con la motivación de expresar su bronca acumulada contra el gobierno macrista.

Es que el año pasado no pasó así, sin más. La desaparición de Santiago Maldonado, el asesinato de Rafael Nahuel y la pelea contra la reforma previsional, que incluyó una fuerte represión, que a su vez tuvo como respuesta la resistencia de amplios sectores, empezó a plantar una idea en la cabeza de miles: Cambiemos es un gobierno de ricos para ricos, pero hay fuerzas para enfrentarlo.

Así es que, cerca de las dos de la tarde, por la 9 de julio no se podía caminar. Por las calles paralelas se veía a muchos jóvenes trabajadores, que llegaban en subte, en tren o en colectivo, con sus bombos, con sus pancartas, o con nada en las manos pero muchas ganas de frenar el plan de ajuste. Una jubilada se acercó con un cartel en repudio al robo a los jubilados.

A la altura de Avenida Independencia, se ubicó la columna independiente y diferenciada de Moyano y los sectores convocantes, votada el sábado en el hospital Posadas, en el Encuentro de Trabajadores en Lucha. Ahí estuvieron todos los sectores que están peleando contra los despidos, el sindicalismo combativo y los partidos de izquierda, con una exigencia muy marcada de un plan de lucha.

La juventud del PTS, con su red de agrupaciones, puso su impronta. Un muñeco con distintas caras, que mostraba de un lado a Vidal con una tijera (para los recortes), del otro lado al policía Chocobar, asesino de jóvenes defendido por el gobierno, o la imagen de Macri riendo junto a las palabras “despidos” y “ajuste”, protagonizaba la columna. Además llevaron una batucada y arengaban desde temprano la consigna de "paro general".

El Centro de Estudiantes de Filosofía y Letras (CEFyL), conducido por En Clave Roja (Juventud del PTS + independientes) también estuvo de manera independiente, a diferencia de otros centros y federaciones, incluso los conducidos por otras organizaciones de la izquierda. La FUBA, dirigida por el Partido Obrero y por los kirchneristas de La Mella/Patria Grande, fue con dos banderas a la marcha. Mientras los primeros fueron con la columna independiente, los segundos fueron detrás de Moyano y el Kirchnerismo. Como si fuera lo mismo ir detrás de la burocracia sindical o junto con los trabajadores combativos que participaron del encuentro del Hospital Posadas. El Partido Obrero y La Mella mantienen un acuerdo por fuera de todo tipo de independencia politica y de perspectiva de como enfrentar al macrismo.

Desde el escenario se repitió varias veces “unidad de los trabajadores”, una consigna que fue fundamental en las jornadas del 14 y 18 de diciembre. Pero la unidad para golpear con un solo puño ya estaba planteada, lo que faltaba era la intención de la dirigencia de dar ese golpe. Por eso la respuesta desde abajo, que empezó en la columna independiente y antiburocrática y se extendió a varios sectores, fue al grito de “¡Paro, paro, paro, paro general!”. Incluso en los grandes medios de comunicación se planteaba la posibilidad de un anuncio de paro, pero nunca llegó.

Después de la jornada de ayer, la necesidad de una huelga y un plan de lucha, quedó planteada para todos esos jóvenes que se movilizaron y para los que no pudieron hacerlo por tener que ir al trabajo, pero que también están pensando cómo sigue esta pelea. Moyano y el resto de la burocracia sindical no van a impulsarlo. Ellos están preocupados por mantener sus privilegios.

Para los estudiantes, plantearse una alianza con los trabajadores es la única forma de fortalecer cada lucha. Inundar las calles con esa alianza es el único camino para hacer la diferencia y lograr canalizar toda esa bronca contenida, que ayer se expresó en la calle, en una pelea frontal contra los planes de ajuste del gobierno de cambiemos. Los estudiantes terciarios se preparan para enfrentar el cierre de Larreta, y junto con secundarios y universitarios ser parte del apoyo a la paritaria docente, como ya vienen haciendo con las luchas contra los despidos, como el Hospital Posadas. Cada conflicto se puede convertir en una lucha popular.







Temas relacionados

#EncuentroTrabajadoresEnLucha   /    21F   /    Hugo Moyano   /    Juventud del PTS   /    Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO