Mundo Obrero Estado Español

DIA INTERNACIONAL DE LA CLASE TRABAJADORA

1º de Mayo: decenas de miles marchan junto al sindicalismo combativo en todo el Estado español

Este 1º de mayo, día internacional de la clase trabajadora, decenas de miles de personas se manifestaron en las marchas convocadas por el sindicalismo combativo en todo el Estado. La participación en la próxima manifestación estatal a Madrid de las Marchas de la Dignidad, el próximo 27 de mayo, entre las principales reivindicaciones. Gran presentación pública de la Corriente Revolucionaria de Trabajadores y Trabajadoras (CRT).

Miércoles 3 de mayo | Edición del día

En Madrid, unas 5000 personas participaron de la convocatoria de las organizaciones del sindicalismo combativo a un 1º de Mayo Unitario, a pesar del puente más largo del año. La manifestación de la izquierda sindical recorrió las calles de Madrid desde la Plaza de Legazpi hasta Atocha, culminando en la Plaza del museo Reina Sofía.

Con los lemas “Contra el pacto social y las dos reformas laborales” y “Por unas pensiones dignas”, la manifestación fue convocada por el bloque sindical de CGT, Co.Bas, AST, CSC, Solidaridad Obrera, Plataforma Sindical y SAS, con la adhesión de diversos colectivos, plataformas y organizaciones políticas, entre ellas la Corriente Revolucionaria de Trabajadores y Trabajadoras (CRT), que junto a la agrupación de mujeres Pan y Rosas, Izar y la iniciativa No Hay Tiempo Que Perder hizo su primera aparición pública en una manifestación tras su cambio de nombre.

En el mismo momento también miles de personas se manifestaron en la marcha convocada por Comisiones Obreras (CCOO) y la Unión General de Trabajadores (UGT) desde la Plaza de Cánovas del Castillo hasta la Puerta de Sol. La marcha de los llamados “sindicatos mayoritarios”, fue secundada por Podemos, Izquierda Unida y otras organizaciones, e incluso contó con la participación de delegaciones de Ciudadanos y el PSOE.

En el acto final de la marcha tomaron la palabra los secretarios generales de UGT y Comisiones Obreras, Josep María Álvarez e Ignacio Fernández Toxo, para pedir “la derogación de la reforma laboral”, pero al mismo tiempo exigir a la CEOE un nuevo “pacto salarial”. Aunque el lema de la manifestación de este año ha sido "No hay excusas, a la calle", la realidad es que la burocracia sindical de CCOO y UGT hace años que viene encontrando miles de excusas para evitar que la clase trabajadora salga a la lucha. En esa línea es que, en el discurso final, Fernández Toxo coqueteo con la moción de censura de Podemos al gobierno de Rajoy, una acción mediática que sólo busca generar ilusiones en los mecanismos de esta democracia para ricos y no en la lucha de clases.

Por el contrario, la manifestación del sindicalismo combativo culminó con un concurrido acto en el que tomaron la palabra representantes de las distintas organizaciones sindicales. El llamado a participar en las Marchas de la Dignidad el próximo 27 de mayo en Madrid tuvo un especial protagonismo, junto con la reivindicación de los lemas fundamentales de estas marchas: la defensa de pensiones públicas dignas y a cargo de los Presupuestos, la lucha por el empleo estable, contra la precariedad laboral y las reformas laborales, la reivindicación del no pago de la deuda de los banqueros, los especuladores y los corruptos, la lucha contra las imposiciones de la UE y el FMI, la exigencia de la libertad de Alfon, Andrés Bódalo y todos los detenidos por luchar, así como la lucha contra la violencia machista y por la igualdad de género.

Hacer del 27 de mayo un espacio de confluencia de todas las luchas de la clase trabajadora, las mujeres y la juventud fue el llamado de este 1 de mayo combativo en Madrid. Al finalizar, se desarrolló un concierto con Porretas, Matando Gratix y Penadas por la Ley, organizado por la CGT.

En Barcelona, diversas manifestaciones arrancaron desde la mañana. Primero con la convocada por CCOO y UGT, a la que concurrieron unas 8.000 personas, en la misma línea que la manifestación convocada en Madrid y otras ciudades del Estado.

Por la tarde, se manifestó desde de la Rambla un bloque alternativo a la concentración llamada por CCOO y UGT, aunque lamentablemente, este año tampoco la izquierda sindical y alternativa ha convocado un bloque unitario. Por lo que por la mañana unas 800 personas se concentraron convocadas CGT, y al mismo tiempo que se realizaba la manifestación del sindicalismo alternativo por la tarde la CNT hacía su tradicional acto y la COS una manifestación paralela.

El bloque alternativo convocó a varios miles de personas. Participaron organizaciones sindicales y políticas de izquierda, colectivos sociales que integran las Marchas por la Dignidad, como Co.Bas y Corriente Roja, IAC, la “Marea contra el paro y la precariedad” y nutridos cortejos de trabajadores y trabajadoras como los estibadores, los trabajadores “manteros” y Las Kellys, además de un importante bloque de refugiados e inmigrantes y el sindicato Sindillar.

Con el lema “Sus ganancias valen más que nuestras vidas”, uno de los cortejos más visibles ha sido el de Pan y Rosas, la Corriente Revolucionaria de Trabajadores y Trabajadoras (CRT) y la agrupación estudiantil No Pasarán, que marchó con un nutrido cortejo acompañando a Las Kellys, junto a jóvenes de secundaria, trabajadoras inmigrantes y empleadas domésticas, estudiantes y trabajadores y trabajadoras de Movistar, Telepizza; con quienes hemos confraternizado en una comida en el local “La Flama del 36” del barrio de Nou Barris con todos ellos.

El acto cerró con la intervención de varios colectivos y trabajadoras y trabajadores, destacando la de Las Kellys denunciando la precariedad laboral en los hoteles y exigiendo la prohibición de las externalizaciones.

Marta Clar, militante de la CRT y de Pan y Rosas, intervino en el cierre del acto diciendo "Exigimos que la precariedad laboral sea considerada como una violencia machista. ¡Viva la lucha de las mujeres! ¡Viva la lucha de la clase obrera!”

En Zaragoza, miles de personas también han celebrado en el 1º de mayo. Un año más se convocaron diversas manifestaciones en el centro de la ciudad: CCOO y UGT, la mayoría de la izquierda sindical convocada por CGT, OSTA e Intersindical de Aragón y la convocada por la CNT.

La movilización de CCOO y UGT, al igual que en el resto del Estado, estaba convocada bajo el lema “No hay excusas: empleo estable, salarios justos, pensiones dignas y más protección social”. La manifestación marchó a las 11.30 desde la plaza de San Miguel y concluyó en la plaza de Aragón.

La manifestación convocada por CGT, OSTA e Intersindical de Aragón, que a las 12.00 horas partió de la Plaza Salamero de la capital aragonesa, contó con una gran multitud de trabajadores y trabajadoras. Con los lemas “nada cambiará sin lucha obrera” y “derogación de las reformas laborales ya”, recorrió la Avenida de César Augusto y el Paseo de Echegaray y Caballero, lugar donde realizó un acto en defensa de la gestión pública del agua, hasta llegar a su destino final en la Plaza de La Seo.

La campaña #ValemosMasQueEsto tuvo una destacada participación junto con la CRT de Zaragoza. Con un nutrido y animado cortejo se congregó a decenas de trabajadores y trabajadoras de distintos sectores, mujeres y jóvenes.

La convocatoria contó con la participación de otros sindicatos como CATA, CUT, ISTA, SASA y SOA. Al finalizar la jornada los convocantes dieron lectura al manifiesto unitario, donde se destacó los ataques que está sufriendo la clase trabajadora dirigidos tanto a su situación económica como de libertad sindical, así como la necesidad de la unidad de acción. La jornada reivindicativa continuó en la comida popular preparada por la CGT en el parque Bruil.

También en Burgos, CCOO y UGT convocaron una manifestación, en la cual se organizó un bloque crítico del que participaron No Hay Tiempo Que Perder, IZAR, la Asamblea Feminista, la CRT, Pan y Rosas e independientes, reivindicando la necesidad de retomar un 1º de mayo combativo, que vuelva a ser un instrumento de demostración de la fuerza y la organización de la clase trabajadora y nos lleve a una huelga general que se revela fundamental para revertir la ofensiva del capitalismo.

Desde el bloque crítico, se denunció que “los capitalistas quieren hacernos pagar su crisis a la clase trabajadora y doblemente a las mujeres, debido a la criminal alianza entre el patriarcado y el capital que quiere golpearnos y someternos como trabajadoras y como mujeres”, así como a “la burocracia sindical que actúa como aliada de la burguesía frenando la organización de la clase trabajadora sin convocar una huelga general desde 2012”.

En Vigo, hubo cuatro convocatorias distintas, que en total congregaron alrededor de los 10.000 participantes. Las más numerosas de estas fueron las convocadas por la CIG (Confederación sindical galega), de tendencia nacionalista, así como la de CCOO y UGT.

La manifestación del sindicalismo combativo, convocada por CGT, CUT y el Sindicato Ferroviario, entre otros, del que participaron militantes de la CRT y Pan y Rosas, terminó con un acto de apoyo a la acampada contra la pobreza frente al Ayuntamiento en el cual resonaron cánticos y consignas, destacándose el de “Pan, traballo, teito e igualdade”, el lema de las Marchas de la Dignidad, que este 27 de mayo confluyen nuevamente en Madrid, como se hizo hace tres años en aquella histórica jornada del 22M de 2014.

Del mismo modo, en las principales ciudades del Estado tuvieron lugar diversas manifestaciones, en las que la división entre las convocadas por las burocracias sindicales de CCOO y UGT, y aquellas convocadas por el sindicalismo combativo, pusieron de manifiesto la división entre los sectores sindicales que siguen promoviendo la paz social y los pactos con los gobiernos y los capitalistas, y los sectores que se proponen retomar la senda la de la lucha de clases.

Frente al rol conciliador de las burocracias sindicales, que siguen siendo un factor de contención para que la clase trabajadora salga a la lucha, como planteaba la declaración de la CRT para este 1º de mayo: "es necesario que la izquierda social y sindical, junto a las organizaciones que son parte de la izquierda anticapitalista, avancemos en retomar la calle y las demandas abandonadas desde 2014, fortaleciendo aquellos espacios unitarios de lucha, como las Marchas de la Dignidad, pero sin perder de vista que es clave disputar a las direcciones sindicales mayoritarias el rol que vienen jugando de ’bomberos sociales’, denunciándolo y exigiéndoles públicamente un plan de lucha con asambleas, manifestaciones y actos que preparen una gran huelga general por todas nuestras reivindicaciones."






Temas relacionados

CGT Estado español   /    Vigo   /    Burgos   /    Estado español   /    Mundo Obrero Estado Español   /    Sindicalismo combativo   /    Zaragoza   /    1º de Mayo   /    Sindicalismo de izquierda   /    Marchas de la Dignidad   /    CCOO   /    UGT   /    Barcelona   /    Madrid   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO