Mundo Obrero

BAHÍA BLANCA

1ero de Mayo en el acampe de los trabajadores aceiteros

Mas de 500 personas, convocadas por el Sindicato Aceitero y diversas organizaciones sindicales y políticas, se hicieron presentes en el acampe que los trabajadores de Cargill mantienen hace 10 días contra los despidos.

Martes 1ro de mayo | Edición del día

[Fotos: Elena Bonora, FM de la Calle, Cristian Montaño]

Este 1º de Mayo, día internacional de los trabajadores, en Bahía Blanca llegó cruzado por la dura lucha que los trabajadores de la multinacional cerealera Cargill están librando contra la patronal.

Con el objetivo de avanzar en barrer conquistas del Convenio Colectivo de la rama aceitera, y atacar a un sindicato que en los últimos años se caracterizó por romper el techo salarial impuesto por las patronales y el gobierno, la empresa despidió a 45 trabajadores entre las plantas de Rosario e Ingeniero White (Bahía Blanca).

De esta manera, para fortalecer la lucha que los trabajadores vienen librando por la defensa de los puestos de trabajo con movilizaciones, paros y en los últimos días un acampe (en respuesta al Lock Out extorsivo dictado por la patronal el 19/04), diversas organizaciones sindicales, estudiantiles y políticas se sumaron a la propuesta del sindicato aceitero de realizar la jornada de lucha por el 1º de Mayo en el acampe frente al acceso a puertos.

Así, desde la mañana, columnas de trabajadoras y trabajadores de la educación nucleados en el SUTEBA, de los cadetes de ASTRAMyC, de trabajadores de la construcción de SITRAIC, de los músicos de la UMSur, de estudiantes de los centros del Instituto Avanza, el Conservatorio de Musica y de Humanidades, de organizaciones de izquierda como el Partido de los Trabajadores Socialistas, el Partido Obrero, MST, PCR, CCC, Watu, Pueblo en Lucha, entre otras organizaciones, se iban sumando al acto con gran presencia de trabajadores aceiteros acompañados de sus familias.

Abrió el acto Cesar Riobó, delegado de Cargill, quien comentó cómo se venían organizando desde hace meses, para remarcar, luego, la importancia de un acto de estas características y de la necesidad de avanzar en generar sensibilidad de clase. Llamó a profundizar la unidad entre los sectores de trabajadores en lucha.

Enrique Gandolfo, de la CTA, hizo un raconto de la historia de la lucha obrera en el puerto de Bahía Blanca, y de lo significativo que resulta hacer un acto del 1º en la concentración portuaria de Ingeniero White con su tradición de lucha. "La historia de lucha de los trabajadores no es de ahora, es una lucha centenaria. No empieza hoy ni terminará mañana", reflexionó. También planteó que "con tarifazos, con aumentos de los precios, nos quieren imponer un %15 de techo en las paritarias. Esta ofensiva del capital no es solo en Argentina", haciendo un llamado a la unidad de los trabjadores para pelear por "nuestros valores, que son la cooperación, la solidaridad, la justicia social".

El acto contó con la presencia de Andrés Blanco, obrero de Zanon, Secretario Adjunto del Sindicato Ceramista de Neuquén y militante del PTS, quien viajó especialmente a traer la solidaridad de los ceramistas con la lucha de los aceiteros. Abrió su intervención planteando que "los trabajadores y trabajadoras no tenemos fronteras en el mundo. Las fronteras nos las imponen para debilitarnos", refiriendose al carácter internacional de la lucha de la clase trabajadora. En ese sentido, llamó a reivindicar la lucha de la clase obrera en Siria, Francia, Brasil, entre otros.

A su vez, planteó que "Como trabajadores, tenemos que apostar a la mas amplia unidad de nuestras filas, pero no hay que ser ingenuos, ya que si Macri y los gobernadores avanzan es porque alguien los está dejando. Acá hay responsables. Por un lado, las burocracias sindicales, y por otro, quienes votan las leyes del macrismo. Por eso, la lucha está en las calles, pero también necesitamos construir una salida política propia de las trabajadoras y trabajadores, porque si no, nos terminan imponiendo reglas contrarias a nuestras necesidades. A lo largo de la historia los trabajadores dejamos la vida, siempre ponemos los mártires, pero despues la política la hacen otros. El desafío es organizarnos, coordinar, como hicimos en su momento con la Coordinadora del Alto Valle junto a trabajadoras de la educación, estatales, etc. En este escenario que se abre, debemos reivindicar la unidad obrero estudiantil, algo que marcó la historia y conmovió al mundo muchas veces, al igual que la lucha de las mujeres ligando sus demandas a la lucha de los trabajadores". Por último, finalizó señalando que "los trabajadores no tenemos nada que perder salvo nuestras cadenas".

También dijeron presente trabajadoras del frigorífico recuperado INCOB, quienes expresaron que la solidaridad que recibieron de parte de la comunidad a la hora de recuperar y poner a producir la planta marcaba el camino de unidad de los trabajadores por abajo para enfrentar el ajuste.

Daniela Rodriguez, referente del Partido de los Trabajadores Socialistas y la agrupación de mujeres Pan y Rosas, señaló que "en este momento de lucha internacional irrumpe el movimiento de mujeres como fenómeno, que desde Argentina con el Ni una Menos se expandió internacionalmente". Reivindicó también la lucha de las mujeres trans, sus mártires y su pelea por demandas como el cupo laboral. "Es el movimiento de mujeres el que le impuso al gobierno y a la oposición la agenda sobre el derecho al aborto legal, seguro y gratuito", marcó, cerrando con un llamado a profundizar esta pelea en las calles.

Luego de saludos, adhesiones y discursos de organizaciones como ASTRAMyC, ADUNS, CCC, Partido Obrero, MST, finalizó el acto Diego Marquez, Secretario Adjunto del Sindicato Aceitero de Bahía Blanca, con un emotivo discurso junto a todos los oradores anteriores, donde llamó a unificar las peleas y extender la solidaridad y coordinación para torcerle el brazo a la multinacional que parece estar decidida a avanzar sobre las condiciones de trabajo de los obreros aceiteros. Al finalizar el acto, se realizó un festival artístico y una choriceada.

La necesidad de unir por abajo lo que la burocracia divide por arriba, para terminar con los despidos, los tarifazos, el ajuste, frenar la reforma laboral y conquistar las demandas del movimiento de mujeres, fue recurrente en las intervenciones y se expresó en la amplitud del acto. Es una muestra de que fuerzas para enfrentar en mejores condiciones los planes antiobreros del gobierno y las patronales, hay. De lo que se trata es de coordinar y poner en pie un verdadero plan de lucha para que la crisis no la paguemos los trabajadores.







Temas relacionados

Aceiteros   /    1º de Mayo   /    Cargill   /    Provincia de Buenos Aires   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO