Cultura

HISTORIA

12 de junio: el Chaco Boreal es una fosa de agua podrida

El Chaco Boreal es una fosa de agua podrida...

Santiago Trinchero

@trincherotw

Martes 12 de junio | 12:59

...en la que se vienen muriendo, de sed, de vinchuca y de hambre medio millón de soldados paraguayos y bolivianos. Hace menos de tres años que la Standard Oil, abuela de la actual Chevron, tuvo la leve sospecha de que al este de sus explotaciones bolivianas dormían riquezas petroleras bajo las raíces de los espinales y quebrachos. Pero cuando quiso estirar sus uñas hasta el Paraguay se topó con las de la Shell, que ya escarbaban en la tierra reseca. Decidieron resolverlo con una guerra que pelearon otros. Los primeros tiros sonaron en Masamaclay, que en idioma de los tapieté quiere decir "lugar donde dos hermanos se pelearon".

Desarrollo desigual y combinado. De las modernas técnicas de la guerra llegaron apenas la trinchera y algunos camiones, que reventaron a los pocos meses de rodar en una tierra sin caminos. En la estación seca la tierra era tan dura y los brazos estaban tan cansados que los pozos para los muertos no pasaban del metro de hondo. Cuando venían las lluvias, la tierra se volvía un fango chicloso y las pies descalzos se lastimaban pisando las costillas podridas de los enterrados que volvían y envenenaban el agua.

Pero cuando la buscaban en los pozos no tenían mejor suerte: si no era la salobridad, las vetas subterráneas estaban contaminadas con tanino por la explotación del quebracho colorado y el agua tenía gusto a cuero y a metal. La tomaban igual, locos de sed, y al rato se morían. Cuando del otro lado de la trinchera veían que se cavaba un pozo, los soldados corrían a las líneas enemigas a bayoneta calada y se destripaban. Los otros morían defendiendo el agujero, como si tuviera agua.

Un día como hoy de 1935, la Standard Oil y la Shell decidieron que al final no había tanto petróleo en el Chaco Paraguayo, que ya fue, que quedatelo vos, no, no ya fue, quedatelo vos. Arrancó una conferencia de paz en Buenos Aires que decía básicamente que las cosas seguían igual, pero con 90 mil personas menos. Al tipo que se le ocurrió le dieron un Nobel de la Paz.

Hace 13 años, con el barril de crudo en precio récord, ese poquito de petróleo se volvió importante. Recién entonces se cavaron los primeros pozos que provocaron la Guerra del Chaco. El gobierno de Paraguay le dió la concesión de explotación a una empresa inglesa, por la costumbre.







Temas relacionados

Chaco   /    Paraguay   /    Historia   /    Cultura

Comentarios

DEJAR COMENTARIO