CULTURA

113 años de Pablo Neruda

Se cumplen 113 años del nacimiento de uno de los poetas más importantes del siglo XX.

Miércoles 12 de julio | 23:07

Ricardo Eliécer Neftali Reyes Basoalto, mejor conocido como Pablo Neruda, nació en Chile el 12 de julio de 1904. Considerado uno de los poetas más importantes del siglo XX, ganador del premio Nobel de Literatura en 1971, fue también un personaje activo políticamente en su país, en donde fue senador, precandidato a la presidencia y embajador en Francia; fue miembro del Partido Comunista Chileno, en donde compartió filas con poetas como Pablo de Rohka y Vicente Huidobro.

Gracias a la influencia de Gabriela Mistral, Neruda conoció grandes nombres de la literatura universal, particularmente de la de Tolstoi, Dostoievski y Chéjov. Así, su carrera como escritor iniciada en 1917 con la publicación de su primer artículo en un diario local de Temuco, continuaría nutrido de las plumas más importantes de la época. Crepusculario, publicado en 1923 fue el preámbulo de su Veinte poemas de amor y una canción desesperada, publicado en 1924. Con la publicación en 1926 de El habitante y su esperanza, Anillos y Tentativa de hombre infinito, Neruda consolidó su estilo.

Hacia 1927 Neruda comenzó su carrera política en donde realizó tareas diplomáticas en Birmania, Sri Lanka, Singapur, Buenos Aires, Barcelona y Madrid, viajes en donde tuvo contacto con escritores como Federico García Lorca, Rafael Alberti y otros destacados integrantes de la generación del 27, gracias a que Manuel Altoaguirre lo nombró director de la revista Caballo verde para la poesía, en 1935, mismo año de publicación de Residencia en la Tierra.

Como parte de las Brigadas Internacionales que fueron enviadas a participar en la Guerra Civil Española por el Comintern a favor de la Segunda República cuya derrota derivaría en el alzamiento de Francisco Franco, Neruda coincidiría con Octavio Paz y Elena Garro. Un año después del estallido de la Guerra, Neruda publicaría España en el corazón, en 1937; desde entonces su poesía manifestaría una preocupación por cuestiones vinculadas a su actividad política.

Así, en 1941, su afinidad al Partido Comunista (en el que no militaría formalmente sino hasta 1945) se expresaría en el engaño del que se valió Neruda para otorgar una visa al muralista David Alfaro Siqueiros, sentenciado por el atentado contra la vida del revolucionario ruso León Trotsky en 1940. Siqueiros, al frente de un comando armado había acribillado la casa que refugiaba en México a Trotsky , a su esposa y a su nieto de la persecución ordenada por Stalin a nivel internacional contra el fundador del Ejército Rojo. Con la burda excusa de que Siqueiros debía realizar un mural en una escuela en la ciudad de Chillan, la autorización, supuestamente dada por Manuel Ávila Camacho, se desmintió por la cancillería, sin embargo Siqueiros eludió la cárcel y permaneció en Chile.

Siguió ocupando cargos diplomáticos hasta que en 1943 fue designado cónsul general de Chile en México. En este mismo año fallecería su hija Malva Marina, en Holanda, a la edad de 8 años (algunos críticos registran 1942 como el año de la muerte de Malva). Durante su estancia en México reescribió su Canto General de Chile, compilación de unos 250 poemas que fue publicado en 1950. En este libro, ilustrado por los muralistas David Alfaro Siqueiros y Diego Rivera, Neruda plasmó la persecución que sufrió bajo el régimen de Gabriel González Videla, quien se alzara en 1946 con la presidencia de la mano de la Alianza Democrática. Apenas un año después de haber ganado el Premio Naciona de Literatura de 1945 y de ser electo senador de Tarapacá y Antofagasta.

En 1948, tras la aprobación de la Ley de Defensa Permanente de la Democracia (que proscribió la actividad del Partido Comunista en Chile y dio pauta para la persecución desatada en contra de la oposición), Neruda comenzaría a publicar artículos contra el régimen de Videla en periódicos extranjeros, debido a la censura que la prensa enfrentaba en Chile. Su Carta íntima para millones de hombres, publicada en Caracas, Venezuela, le valió enfrentar un proceso de desafuero acusado de calumnias e injurias en contra del Presidente. Este proceso sería la antesala a la persecución y exilio del poeta.

Durante su exilio formó parte del Movimiento Mundial de Partidarios de la Paz y recorrió países como la India, Italia, Francia, Guatemala, viajes tras los cuales pudo regresar a Chile, en 1952, mismo año en que publicó Los versos del capitán. En 1954 publicó Las uvas y el viento, en donde el poeta dedicó una elegía a Stalin (muerto en 1953), en pleno apogeo del programa nuclear de la Unión Soviética y su intento de ingresar a la OTAN con una propuesta de "sistema general europeo de seguridad" que abría la participación de Estados Unidos. Mientras Neruda dedicaba versos enardecidos a la figura del sepulturero de la Revolución de Octubre, la revuelta del gulag de Kengir era brutalmente sometida.

A su vuelta a Chile, Neruda fue homenajeado e impulsó el Congreso Continental de Cultura, en donde se dieron cita personajes como Jorge Amado y Nicolás Guillén. En 1965 viajó una vez más a Europa, en donde fue nombrado doctor honoris causa en la Universidad de Oxford. En 1970, de vuelta una vez más a su país natal, fue elegido como candidato a la presidencia, cargo al que renunció a favor de Salvador Allende.

Neruda moriría pocos días después del golpe de Estado asestado al gobierno de Salvador Allende en septiembre de 1973.






Temas relacionados

muralismo   /   Frida Kahlo   /   Frida, una misma herida

Comentarios

DEJAR COMENTARIO