Cultura

DANZA

100 años de la publicación del Manifiesto de la Danza Futurista

El 8 de julio de 1917 se publica el texto que intentaba sentar el ejercicio de una danza futurista, por Fillipo Marinetti.

Sábado 8 de julio | 09:11

El movimiento futurista aparece por primera vez en 1909 con la publicación del Manifiesto Futurista en Italia, escrito por el escritor Fillippo Tommaso Marinetti. Corriente que se expande rápidamente en Europa, como también en Rusia con sus particularidades, agrupando a pintores, escritores, músicos y bailarines. Ese manifiesto contiene las principales ideas del futurismo, como la exaltación de las máquinas y de la velocidad, la unión de las artes.

El futurismo llamado así por su intención de romper con el arte del pasado, proclama precisamente el rechazo frontal al pasado y a la tradición, especialmente en Italia, donde la tradición artística se encontraba fuertemente arraigada. Pretenden crear un arte nuevo que responda a la mentalidad moderna, tomando como modelo las máquinas y sus características: la velocidad, la fuerza, la rapidez, la energía, y la deshumanización. Sostenían que debía abolirse en la literatura la fusión aparentemente indisoluble entre los conceptos de mujer y de belleza, difundiendo también una ética de raíz misógina. Sustituyen esas ideas por la de la belleza mecánica, y por la exaltación del amor hacia la máquina.

Con la Primera Guerra Mundial (1914), el futurismo entró en crisis. Por un sector del movimiento fueron bien recibidas las ideas nacionalistas, ya que confiaban en que la destrucción total permitiría construir desde cero una nueva cultura occidental y en la guerra como la “higiene del mundo”. Sin embargo, esta vanguardia que se expandió en otros países, si bien adherían artísticamente eran ideológicamente opuestos. Por ejemplo el futurismo ruso, estuvo muy ligado a la revolución, donde también se conjugaban elementos de la tradición popular y de ruptura con la tradición anterior.

Manifiesto de la danza futurista

En este contexto se publica el 8 de julio de 1917 el “Manifiesto de la danza futurista”. Proponiendo un cuerpo nuevo, de acuerdo con las concepciones futuristas, que buscaba la calidad mecánica del movimiento. La obra es el propio cuerpo en estado de arte, que se construye a partir del movimiento mecánico del cuerpo.

Los futuristas querían superar las posibilidades corporales y llegar a un cuerpo multiplicado. Imitar el gesto y movimiento de la máquina ya que; según sus concepciones, así el movimiento le quitaba al cuerpo la pasividad.

Este manifiesto, cita la geometría pura de la danza libre en Isadora Duncan, Loie Fuller, Nijinski, y resaltan la labor de Diaghilev que, en los llamados Ballet Rusos, modernizó los bailes folclóricos rusos.

Pretendían que el espectáculo involucre al público y lo provoque. La música era considerada como un complemento del pasado, en la danza futurista se debía utilizar ruido y onomatopeyas, como parte del nuevo lenguaje. Los movimientos deberían seguir el pulso de las máquinas.

La bailarina referente del futurismo fue Giannina Censi que creó la “danza aérea” en la cual imitaba el vuelo del avión con un vestuario simple: una malla y un gorro que escondía el pelo, recreando lo que sería similar a una pantomima. Buscaba resaltar el ideal de lo mecánico.

En el manifiesto también aparecen guionadas tres danzas que representan mecanismos de guerra: la danza de la aviadora (simulando con contorsiones el esfuerzo para hacer volar el avión), la danza de la ametralladora y la danza del mortero (como una granada saliendo del cañón).

Imagen. Giannina Censi

Link a textos del Manifiesto Futurista, contiene Manifiesto de la danza futurista.
https://monoskop.org/images/9/92/Ma...






Temas relacionados

vanguardias rusas   /    Danza contemporánea    /    Danza   /    Cultura

Comentarios

DEJAR COMENTARIO