Mundo Obrero

MUNDO OBRERO

10 claves para entender el paro general y la posición de la izquierda

La CGT ante el Gobierno de Macri, de la tregua a un paro dominguero. La posición de la izquierda, que exige el apoyo ya a las luchas en curso y que el paro sea activo, con movilización y como inicio de un plan de lucha.

Fernando Scolnik

@FernandoScolnik

Viernes 17 de marzo | Edición del día

1) 482 días de Gobierno de Mauricio Macri habrán pasado cuando el 6 de abril la CGT realice su primer paro general contra la política económica de Cambiemos. En este tiempo, más de 200.000 despidos, suspensiones, tarifazos, devaluación, transferencia de ingresos a favor de los grandes empresarios, veto a la “Ley Antidespidos”, represión a las luchas y entrega al capital extranjero pasaron sin que la cúpula de la CGT oponga resistencia alguna.

2) Carlos Acuña, uno de los miembros del triunvirato, lo “confesó” ayer al anunciar el paro y decir que "esta CGT tuvo la prudencia necesaria al tratar de ir conteniendo la paz social, más allá de los incumplimientos". La “prudencia” de estos dirigentes tiene su explicación. Por un lado, el macrismo compró la paz social de la CGT liberando $ 2700 millones para la caja de las obras sociales sindicales que manejan estos dirigentes. Por otro lado, los miembros del triunvirato viven de forma muy distinta a sus representados: por ejemplo, Carlos Acuña tiene ingresos mensuales por $ 245.000 y Héctor Daer por $ 259.000. A fin de mes llegan tranquilos, parece.

Te puede interesar: Daer, Schmid y Acuña: sus escandalosos sueldos

3) Pero la bronca se fue acumulando. 2017 empezó con luchas contra los cierres de empresas y despidos, como en AGR-Clarín, y con la importante lucha docente por el salario. Ayer, en su octavo día de paro, los docentes bonaerenses se movilizaron por decenas de miles hacia La Plata, contra la propuesta de llevar el salario inicial de los maestros a $ 10.050, mientras que los diputados nacionales pasarán a cobrar $ 150.000. También creció el repudio al Gobierno por el caso del Correo Argentino, en el cual Macri quiso hacerle un “regalo” millonario a su padre, con fondos del Estado.

Te puede interesar: Fotos y videos de la multitudinaria marcha docente en La Plata

4) A pesar de todo esto, la CGT quiso evitar el paro convocando a una masiva movilización que le dejara la puerta abierta a Macri para negociar. Pero le salió el tiro por la culata: colándose entre las divisiones de la propia burocracia, una multitud exigió en la marcha de la semana pasada la fecha concreta del paro general, y ante la negativa del triunvirato, el acto terminó con incidentes y una CGT en crisis.

5) En este marco, a la CGT no le quedó otra opción que llamar al paro para descomprimir la bronca. Como no quieren que la fuerza de los trabajadores se exprese en las calles, viniendo de la crisis de la marcha del 7 de marzo, el paro general será sin movilización. "Nos quedaremos en nuestras casas", señaló ayer Acuña. No suena muy combativo. Como se suele decir, buscan hacer un paro “dominguero”.

6) Desde su cuenta de Twitter, ayer Nicolás del Caño planteó que “desde las bases hay que imponer que el paro general sea inicio de un plan de lucha de toda la clase obrera contra el ajuste de Macri”, y que “el paro general tiene que ser con una movilización masiva a Plaza de Mayo que multiplique a los centenares de miles que ya salieron a las calles”. No alcanza con un paro dominguero y aislado, tiene que ser el comienzo de un plan de lucha, con continuidad hasta derrotar el plan de ajuste. Hay que aprovechar la convocatoria para pelear por un paro que se prepare con asambleas en cada lugar de trabajo, para votar esas medidas y el pliego que contenga todos los reclamos de la clase trabajadora. Para reforzar la organización y las luchas.

7) La crítica de la izquierda no es solo por la modalidad sino también por la fecha. El paro, para el cual faltan 20 días, es tardío para los que hoy están luchando. Particularmente, la lucha docente es una pelea testigo que busca romper el techo salarial con el que el Gobierno nacional y los gobiernos provinciales de todo el arco político quieren seguir castigando al salario. Si ganan los docentes, ganamos todos, y hay que apoyar su lucha hoy. Por su parte, los obreros de AGR-Clarín llevan dos meses de ocupación de la fábrica sin recibir apoyo concreto por parte de la CGT.

8) También hay discusiones sobre el programa de lucha. El triunvirato, al igual que para la marcha del 7 de marzo, convocó al paro mezclando los justos reclamos de los trabajadores con la “defensa de la industria nacional”, que es una forma de decir que la CGT asume la defensa de los intereses de los mismos empresarios que son responsables de miles de despidos, condiciones de flexibilización laboral o trabajo no registrado, y que en muchos casos piden una nueva devaluación que ataque otra vez el salario. Esos empresarios tienen intereses antagónicos a los de los trabajadores.

Te puede interesar: La CGT busca apoyo de los ajustadores para salir a las calles

9) El carácter “dominguero” del paro, así como este programa, busca confrontar poco con el macrismo a la vez que ser funcional a los intereses electorales del Frente Renovador (al cual pertenecen Daer y Acuña) y del PJ-FpV. Estos dos partidos le votaron a Macri todas las leyes de ajuste y entrega en el Congreso Nacional y aplican donde gobiernan el mismo ajuste que Cambiemos, como se ve en el duro ataque de Alicia Kirchner a los docentes de Santa Cruz, por ejemplo. El PJ-FpV, que durante los gobiernos de Cristina Kirchner rechazó todos los paros generales, ayer salió a apoyar la convocatoria para el 6 de abril por medio del presidente del partido, José Luis Gioja, y otros referentes. Oportunismo electoral.

Te puede interesar: Santa Cruz: en tierras K, un ajuste PRO

10) Contra el programa que plantea el triunvirato, la izquierda plantea que es necesario que el paro sea para exigir que se prohíban los despidos y se reincorpore a todos los trabajadores que han quedado en la calle. Que no le pongan techo al salario. Por el apoyo a la lucha docente y a todas las luchas. Por la defensa de las empresas recuperadas. Que se repartan las horas de trabajo sin reducción del salario, para terminar con el desempleo y la superexplotación. Que se terminen la tercerización y la precarización. Por vivienda, salud y educación pública y de calidad para todo el pueblo.








Temas relacionados

Carlos Acuña   /    Juan Carlos Schmid   /    Héctor Daer   /    CGT   /    Nicolás del Caño   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO